Abstracts

Efectos antagonistas del atipamezol, yohimbina y prazosina en la diuresis inducida por xilazina en gatos clínicamente normales

Murahata Y, Miki Y, Hikasa Y.
Can J Vet Res 2014;78: 304-315
  • El objetivo de este estudio es investigar y comparar los efectos antagónicos del atipamezol, la yohimbina y la prazosina en la diuresis inducida por xilazina en gatos clínicamente normales. Se formaron 9 grupos y se utilizaron 5 gatos de forma repetida. Un grupo no estaba medicado. Los gatos en los otros grupos recibieron 2 mg / kg xilazina por vía intramuscular, y solución salina (como control); 160 mcg / kg de prazosina; o 40, 160, o 480 mcg / kg de atipamezol o yohimbina vía intravenosa 0,5 h más tarde. En un espacio de 8 horas se recogieron muestras de orina y sangre 10 veces. Se midieron el volumen de orina, el pH, y la gravedad específica de la orina, y las concentraciones de arginina vasopresina en plasma (AVP), y los valores de creatinina, osmolalidad, y electrolitos en la orina y plasma.
  • Tanto atipamezol como la  yohimbina antagonizaron la diuresis inducida por xilazina, mientras que la prazosina no lo hizo. El efecto antidiurético de atipamezol fue más potente que el de la yohimbina, pero no dependiente de la dosis, al contrario que la el efecto de la yohimbina a las dosis ensayadas. Tanto atipamezol como yohimbina invierten las disminuciones en gravedad específica de la orina y la osmolaridad, y el aumento de la depuración de agua libre inducidas por la xilazina. La tasa de filtración glomerular, aclaramiento osmolar y la concentración plasmática de electrolitos no se alteró significativamente. La antidiuresis del atipamezol o la yohimbina no estaba relacionado con el área bajo la curva para la concentración de AVP, aunque las dosis más altas de ambos, atipamezol y yohimbina, aumentaron la concentración plasmática de AVP inicialmente y temporalmente, lo que sugiere que esto podría influenciar, en parte, los efectos antidiuréticas de ambos agentes. El efecto diurético de la xilazina en los gatos podría ser mediado por receptores alfa 2, pero no alfa1-adrenérgicos.
  • En base a los resultados los autores concluyen que el atipamezol y la yohimbina se pueden utilizar como agentes antagonistas contra la diuresis inducida por la xilazina en gatos clínicamente normales