Cómo administrar una veterinaria: rentabilidad y liquidez

¿Cómo administrar una clínica veterinaria? Algo básico en la gestión de mi negocio es monitorizar la rentabilidad de los productos y servicios que ofrezco y la liquidez de la que dispongo para hacer frente a cualquier imprevisto.
gestion de mi negocio rentabilidad y liquidez
Imagen de Vets Affinity

Una clínica veterinaria, como cualquier empresa, puede tener un gran volumen de ingresos, es decir, un alta facturación, pero por el contrario su rentabilidad ser muy escasa (incluso negativa). También es posible, a pesar de contar con una facturación elevada, no disponer de suficiente efectivo para hacer frente a pagos o cualquier imprevisto. Delante de esta escena, muchos somos conscientes que estamos totalmente formados en conceptos veterinarios pero nos viene en mente la pregunta ¿cómo administrar una veterinaria?


Monitorizar rentabilidad y liquidez es básico para la gestión de mi negocio: hay que detectar cuanto antes cualquier desviación de los datos que hagan que la situación económica del centro veterinario deje de estar saneada.

 

Guía gestión económica centro veterinario: ¿Tiene tu cartera buena salud?

 

Ratios de rentabilidad de la clínica

Para responder a la pregunta cómo administrar una clínica veterinaria manteniendo en un nivel adecuado de rentabilidad se puede utilizar la fórmula Dupont:

ROE (24) = (Beneficio Neto / Ingresos) [1] x (Ingresos / Activos) [2] x (Activos / Recursos Propios) [3]

La fórmula Du Pont nos muestra la rentabilidad de la clínica (medida por el ROE, que equivale al beneficio dividido entre los recursos propios de la empresa), como una función de tres factores:

  1. El margen de beneficio. En la medida de que los precios de la clínica sean superiores (por un buen marketing, por una buena combinación de servicios de mayor valor añadido…) y que los costes estén bien dimensionados, el negocio tendrá un buen margen de beneficio y por lo tanto será más rentable.
  2. La rotación de los activos. Este indicador nos informa sobre cuán eficiente es la clínica en la utilización de sus inversiones: ¿está generando muchas o pocas ventas en proporción a la inversión que tiene realizada en clientes, en inventarios, en máquinas, en instalaciones, etc.? Cuanto mayores sean las ventas generadas por una inversión, más rentable será la empresa en su conjunto. De ahí que una compra impulsiva, poco analizada, de un equipo diagnóstico caro que no será intensivamente utilizado sea una de las formas más habituales de lastrar la rentabilidad de una clínica veterinaria.
  3. El apalancamiento financiero. Ya hablamos de este ratio hace unas semanas. Nos indica en qué proporción utiliza la clínica recursos propios (capital) o ajenos (deuda) para financiar sus inversiones. Si un negocio aumenta este parámetro porque aumenta su nivel de endeudamiento, será más rentable para los socios; pero si se rebasa un límite razonable (es muy complicado dar una cifra), aumenta de forma muy marcada el riesgo de no poder hacer frente a los pagos de deuda si los ingresos disminuyen.

 

Cómo administrar una veterinaria: vigilar los ratios de liquidez para una adecuada gestión de mi negocio

¿A qué nos referimos cuando hablamos de “liquidez”? Se trata de la capacidad de la clínica para hacer frente a los pagos a corto plazo.

  • El ratio de liquidez compara los activos circulantes de la empresa con el pasivo circulante.

Ratio de liquidez = activo circulante*/pasivo circulante**

*Dinero en efectivo disponible a día de hoy o que se hará efectivo en menos de un año
**Deudas que vencen en menos de un año

  • El coeficiente de tesorería es una medida más radical de la liquidez, ya que compara solamente el efectivo realmente disponible de inmediato (“caja y bancos”) contra el pasivo circulante.

Coeficiente de tesorería = tesorería*/pasivo circulante

*Dinero en efectivo disponible en un momento dado

  • El ratio de tesorería en días de pagos nos compara el efectivo disponible con los pagos totales que debe afrontar diariamente la clínica, y mide cuántos días de pagos podría afrontar la empresa con su disponibilidad actual de efectivo.

Ratio de tesorería en días de pagos = (tesorería / total costes) x 300

Cuando alguno de estos indicadores o varios, o los tres, muestran una tendencia negativa podemos hacer sonar las alarmas porque la estructura económica de nuestra empresa puede correr peligro. Hay que determinar una periodicidad para hacer estos cálculos (anual, semestral, trimestral…), ya que un cálculo puntual, por lo general, no nos dará suficiente información.

 

Texto original:
PERE MERCADER, DVM MBA
@pmercadervms

Selección de enlaces
Grupo Asís

 

Post relacionados:

tiene tu cartera buena salud?

Contenido relacionado

Calcula la rentabilidad financiera de tu clínica veterinaria
¿Qué ratios debes calcular para saber qué rentabilidad financier...
Umbral de rentabilidad o punto de equilibrio
¿Has oído hablar de la expresión “umbral de rentabilidad” o brea...
Cómo optimizar los indicadores de gestión de tu clínica
Los indicadores de gestión de un centro veterinario te dicen si...

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es necesaria para saber que no eres un robot y tu comentario no es spam
2 + 1 =
Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.
Descubre nuestras guías
Recibe las últimas novedades y consejos en veterinaria
fisiopatología gastrointestinal: estructura y funcionamiento
Calendario
 
Julio 2016
 
Lun
Mar
Mié
Jue
Vie
Sáb
Dom
1
2
3
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31