Gatos obesos: ¿Cómo evitar la lipidosis hepatica felina?

La lipidosis hepática felina es una patología del hígado debido al desajuste metabólico que se produce en gatos obesos sometidos a un estrés. La mejor forma de prevenirlo es controlar la alimentación de los gatos.
lipidosis hepatica felina
Imagen de Vets Affinity

¿Qué es la lipidosis hepática felina?

La lipidosis hepática felina consiste en el depósito excesivo de lípidos dentro de los hepatocitos. Esto conlleva lesión celular y disfunción hepática. Sobre todo se presenta en gatos  obesos que debido a un estrés caen en anorexia mantenida.


Pero la lipidosis hepática felina también se puede presentar como consecuencia de causa secundarias: déficit de carnitina, desnutrición severa o endocrinopatías como el hiperadrenocorticismo o la diabetes mellitus.

 

Póster: Valoración corporal del perro y el gato.  ¡Te lo enviamos gratis a tu clínica!

 

¿Por qué se produce la lipidosis hepática felina?

En los gatos, aunque se desconoce la patogenia exacta de la lipidosis hepática felina, en general suele estar presente alguno de estos tres factores:

  • Obesidad
  • Anorexia
  • Estrés

 

Posible papel de la carnitina en la génesis de la lipidosis hepática felina

Se hipotetiza sobre el posible papel  de la carnitina en el desarrollo de la lipidosis hepática felina, indispensable para la oxidación de triglicéridos y cómo su posible déficit podría imposibilitar el uso de los depósitos de grasa hepáticos. La obesidad provoca un cúmulo de lípidos en los hepatocitos, mientras que el estrés desplaza las vías catabólicas hacia la utilización de depósitos proteicos, preservando las reservas de triglicéridos hepáticas.

Algunos fármacos , como las tetraciclinas, están contraindicados en animales con lipidosis hepática felina.

Lo que ocurre es que el gato que es sometido a un estrés, entra en un estado de anorexia, por lo que se limita la ingesta de proteínas e hidratos de carbono. Para contrarrestar la falta de energía se movilizan los depósitos de grasa, desplazándose los lípidos hacia el hígado, en dónde se almacena.

Además el déficit de proteínas disminuye la unión de los ácidos grasos con las apoproteínas, con lo que no podrán ser movilizados fuera del hígado y la grasa se acumula ahí.

 

Manifestaciones clínicas de la lipidosis hepática felina

Los signos típicos de la lipidosis hepática felina son la anorexia, pérdida de peso y hepatomegalia. Analíticamente destaca un aumento de la bilirrubina y de las enzimas hepáticas en sangre.

Cómo ves es muy importante cuidar la alimentación del gato. Sobre todo en el caso de que este presente obesidad. Una dieta de adelgazamiento adecuada no tiene porqué producir lipidosis hepática felina, ya que deberá ser una dieta equilibrada que proporcione las proteínas e hidratos de carbono necesarios para que no se modifiquen las vías metabólicas del gato.

 En esta página  podrás encontrar una explicación más a fondo de los mecanismos fisiopatológicos implicados en la génesis de la lipidosis hepática felina.

Como resumen te mostramos este video, que trata sobre la obesidad en gatos.

 

En conclusión podemos decir que la lipidosis hepática felina es el resultado de las alteraciones metabólicas que se producen en gatos con obesidad que debido a un estrés caen en estado de anorexia prolongada.

 

Post relacionados:

 

Descarga los requerimientos nutricionales para gatos esterelizados

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.
Guías y recursos para veterinarios
Descubre nuestras guías
Recibe las últimas novedades y consejos en veterinaria
plataforma de formación
Calendario
 
Noviembre 2016
 
Lun
Mar
Mié
Jue
Vie
Sáb
Dom
28
29
30