5 + 2 enfermedades de la piel en gatos | Advance

5 + 2 enfermedades de la piel en gatos

Un pelo brillante y fuerte es indicador de la buena salud de la piel de tu gato. Es importante cuidar su piel y tomar las medidas adecuadas para tratar las diferentes enfermedades de la piel en gatos. Así lo ayudarás a tener un pelo suave y lustroso.

Si te interesa conocer qué enfermedades de la piel en gatos podrían afectar al tuyo, sigue leyendo. En este artículo te contamos todo lo que debes saber sobre este tema. Cuáles son las causas y qué síntomas presentan. Recuerda que cuanto antes detectes cualquier problema de salud de tu gato, antes recobrará su bienestar.

 

LA PIEL DE TU GATO

¿Sabías que la piel de tu gato es el órgano más extenso de su cuerpo? Tiene una función protectora pero también sensitiva. La piel de tu gato se compone de tres capas llamadas:

 

  • La epidermis es la más superficial.

  • Dermis, justo por debajo de la epidermis.

  • Hipodermis, la parte más profunda de todas.

ENFERMEDADES DE LA PIEL EN GATOS

Estas son las principales enfermedades de la piel en gatos que deberías conocer:

 

  • Sarna: esta enfermedad la causan los ácaros. Existen diferentes tipos de sarna que podrían afectar a tu gato:

    • Sarna notoédrica: es contagiosa y afecta tanto a gatos adultos como a gatitos. Si tu gato tiene sarna notarás lesiones o costras en las orejas, cara, párpados y cuello; también podrían aparecer calvas y un engrosamiento de la piel.
    • Sarna otodéctica: afecta a las orejas, es común en los gatos.
  • Tiña: científicamente se denomina dermatofitos, es una enfermedad de la piel de tu gato que podría contagiarse a las personas. El origen de la enfermedad está en un hongo que se suele aprovechar de los gatos con un sistema inmune deprimido o de los gatitos. Los síntomas van desde calvas redondas hasta un enrojecimiento de la piel o picor.

  • Dermatitis alérgica por la picadura de una pulga: cuando tu gato tiene pulgas podría desarrollar una alergia por sus picaduras. En realidad, la alergia la provoca la saliva de la pulga; por eso, cuando le pica el insecto tu gato no dejará de rascarse, lo que irritará su piel. Esta enfermedad de la piel de tu gato se reconoce por las lesiones (eritema), la alopecia y las costras. Para prevenirla, lo mejor es que tu veterinario te paute un calendario de desparasitación anual.

  • Acné felino: este trastorno se presenta en la piel del mentón. Es una enfermedad de la piel de tu gato que se caracteriza por la aparición de puntos negros en la barbilla, lo que puede provocar inflamación en la zona. Es importante tratarlo para que no se desarrolle una infección bacteriana.

  • Carcinoma de células escamosas: es un tumor maligno que puede aparecer en gatos propensos y que se exponen al sol con frecuencia. La enfermedad se empieza a manifestar en la punta de las orejas y se extiende a los párpados, nariz y labios. Estos son los principales signos clínicos de la enfermedad:

    • Descamación
    • Eritema
    • Heridas y costras
    • Dolor y picor

    Si detectas síntomas de esta enfermedad, lo mejor es acudir a la consulta de tu veterinario para empezar cuanto antes el tratamiento.

     

  • Dermatitis atópica: esta enfermedad de la piel de tu gato está causada por una hipersensibilidad a diferentes alérgenos. Podría ser estacional o no y se caracteriza por el continuo rascado de tu gato sobre su piel. Esto le produce inflamación, enrojecimiento y alopecia en diferentes partes de su cuerpo.

  • Alopecia psicógena: por lo general esta enfermedad está provocada por el estrés que hace que tu gato no deje de lamerse de forma excesiva. Para tratar esta afección es imprescindible encontrar la causa del estrés en tu gato.

La piel de tu gato es un órgano importante para su bienestar que debes mantener en perfectas condiciones para que no se enferme. Como ves, las enfermedades de la piel en gatos son un reflejo tanto de su salud externa como de su estado emocional. La atención y las muestras de cariño son una parte fundamental de los cuidados de tu mascota. Por eso cuando veas en su piel signos como los descritos —costras, heridas, calvas…— debes ponerlo en conocimiento de tu veterinario para determinar un diagnóstico y empezar cuanto antes con el tratamiento adecuado.

Descubre la mejor comida para tu gato

Empezar test

Artículos que te
pueden interesar