Alimentos prohibidos para gatos, ¿cuáles son?

Alimentos prohibidos para gatos, ¿cuáles son?

Los gatos son animales muy selectivos con aquello que comen. Por eso, las intoxicaciones alimentarias en ellos son menos frecuentes que en los perros. Sin embargo, si no sabes cuáles son los alimentos prohibidos para gatos, puedes ofrecerle algo de comer a tu compañero que crees que será bueno para él y que sea justo lo contrario. Por eso, en este artículo te contamos qué ingredientes son perjudiciales para tu felino para que puedas evitarlos.

LOS ALIMENTOS PROHIBIDOS PARA GATOS

 

Los alimentos prohibidos para gatos más comunes, que debes mantener lejos de su dieta y, si puedes, fuera de su alcance, son los siguientes:

 

UVAS Y PASAS

Estos alimentos pueden causar síntomas muy graves a los gatos. Si tu felino las come, en primer lugar tendrá vómitos y dolor en el abdomen, seguido de pérdida de apetito, aumento de la sed y debilidad. Si no recibe tratamiento, al cabo de 24 horas puede llegar a sufrir un fallo renal. 

 

No se sabe qué componente de la uva es el causante de esta reacción, pero se cree que los síntomas varían dependiendo del número de uvas o pasas ingeridas y de la sensibilidad individual de cada gato.

 

Aunque la tolerancia de cada animal es distinta, independientemente de la cantidad que haya comido y del peso y la edad que tenga tu perro, si ha ingerido uvas o derivados es fundamental que contactes con tu veterinario cuanto antes para que pueda tratar la situación lo más rápidamente posible. Él te orientará sobre cuál es el tratamiento más adecuado para evitar que tu gato desarrolle síntomas graves.
 

ALIMENTOS CON AJO Y CEBOLLA

El ajo y la cebolla pueden causarle anemia a tu compañero por rotura de glóbulos rojos (hemólisis), ya que contienen compuestos de azufre que vuelven más frágiles estos componentes esenciales de la sangre.


 
Debes saber que 5 gramos de cebolla por cada kilo de peso del animal son suficientes para provocarle síntomas. Y estos pueden aparecer tanto si come el ajo o la cebolla crudos como si están cocinados.


 
Los síntomas se manifiestan al cabo de unos días después de la ingestión y son secundarios a la anemia. Entre ellos se encuentran los vómitos, la palidez, la debilidad, la falta de apetito, que duerma más o que respire más rápido.


 
Los gatos son más sensibles que los perros a este tóxico y, aunque no suelen sentirse atraídos por la cebolla y el ajo, es importante que tengas cuidado con ofrecerle a tu compañero alimentos cocinados que incluyan estos ingredientes y puedan pasarle desapercibidos. 

 

LECHE

A los gatos les encanta la leche, sí. Pero, a medida que crecen, en su cuerpo disminuye la lactasa, la enzima necesaria para digerir la lactosa que se encuentra en ella. Por eso, tomar leche cuando son adultos les puede causar diarrea por intolerancia, al no poder digerir el alimento correctamente.


AGUACATE

El aguacate es un alimento tóxico para tu gato. De hecho, para él son tóxicas sus hojas, su semilla y también la pulpa del fruto. No se conoce aún cuál es su toxina, pero este fruto puede provocarle a tu felino una acumulación de líquido en los pulmones y también pancreatitis por un exceso de grasa.
 
Los síntomas más comunes que tu compañero podría mostrar son vómitos y diarreas, letargia y una respiración más rápida o dificultosa. 
 

CHOCOLATE Y CAFÉ

El chocolate contiene teobromina (un potente estimulador cardiovascular y del sistema nerviosos central) y cafeína, y el café, como sabes, cafeína. Ambas sustancias son perjudiciales para tu felino, ya que le pueden causar excitación, maullidos, temblores y taquicardias.
 

Las intoxicaciones por estos alimentos prohibidos para gatos son poco frecuentes porque no suelen ingerirlos. Por suerte, los gatos no son capaces de detectar el sabor dulce y, por tanto, no acostumbran a sentirse atraídos por productos que contengan chocolate, aunque puede ocurrir.  

 

ALCOHOL
El etanol es un alcohol frecuente de encontrar en bebidas alcohólicas, pero también en disolventes, pintura, desinfectantes e incluso en manzanas podridas en las que ha fermentado del azúcar.

 

La curiosidad de tu gato puede llevarlo a lamer los restos de una copa con una bebida alcohólica o a meter la pata en un líquido que contiene alcohol y chupársela después para limpiarse.

 

El alcohol se absorbe rápidamente en el aparato digestivo y llega al cerebro, provocando síntomas en menos de treinta minutos como incoordinación, debilidad, vómitos y diarreas. En casos graves, hasta puede provocar un coma.

 

Si crees que tu perro puede haber ingerido algo de alcohol, llévalo de inmediato al veterinario.
 

 

¿QUÉ HACER SI TU FELINO HA TOMADO UN ALIMENTO PROHIBIDO PARA GATOS?

 

En estos casos, es importante que mantengas la calma, pero que actúes pronto. Si crees que tu felino ha ingerido algún alimento prohibido para gatos, acude a tu veterinario. Cuéntale qué es lo que ha comido y, más o menos, en qué cantidad. Él valorará la situación y le dará un tratamiento adecuado para que el animal se encuentre bien lo antes posible y no tenga complicaciones.

 

Ahora ya sabes que existen muchos alimentos prohibidos para gatos y cuáles son los más comunes. Lo recomendable para cuidar su salud es ofrecerles una alimentación adecuada a su especie y de buena calidad. Esta dieta tiene que incluir todos los nutrientes que necesita, como los alimentos ADVANCE para gatos, así no necesitarás darle otros suplementos ni comida casera y te será muy fácil mantener lejos aquellos ingredientes que puedan ser perjudiciales para él.

 

Si crees que tu felino ha ingerido algún alimento prohibido para gatos, acude a tu veterinario.

Descubre la mejor comida para tu gato

Empezar test

Artículos que te
pueden interesar