La Demodicosis canina es una enfermedad de la piel causada por un ácaro que aparece en una situación de inmunodeficiencia, hereditaria o adquirida. Su importancia se debe a la gravedad clínica de ciertas formas.
demodex canis
Imagen de Vets Affinity

Se trata de una enfermedad parasitaria causada por la excesiva proliferación de ácaros Demodex canis en el interior de los folículos pilosos. Esta multiplicación excesiva está motivada por factores genéticos y/o inmunológicos ya que este parásito convive normalmente en los folículos de la mayoría de perros sanos. La transmisión se realiza durante las primeras horas de vida por el contacto directo con la madre. La enfermedad puede manifestarse con diversos cuadros clínicos.

El moquillo canino es una enfermedad vírica grave que causa gran variedad de signos y síntomas, la mayoría inespecíficos, entre ellos una pérdida de fuerza en las patas traseras del perro. Dado el mal pronóstico es importante la prevención a través de la vacunación.
debilidad patas traseras perro
Imagen de Vets Affinity

Se trata de una enfermedad causada por un virus RNA del género Morbillivirus perteneciente a la familia Paramyxoviridae. Es una de las enfermedades contagiosas más comunes y letales para los perros. El contagio es por contacto directo con animales enfermos. Se replica en tejido linfoide inicialmente y provoca un estado de inmunosupresión severo. Después infecta al resto de vísceras incluyendo al sistema nervioso central, provocando, entre otros, debilidad en las patas traseras del perro.  El período de incubación es de 14 a 18 días. Existen diferentes cepas con virulencia desigual que provocan cuadros clínicos de distinta evolución y severidad. Afecta principalmente a perros jóvenes de 3 a 6 meses aunque se han descrito casos en animales mayores y hay cuadros de encefalitis crónicas en animales adultos.

La percepción que tenemos del sector y los datos no siempre van de la mano, por lo que vamos a analizar algunos datos de 2016 que nos situarán en la realidad del sector de las mascotas en España desde varios puntos de vista.
mkt veterinaria valencia
Imagen de Vets Affinity

Siempre hay dudas cuando consultamos nuestras bases de datos de pacientes de si en realidad hay tantos como parece, o gran parte de los que tienen ya una edad avanzada han fallecido y no nos lo han notificado; igual sucede con los datos que se pueden extraer de los registros oficiales regionales de identificación animal, donde no es obligatorio por parte del propietario de notificar su baja.

A pesar de que la leishmaniasis tradicionalmente se considera una enfermedad de perros con menor frecuencia afecta también a los felinos. En zonas endémicas puede haber gatos infectados, pero solo una parte muy pequeña de estos animales, con el sistema inmune deprimido, manifiesta la enfermedad.
leishmaniasis perro
Imagen de Vets Affinity

En España, como en el resto de Europa, L. infantum es hasta la fecha la única especie de Leishmania aislada en gatos, siendo transmitida por Phlebotomus spp (el mismo vector que transmite la leishmaniasis canina y humana). Para determinar la coinfección de Leishmania sp. con Toxoplasma gondii, virus de la inmunodeficiencia felina (FIV) y virus de la leucemia felina (FeLV) se llevó a cabo un estudio en una población de gatos de una zona endémica para leishmaniasis visceral, hallando una asociación positiva en la coinfección de Leishmania y FIV pero no con T. gondii. Por tanto los gatos que viven en áreas endémicas de leishmaniasis visceral son significativamente más propensos a ser coinfectados por FIV. Es muy probable que el sistema inmunitario del gato sea capaz de controlar la infección de este parásito, ya sea eliminándolo o bien manteniéndolo en un estado crónico subclínico. Solo en una minoría de gatos, probablemente con sistema inmunitario comprometido, aparece la enfermedad.

Páginas

Suscribirse a Vets & Clinics RSS
Descubre nuestras guías
Recibe las últimas novedades y consejos en veterinaria
Streaming GTA Bilbao