Parvovirus canino: ¿cómo proteger a los cachorros?

El parvovirus canino afecta especialmente a los cachorros, aprovechando la inmadurez de sus sistema inmune. Existe un período crítico en el que las vacunas contra el parvovirus no son efectivas al 100%, es ahí donde cobra especial importancia la dieta.
parvovirus
Imagen de Vets Affinity

El parvovirus canino  tiene un especial tropismo por las células con ciclos de división rápida. Puede causar gastroenteritis mediante la necrosis de las células intestinales, pero también puede atacar a las células de la médula ósea.


 

Descarga el informe: Inmunonutrición en cachorros

 

Epidemiología

Se transmite por vía oral. El parvovirus presenta una gran resistencia a las agresiones ambientales.

Suele infectar a perros jóvenes cuando pierden la inmunidad materna, es decir, a partir de las 6 semanas. En adultos la infección por parvovirus es menos frecuente ya que ya han sido vacunados o han sufrido infecciones subclínicas. Su periodo de incubación se sitúa en torno a los 5 días.

 

Sintomatología

El cuadro clínico causado por el parvovirus destaca por la aparición aguda de anorexia, vómitos y depresión. Se sigue de una diarrea profusa hemorrágica junto con deshidratación y fiebre.

En los casos más graves puede llegar a producirse ictericia o incluso CID, con shock hipovolémico y/o endotóxico.

Analíticamente destaca una marcada leucopenia  de 500-2.000 leucocitos/mcl. Suele producirse una acumulación de aire a nivel intestinal justificado por la presencia de íleo paralítico. No hay que confundirlo con la presencia de una oclusión intestinal.

 

Tratamiento

El punto principal en el tratamiento contra el parvovirus consiste en evitar la deshidratación mediante la fluidoterapia. Para ello se utiliza Ringer Lactato al que se añade KCl. En el caso de que exista hipoglucemia puede añadirse dextrosa. La antibioterapia con amoxicilina o cefalosporinas de 1ª generación será necesaria en el caso de que el perro se encuentre en sepsis.

Frente a los vómitos se utilizan antieméticos como la metoclopramida en bolus o en infusión continua. También es útil añadir antisecretores anti-H2 como la ranitidina.

Hay que mantener el ayuno absoluto hasta que el perro permanezca 24 horas sin vómitos ni melenas. En caso de hipoproteinemia o hipovolemia grave habrá que transfundir al animal.

A los 3-5 días, cuando comienza la mejoría clínica, se puede ir introduciendo la dieta blanda poco a poco.

 

Pronóstico

Dada la buena monitorización y el inicio de tratamiento de manera precoz, su pronóstico es excelente. Merece la pena recordar que en los años 80 muchos cachorros fallecían por la infección por parvovirus canino.

 

Prevención

La prevención de la infección por parvovirus se realiza mediante vacunas. El problema es que 1-2 semanas a partir de las 6 semanas, la inmunidad maternal todavía es lo suficientemente potente como para inactivar estas vacunas, pero es incapaz de proteger de manera efectiva frente a la infección por el parvovirus.

 

De ahí surge la especial necesidad de proteger a los cachorros mediante otras estrategias, como por ejemplo la inmunonutrición ya comentada en otros post previos. Los cachorros, debido a la inmadurez de su sistema inmune tienen necesidades dietéticas especiales que ya te hemos explicado en este post .

 

Post relacionados:

 

Inmunonutricion en cachorros

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.
Guías y recursos para veterinarios
Descubre nuestras guías
Recibe las últimas novedades y consejos en veterinaria
plataforma de formación
Calendario
 
Septiembre 2016
 
Lun
Mar
Mié
Jue
Vie
Sáb
Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25