¿Cuáles son los cuidados que requiere un gato persa? - ADVANCE

¿Cuáles son los cuidados que requiere un gato persa?

Los gatos persa son felinos de raza braquiocefálica, es decir: poseen algunas características anatómicas muy peculiares.

Estas características hacen que los gatos persa necesitan los cuidados comunes de todos los gatos y algún que otro cuidado extra. A continuación te ofrecemos los cuidados en los que tu gato persa necesita una mayor atención y algunos consejos para llevarlos a cabo. 

 

CARACTERÍSTICAS GENERALES DE LOS GATOS PERSA

 

Las características del actual gato persa europeo han sido obtenidas a lo largo del tiempo a través del cruce del gato Persa de pura raza, originario de la región de Persia, con las razas de gato de angora de Turquía y el gato de Pallas o Manul.

Estos pequeños felinos, por lo general de carácter tranquilo, amistoso y cariñoso, poseen un cuerpo robusto con una cabeza redondeada y ancha, orejas pequeñas, ojos grandes y expresivos y nariz corta y achatada, además de unas extremidades gruesas y cortas. Su pelaje es en general largo, espeso y sedoso, que puede ser de diferentes colores y poseer distintos dibujos.

Todas estas características morfológicas concretas hacen que los cuidados de los gatos persa requieran de una mayor atención y dedicación.

 

CONSEJOS Y CUIDADOS ESPECIALES DEL GATO PERSA

 

CUIDADO DEL PELAJE

 

En general, todos los gatos sanos, mantienen el estado de su pelaje en condiciones óptimas por sí mismos, a través de su constante conducta de acicalamiento. Sin embargo, nunca está demás colaborar con sus cuidados para evitar problemas comunes de la piel y el pelo.

En el caso de los gatos persa, debido a que su pelaje es largo y abundante, requiere cuidados adicionales y continuos para mantener un estado saludable y el aspecto brillante y sedoso tan característico de esta raza.

Estos cuidados pueden variar en función de la época del año y la ubicación geográfica (zonas más húmedas o secas), el modo de vida del animal (si vive en exterior o interior)..

 

CONSEJOS EN CUANTO AL PELAJE

 

Lo ideal, es mantener una rutina de cepillado diaria mediante un peine o cepillo adecuado a este tipo de pelo, especialmente durante los periodos de muda. 

De esta forma, prevenimos la formación de nudos que pueden estropear el pelo y provocar problemas dermatológicos y acúmulos de parásitos (pulgas) bajo los mismo, y ayudamos a eliminar los restos de pelo muerto, evitando la ingestión del exceso de pelo y la formación de las desagradables bolas de pelo (tricobezoares).

También puede ser de utilidad bañar a tu gato, con una frecuencia de cada 2-3 meses aproximadamente, siempre con un champú adecuado y bajo condiciones que no impliquen estrés.

 

CUIDADO DE LOS OJOS

 

Debido a los prominentes ojos y una nariz muy chata y corta, el conducto nasolagrimal de los gatos persa, encargado de drenar las lágrimas desde el ojo a la nariz, puede verse afectado, provocando una salida de la lágrima hacia el exterior. 

Este lagrimeo constante o epífora suele provocar la tinción del pelo de la zona por la que discurren las lágrimas dando un aspecto de suciedad a la cara de nuestro felino, además de predisponer a la aparición de infecciones oculares o alteraciones dermatológicas bajo los ojos debido a la humedad continua y el acumulo de secreciones y la formación de heridas y  costras en esta zona.

Además, sus ojos saltones están más expuestos a sufrir alteraciones oculares como conjuntivitis, alteraciones corneales como úlceras por traumatismos o queratoconjuntivitis seca.

 

CONSEJOS EN CUANTO A SUS OJOS

 

Limpia los ojos de tu gato persa de forma constante, en función de la cantidad de lagrimeo que produzca. En general es una tarea que podemos hacer de forma diaria para evitar los problemas dérmicos y oculares.

Puedes realizarlo con una gasa limpia, diferente para cada ojo, humedecida con suero salino o limpiadores oculares específicos para gatos, tratando de retirar las secreciones que pueden acumularse.

Evita las bolas de algodón que desprendan restos de fibras y seca la zona después con otra gasa o papel higiénico. 

La tinción del pelo es únicamente una cuestión estética y es difícil de evitar. Sin embargo, hay algunos productos destinados a este fin disponibles en tiendas especializadas para  mascotas  y clínicas veterinarias.

 

CUIDADO DE LAS OREJAS

 

Debido al pequeño tamaño de las orejas de estos felinos, los gatos persas pueden presentar otitis, especialmente si conviven con otros gatos o sale y/o vive en el exterior, ya que la posibilidad de presentar otitis bacterianas, fúngicas o parasitarias (ácaros como Otodectes cynotis) es mayor.

 

CONSEJOS EN CUANTO A SUS OREJAS

 

De nuevo, otro de los importantes cuidados de tu gato persa es utilizar un producto otológico específico para gatos y humedecer una gasa limpia para cada oreja, limpiando el canal auditivo externo, aproximadamente una vez a la semana.

No se recomienda utilizar bastoncillos si no tienes experiencia, ya que podrías causar daños en el oído interno, ni utilizar productos que contengan fármacos sin indicación ni supervisión veterinaria, ya que puede ser innecesario, inadecuado y perjudicial.

Si observas inflamación y enrojecimiento de las orejas, secreciones, supuración o ves a tu gato rascarse de forma frecuente o presenta heridas alrededor de la orejas, no dudes en acudir a tu veterinario.

 

NARIZ Y BOCA

 

Según el grado de braquicefalia, los gatos persas pueden presentar alteraciones dentales importantes y problemas respiratorios, debido fundamentalmente a que sus narinas (orificios nasales) son muy estrechas y su paladar blando muy largo. 

Este es el motivo por lo que habitualmente su respiración suele provocar sonidos respiratorios como ronquidos.

 

CONSEJOS EN CUANTO A SU  NARIZ Y SU BOCA

 

Es importante proteger a tu gato frente a las enfermedades más comunes que cursan con alteraciones respiratorias y dentarias, como el virus de la rinotraqueitis infecciosa y el calicivirus felino respectivamente, entre otras.

La forma de llevar a cabo esta prevención es realizar la pauta vacunal de gatitos y gatos adultos de forma adecuada y realizar las desparasitaciones frente a parásitos intestinales y pulmonares indicadas por el veterinario. 

Además, al igual que con los ojos, si observas algún tipo de secreción que pueda taponar los orificios nasales, puedes retirarlos con la ayuda de un bastoncillo humedecido con suero o agua.

Evitar el sobrepeso y realizar revisiones periódicas de su boca para valorar el estado de los dientes y encías también es una medida importante para prevenir problemas dentales y alteraciones orgánicas derivadas de estos.

 

CUIDADO DE LAS UÑAS

 

En ocasiones los gatos persa pueden presentar una vida más sedentaria, especialmente si viven en el interior de las casas sin acceso al exterior, por lo que pueden tener uñas demasiado largas y algo descuidadas.

 

CONSEJOS EN CUANTO A SUS UÑAS

 

Si tu gato no sale al exterior es importante ofrecerle un entorno enriquecido en que pueda realizar sus conductas como el rascado, y mantenerse tanto física como mentalmente activo y motivado. 

Para el cuidado de las uñas, es importante, además, realizar el corte de uñas cada una o dos semanas mediante unas tijeras especificas para ello. Para realizar este tipo de procedimiento lo ideal es comenzar desde muy temprana edad para evitar los problemas de manejo y el estrés en la edad adulta.

Para ofrecer los cuidados adecuados a tu gato persa, además de seguir estos consejos, es imprescindible proporcionar un óptimo y equilibrado estado de salud física y emocional.

Para ello, no olvides ofrecer a tu gato una hidratación continua y una alimentación adecuada a su edad y su estilo de vida, así como el enriquecimiento ambiental necesario y libre de estrés que lo mantengan activo y motivado.

Descubre la mejor comida para tu gato

Empezar test

Artículos que te
pueden interesar