Hipertiroidismo felino: prevalencia y factores de riesgo

El hipertiroidismo felino es la enfermedad endocrina más frecuente en algunos países. En este post vamos a resumir algunos de los últimos avances científicos en este campo, ya que la incidencia del hipertiroidismo felino está aumentando últimamente.
hipertiroidismo felino
Imagen de Vets Affinity

1. Prevalencia y factores de riesgo del hipertiroidismo felino en una población clínica de gatos del sur de Alemania. Köhler I et al. Tierarztl Prax Ausg K Kleintiere Heimtiere. 2016 Feb 23

Estudio prospectivo que busca determinar la prevalencia de hipertiroidismo felino en una población de gatos del sur de Alemania junto con los posibles factores de riesgo.

Estudiaron 495 gatos mayores de 8 años mediante una cuantificación de T4 en suero. La prevalencia del hipertiroidismo felino fue del 12,3 %.

Presentaban mayor frecuencia de hipertiroidismo felino los gatos de mayor edad (p <0.001), hembras (p=0,019) y gatos de raza no pura (p= 0,016).

Existió una asociación estadísticamente significativa entre el hipertiroidismo y haber sido alimentado con comida húmeda en latas de aluminio (p <0,’13).


↓ Descarga la guía:

 

2. Evaluación de las concentraciones de la TSH (thyroid-stimulating hormone) como test diagnóstico de hipertiroidismo felino. E. Peterson et al. Jour of Vet Int Med Vol 29, Issue 5, pp 1327–1334, Sept/Oct 2015

Este estudio prospectivo estudia la utilidad de la TSH canina como test diagnóstico en el hipertiroidismo felino.

Analizaron 917 gatos hipertiroideos no tratados, 32 felinos eutiroideos con sospecha de hipotiroidismo y 131 gatos clínicamente sanos. Midieron la  T4, T3, T4 libre y TSH canina confirmándose el diagnóstico de hipertiroidismo mediante escintigrafía tiroidea.

Las concentraciones de TSH canina están suprimidas en el 98% de los gatos hipertiroideos, presentando poca especificidad en el caso de hipertiroidismos moderados.

 

3. Evaluación de las concentraciones de  T4 Total, la T4 libre por diálisis de equilibrio y de la hormona estimulante de la tiroides (TSH) en gatos hipertiroideos que reciben tratamiento con metimazol. Aldridge C et al. J Vet Intern Med 2015

Se compara la eficacia de la medición de las concentraciones de T4 total, fT4ED (concentración T4 libre por diálisis de equilibrio) y TSH para establecer la función tiroidea en gatos que están siendo tratados con metimazol. También pretende:

  • conocer la prevalencia del hipertiroidismo iatrogénico.
  • valorar la relación existente entre las hormonas tiroideas y la concentración de creatinina sérica.

Analizaron 125 gatos hipertiroideos en tratamiento con metimazol cuyas concentraciones de T4 total era menor de 4 mcg/dL. Definieron el hipertiroidismo iatrogénico como la concentración de T4 total o fT4ED baja junto con una TSH aumentada.

El 33% de los gatos presentaban un aumento de TSH. Dentro del grupo de gatos con T4 total y fT4ED bajas,  el  68% y 73% tuvieron una TSH elevada

Respecto a la concentración de creatinina, sólo el 18% de los gatos con TSH normal presentaban aumento, en comparación con el 39% de los que tenían una TSH aumentada.

 

4.Hallazgos en la gammagrafía de tiroides en 2096 gatos con hipertiroidismo  Peterson ME et al. Vet Radiol Ultrasound 2015;56: 84-95

El 98,7% de los animales tenía la proporción glándula tiroides-salivar >1,5 y el 96,1% una proporción glándula-fondo >6,1. En el 31,7% la afectación fue unilateral contra el 50,6% bilateral asimétrica y 12,3% bilateral simétrica.

La enfermedad a nivel tiroideo ectópico así como el carcinoma de tiroides fueron muy poco frecuentes, 4% y 2% respectivamente.

 

5. La prevalencia y el grado de patología tiroidea en gatos hipertiorideos aumentan con la duración de la enfermedad: Un estudio transversal de 2096 gatos referidos para terapia con yodo radioactivo  Peterson ME et al. J Feline Med Surg 2015

Este estudio compara las concentraciones de T4 con las características de la gammagrafía en gatos referidos para tratamiento radioactivo. Se analizaron 2.096 gatos con hipertiroidismo y se dividieron en 5 grupos según la duración de la enfermedad.

El 47,5% de los gatos recibían metamizol, parándose al menos una semana antes de realizar la gammagrafía para medir los niveles de T4. Se evaluaron los patrones, ubicación y tamaño del tumor de tiroides.

Se encontró un aumento de la prevalencia de hipertiroidismo grave, tumores de tiroides grandes, enfermedad multifocal, masas tiroideas intratorácicas y sospecha de enfermedad maligna directamente proporcional a la duración de la enfermedad.

 

A modo de resumen podemos considerar que el hipertiroidismo felino es una enfermedad frecuente en la que podemos basarnos en los resultados de la TSH y de la gammagrafía para realizar el diagnóstico.

 

Post relacionados:

 

fisiopatología gastrointestinal: estructura y funcionamiento

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.
Guías y recursos para veterinarios
Descubre nuestras guías
Recibe las últimas novedades y consejos en veterinaria
plataforma de formación
Calendario
 
Octubre 2016
 
Lun
Mar
Mié
Jue
Vie
Sáb
Dom
1
2
17
18
19
20
21
22
23