Arriba

Lewis (6 años) & Anabel

No puedes dejar que tu gato esterilizado este todo el día tumbado sin hacer nada.

A veces llego de haber tenido un día horrible en el trabajo y cuando llego a casa aquí está él como diciendo: "Bueno qué, ¿nos desestresamos juntos?"

Open Gallery
  • 1. ¿Cómo llegó a ti Lewis?

    Lo adopté un día de verano en una pequeña protectora de Barcelona. La verdad es que me cautivó desde el momento en que lo vi, porque era el único que tenía una manchita negra en la nariz, que sigue teniendo, y tenía unos ojos como muy egipcios que decían muchas cosas. Se vino conmigo a casa y ya llevamos 6 años juntos.

  • 2. ¿Cómo era su personalidad cuando lo adoptaste?

    Tenía una mirada muy interesante. Muy listo, tranquilo y podría decirse que sentimental. Sí, es un gato muy sentimental. Desde pequeño ha sido muy educado y obediente, no araña las cosas. Si le digo que se siente, ¡se sienta!

  • 3. ¿A qué edad lo esterilizaste?

    Lo esterilizamos con 5 meses.

  • 4. ¿Por qué te decidiste a dar el paso?

    Decidimos esterilizarlo porque nos lo recomendaron. Y porque ya habíamos tenido otro gato esterilizado y todo fue muy bien. Y básicamente porque ellos se estresan mucho, maúllan, marcan... Para la convivencia es mucho mejor, tanto para ellos como para nosotros. Si el gato no va a salir de casa es lo mejor. Nunca hemos tenido dudas sobre ello.

  • 5. ¿Cómo vivisteis la intervención y los días posteriores?

    La intervención fue muy bien. Al día siguiente necesitó muchos más mimos de lo normal, pero se recuperó súper pronto, muy fácil.

  • 6. ¿Observaste algún cambio en la conducta de Lewis tras de la esterilización?

    Era muy chiquitito y la verdad es que no notamos un gran cambio en su forma de ser, Lewis siempre ha sido un gato muy tranquilo, mimoso y un gran inspector. Quizás después de la esterilización se volvió un poco más "pachón".

  • 7. Los gatos tienden a ganar peso tras la esterilización, ¿crees que fue el caso de Lewis?

    Cuando lo operamos Lewis engordó un poquito, sí que es cierto. Pero en seguida nos dimos cuenta y nos pusimos en marcha con el tema de controlarle la alimentación, y jugar más con él, estar más pendientes de que su ritmo fuera un poco más activo.

  • 8. Tras la intervención ¿decidiste darle una alimentación especial para gatos esterilizados?

    Sí, cambiamos a una alimentación especial para gatos esterilizados ya que sabíamos que los gatos esterilizados necesitan un mayor control de la alimentación para controlar su peso.

  • 9. ¿Cómo reaccionó cuando le cambiaste el alimento? ¿Le gustó?

    Reaccionó muy bien, no notamos ninguna diferencia.

  • 10. ¿Cuál es su sabor preferido?

    El sabor que más le gusta es el pollo. Fuimos probando y, como a ti o a mí, ellos también tienen sus preferencias. El de pollo se lo acaba en seguida.

  • 11. ¿Controlas la cantidad de comida que le das? ¿Cómo?

    Sí, al principio la pesaba para darle la cantidad recomendada según su peso, pero después de tantos años he aprendido a calcularlo con un puñito. Le damos un poquito por la mañana y otro por la noche.

  • 12. ¿Qué cambios has notado en Lewis tras darle un alimento específico para gato esterilizado?

    Su peso está mucho mejor regulado, lo veo más en forma, más gato.

  • 13. ¿Cómo consigues mantenerlo activo?

    Lewis es un poco perezoso a la hora de jugar, lo que más le gusta son los mimos y los abrazos. Pero si tú lo buscas y lo provocas un poco, reacciona y podemos estar jugando mucho, mucho rato. Para nosotros es muy importante que esté en forma y por eso lo motivamos a estar activo, un gato todo el día tumbado es un gato triste.

  • 14. ¿A qué jugáis? ¿Tiene juegos favoritos?

    Su juguete favorito es un mono de peluche “horrible” que nos regalaron en un restaurante (risas). Le hemos comprado los juguetes más caros, pero parece que él prefiere entretenerse con su peluche o con cualquier hilo o pluma que encuentra por ahí. ¡Así son los gatos!

  • 15. ¿Cuánto tiempo dedicas a jugar con él?

    Juego con él cada día y noto que él me lo agradece. Así se mueve más, hace más cosas y lo veo más radiante y feliz. Hay que reactivarlo todo el tiempo. Cuando tienes un gato no es para dejar que esté todo el día ahí tirado sin hacer nada.

  • 16. ¿Crees que jugar con él cada día lo hace más feliz?

    Pasar rato juntos cada día nos ha ayudado a conocernos más, es mucho más feliz cuando juego con él, sin duda. Y yo me lo paso genial también, es algo que tenemos entre los dos, que nos une muchísimo y a mí me encanta ver cómo se emociona, cómo se le dilata la pupila… cada vez hace cosas nuevas y no te deja de sorprender. Además, a mí me va súper bien para desestresarme. A veces llego de haber tenido un día horrible en el trabajo y cuando llego a casa aquí está él como diciendo: “Bueno qué, ¿nos desestresamos juntos?”

Conviene saber...

  1. Controlar la cantidad de comida que le damos a nuestro gato esterilizado es indispensable para controlar su peso.
  2. La edad más habitual para esterilizar es entre los 5 y 6 meses de vida.
  3. En esta nueva etapa el apetito de nuestro gato esterilizado puede aumentar y volverse un poco glotón.
Contáctanos
Llama al 900 800 001