Guía de adopción de gatos: trámites y adaptación

Guía de adopción de gatos: trámites y adaptación

¿Estás pensando en tener un gato? La adopción de gatos es preferible a su compra por muchos motivos.

No solo estarás evitando la comercialización de vidas animales, a menudo en condiciones pésimas, sino que también estarás dando oportunidades de encontrar un hogar a gatitos y cachorros de futuro incierto. La adopción de gatos, en concreto, debe seguir unos trámites y canales adecuados. Veamos en detalle qué debes hacer para dar la bienvenida a un gato adoptado a tu familia.

 

¿CUÁLES SON LOS TRÁMITES PARA LA ADOPCIÓN DE GATOS?

 

La adopción de gatos es sencilla pero tienes que saber qué pasos seguir y dónde acudir. Encuentra la protectora de tu municipio más cercana o acércate a un centro de acogida. En estos lugares se exigen una serie de requisitos:

  • Ser mayor de 18 años.

  • Compromiso, a través de un contrato llamado “Contrato de adopción”, mediante el que atestiguas que proporcionarás al gato los cuidados necesarios.

  • Demostrar que tienes un domicilio, ya sea en propiedad o en renta, y que el animal puede vivir allí.

  • Los gatos adoptados tendrán microchip de identificación y las vacunas al día. Así como pruebas de enfermedades inmunes. Si la edad es óptima estará esterilizado y, si no, tu compromiso será el de hacerlo lo antes posible.

  • En el caso de llegar el momento en que, por motivos ajenos a ti, no puedes cuidar a tu gato, debes comunicarlo para encontrarle un nuevo hogar.

  • Abonar los gastos del gato hasta el  momento de tu adopción.

 

LA ADAPTACIÓN EN LA ADOPCIÓN DE GATOS

 

La adopción de gatos pasa por un periodo de adaptación a su nueva casa. Los gatos son seres tremendamente territoriales a quienes les gusta poco los cambios en el entorno y no es extraño que su adaptación pueda prolongarse hasta dos semanas. Algunas recomendaciones para preparar el terreno ante la adopción de gatos:
 

  • Prepara un espacio que le sea propio y exclusivo para dormir, comer, beber y jugar. 

  • Si hay más animales en la casa, establece barreras los primeros días para que todos tengan su propio espacio y ninguno se sienta invadido.

  • La elección de un alimento adecuado es crucial para su desarrollo y bienestar. Existen en el mercado opciones excelentes para satisfacer a tu gato, sean cuales sean sus necesidades y características.

  • Usa productos que dispersan relajantes naturales a base de feromonas en el ambiente. Esto ayudará a que se sienta menos estresado

  • Coloca el arenero en un lugar bien ventilado y alejado de su agua y su comida. Por supuesto, dispón de un arenero individual y procura que no lo comparta con ningún otro gato.

El periodo de adaptación tras una adopción puede ser duro y requiere de paciencia y serenidad. No sabes cuál ha sido la experiencia previa de tu gato adoptado y lo más probable es que al principio sienta desconfianza o le cueste adaptarse a un nuevo entorno.

La adopción de gatos es una gran decisión que cambiará tu vida, ¡disfruta de su compañía y dale todos los cuidados que necesita!

Artículos que te
pueden interesar