Gestión contable: la prueba de la verdad

La gestión contable de cualquier negocio debe tener en cuenta los llamados ratios de eficiencia operativa (o ratios de buena gestión).
gestion contable la prueba de la verdad
Imagen de Vets Affinity

La gestión contable de un negocio debe permitirnos monitorizar nuestras cuentas de la forma más precisa posible y que los datos que obtengamos nos permitan cambiar la gestión del negocio rápidamente para corregir desviaciones.


Para ello debemos tener muy en cuenta los ratios de eficiencia operativa, también llamados ratios de buena gestión. Llegamos a los indicadores que nos permitirán juzgar la calidad de la gestión económica diaria en la clínica.

 

Descarga el informe sobre el tracto urinario inferior felino

 

Tres ratios que tienes que vigilar en tu gestión contable

Nos vamos a centrar en tres áreas de la gestión de las cuentas del negocio.

Crédito medio concedido a clientes

Este indicador nos permite traducir la cantidad que tenemos pendiente de cobro en días de venta de nuestra clínica.

Se calcula dividiendo la cantidad pendiente de cobro entre los ingresos anuales y multiplicando el resultado por el número de días anuales de apertura del centro.

Está claro que dar crédito a los clientes puede ser una buena herramienta de fidelización y de ayuda a la venta (especialmente en procedimientos más costosos), pero un incremento descontrolado del crédito a nuestros clientes va a tener un peligroso impacto sobre nuestra liquidez. Esto sin tener en cuenta el incremento del riesgo de no cobro que asumimos al incrementar nuestra cartera de cuentas pendientes.

 

Plazo medio de pago a proveedores

Este ratio nos convierte las cantidades que tenemos pendientes de pago a nuestros proveedores en una cifra de días de compra.

Se calcula dividiendo la cantidad pendiente de pago entre la cifra anual de compras, y multiplicando el resultado por el número de días anuales de apertura del centro.

Cuando en una serie temporal observamos que este indicador se deteriora, estamos ante un claro síntoma de problemas de liquidez del centro veterinario.

 

Días de existencias

Tener una gran cantidad de referencias en nuestro stock solamente tiene una cosa buena: que nos ayuda a vender más, ya que “de lo que no se tiene, no se vende”. Por lo demás, cuantas más existencias tengamos, peor: suponen una atadura de nuestros recursos económicos, aumentan el riesgo de robos o mermas, requieren espacio físico y control manual o informático, etc.

Los días de existencias se calculan dividiendo el valor de los inventarios entre la cifra anual de compras y multiplicando el resultado por el número de días anuales de apertura del centro.

 

Recomendaciones finales respecto a los ratios de eficiencia operativa

  1. Crédito: la recomendación genérica sería externalizar el crédito a clientes a una entidad profesional (banco, proveedor de servicios financieros), que aunque nos cobre un margen por sus servicios nos permitirá disfrutar las ventajas comerciales del crédito sin caer en sus riesgos financieros.
  2. Proveedores: si bien el sentido común de los negocios indica –como norma general- que “cuanto antes cobremos y cuanto más tarde paguemos, mejor”, no podemos dañar nuestra relación comercial ni incumplir nuestros acuerdos contractuales con los proveedores estirando sin límites los plazos de pago, utilizándoles a modo de “entidades bancarias sin ánimo de lucro”.
  3. Días de existencias: con la rapidez de entrega de la mayoría de distribuidores veterinarios, resulta difícil de comprender hoy en día que una clínica tenga más de 60 días de existencias de cualquier producto.

 

Un cuarto ratio de buena gestión que debes monitorizar: ciclo de conversión de caja

El ciclo de conversión de caja (CCC) es especialmente interesante porque su mecanismo de cálculo nos ayuda a visualizar el flujo del dinero en nuestra clínica:

CCC = días de existencias + días de cuentas por cobrar – plazo de pago a proveedores

Es decir, la clínica tiene que financiar días de existencias y pagos aplazados de los clientes y, por otro lado, recibe financiación de sus proveedores (que le permiten pagar de forma aplazada).

De la manera en la que se combinen y se equilibren los tres componentes de este indicador resultará un mayor o menor impacto en la disponibilidad de efectivo de la clínica.

 

Texto original:
PERE MERCADER, DVM MBA

@pmercadervms

Selección de enlaces
Grupo Asís

 

 

Post relacionados:

 

leishmaniosis canina

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es necesaria para saber que no eres un robot y tu comentario no es spam
6 + 6 =
Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.
Descubre nuestras guías
Recibe las últimas novedades y consejos en veterinaria
fisiopatología gastrointestinal: estructura y funcionamiento