Polidipsia: causas más frecuentes en el gato y el perro

La polidipsia es el aumento de la ingesta de líquido. Sus causas son muy diversas. En este post te explicamos las más frecuentes.
polidipsia
Imagen de Vets Affinity

El síndrome poliuria-polidipsia aparece en distintas enfermedades del perro y del gato. Consiste en un aumento de la sed, con el consecuente aumento de la ingesta de líquido y de la excreción del mismo (poliuria).

Cuando un perro presenta polidipsia es importante que sea valorado por un veterinario, para excluir causas potencialmente graves de la misma.


↓ Descarga la guía:

 

Causas de la polidipsia

Entre las principales causas de la polidipsia se encuentran:

  • Diabetes mellitus: el déficit de insulina da lugar a una hiperglucemia, que es la responsable a su vez de la glucosuria y la diuresis osmótica posterior.
  • Hiperadrenocortisolismo (síndrome de Cushing): Los glucocorticoides pueden inhibir  la liberación de la vasopresina. También pueden antagonizar su acción.
  • Hipoadrenocortisolismo: Debido a la pérdida de sodio que se produce, existe una disminución de la hipertonicidad medular.
  • Hipertiroidismo: las hormonas tiroideas cuentan con un efecto diurético que provoca un aumento del flujo renal y un descenso de la hipertonicidad medular.
  • La etapa final del fallo renal agudo:  Debido a la retención de solutos durante la fase oligúrica se produce una diuresis osmótica
  • Fallo renal crónico: Al producirse una marcada disminución del número de nefronas funcionantes existe una sobrecarga de solutos en las restantes nefronas, provocando una diuresis osmótica.
  • Pielonefritis: Se produce un aumento del flujo renal y una disminución de la hipertonicidad medular. Además la destrucción tubular provocada por las bacterias también puede colaborar.

 

Diagnóstico

El primer paso en el diagnóstico de la polidipsia es excluir mediante la historia clínica una causa iatrogénica.

Una vez excluido este punto hay que realizar una analítica con hemograma y bioquímica, un urianálisis y una determinación de hormona tiroidea T4 en el caso de los felinos.

Si a pesar de estas pruebas complementarias seguimos sin un diagnóstico etiológico hay que ampliar la batería de exámenes con:

●      Una ecografía abdominal

●      Una prueba de función adrenal

●      El test de estimulación de ácidos biliares

●      Un cultivo urinario

●      Medición de la TFG (tasa de filtrado glomerular)

Si con todo esto seguimos sin diagnóstico nos encontramos ante dos únicas posibilidades:

Diabetes insípida central: Consiste en la incapacidad total o parcial para la producción o liberación de desmopresina. Tendremos que realizar pruebas de neuroimagen avanzada y valorar la respuesta a la desmopresina

Polidipsia primaria: hay que realizar un test de privación de agua

 

La polidipsia primaria

Se trata de una patología muy poco frecuente, en la que una ingesta de agua compulsiva provoca una poliuria compensatoria. En general afecta a los perros, sobretodo a hembras muy nerviosas o bajo estrés.

El único problema que causa la polidipsia primaria es el trastorno que se provoca a los propietarios si el perro lleva una vida de interior.

El tratamiento de la polidipsia primaria consiste en una restricción paulatina de agua y sobretodo la actuación sobre el factor desencadenante, que suele ser el estrés. Si el perro lleva una vida de exterior incluso no hace falta realizar ningún tipo de tratamiento.

 

fisiopatología gastrointestinal: estructura y funcionamiento

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.
Guías y recursos para veterinarios
Descubre nuestras guías
Recibe las últimas novedades y consejos en veterinaria
plataforma de formación
Calendario
 
Septiembre 2016
 
Lun
Mar
Mié
Jue
Vie
Sáb
Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25