ADVANCEPEDIA

Ácido hialurónico

El ácido hialurónico funciona como lubricante en las articulaciones. Es el componente básico del fluido que rellena el espacio entre los cartílagos articulares; el líquido sinovial. Gracias a sus propiedades viscoelásticas consigue reducir la fricción, evitar la degradación del cartílago y facilitar la movilidad de la articulación. Se considera un condroprotector por sus efectos beneficiosos en osteoartitis u otros casos de degeneración de las articulaciones. Su uso es extendido tanto en humanos como en animales.