Causas de las calvas en gatos

Causas de las calvas en gatos

Las calvas en gatos o áreas alopécicas son aquellas zonas donde el felino debería tener pelo y no lo tiene, o tiene muy poco. Existen muchas posibles causas: una reacción alérgica, un exceso de rascado, acné felino…, vamos a verlas.

TIPOS DE CALVAS EN LOS GATOS

 

Las calvas en gatos pueden ser de tipo focal (el animal tiene pocas lesiones o áreas sin pelo) o multifocal (tiene varias lesiones o áreas sin pelo). Además, pueden aparecer en diferentes zonas del cuerpo y tener tamaños y formas muy diversos en función de qué las provoca.

 

Cuando la ausencia de pelo es extensa y la mayor parte del cuerpo está calva, hablamos de una alopecia generalizada.

 

Normalmente, las calvas en gatos aparecen junto a otras alteraciones en la piel, como enrojecimiento, escamas, costras o pústulas. Y también suelen ir acompañadas de prurito (picor) u otros síntomas (fiebre, alteraciones gastrointestinales, apatía, etc.).

 

Si ves que a tu felino le falta pelo en algunas zonas, lo primero que debes hacer es visitar al veterinario, así podrá recibir el tratamiento que necesite. Además, ten en cuenta que algunas de las enfermedades que producen calvas en gatos pueden ser transmitidas a las personas, por lo que es importante que descartes esa posibilidad.

 

 

CAUSAS DE LAS CALVAS EN GATOS

 

Las causas más frecuentes de la aparición de calvas en gatos son estas:

  • Tiña: esta infección de la piel está causada por unos hongos que se alimentan de la queratina del pelo, y suele aparecer más frecuentemente en gatos jóvenes o con pocas defensas. Se caracteriza por la aparición de una o varias zonas sin pelo, circulares y bien definidas. A veces, la alopecia va acompañada de costras e inflamación en la piel, pero normalmente el gato no siente picor (a no ser que haya inflamación).

  • Acné felino: este puede afectar a gatos de cualquier edad y se puede identificar por la aparición de puntos negros, y en ocasiones granos, en la zona del mentón.

  • Dermatitis por ácaros (sarnas): existen distintas clases de sarna según el tipo de ácaro que las produce. Las hay que provocan la inflamación del folículo piloso (foliculitis), enrojecimiento, descamación y costras en la cabeza y el cuello de los gatos adultos (y en todo el cuerpo si son jóvenes o tienen pocas defensas). Mientras que otras afectan solo a la zona de las orejas, provocando prurito y calvas por rascado en ese área.

  • Dermatitis alérgicas: las más frecuentes son las dermatitis producidas por alergia a la picadura de la pulga, la dermatitis atópica y la producida por una mala reacción a un alimento. Todas ellas tienen síntomas similares en la piel, como el picor que puede hacer que aparezcan calvas en el gato por el exceso de rascado.

  • Alergias, bacterias y hongos: si no son tratados adecuadamente, estos pueden causar complicaciones, entre las que se encuentran la aparición de calvas en el gato, úlceras y lesiones en la piel.

  • Estrés: si tu felino está estresado, su comportamiento se verá afectado y es posible que empiece a lamerse de manera compulsiva, lo que puede hacer que le acabe faltando pelo en algunas zonas.

  • Castración: algunos machos que han sido castrados padecen un tipo de alopecia en la zona del abdomen y el interior de los muslos.

  • Cambios hormonales: algunas enfermedades relacionadas con la tiroides pueden producir, entre otros síntomas, alteraciones hormonales que provocan la caída del pelo en los gatos.

  • Afeitado: si una zona es rasurada durante la fase de reposo del pelo, es posible que quede calva durante unos meses.

  • Inyecciones: una posible reacción a las inyecciones subcutáneas es que aparezcan calvas circulares en la zona.

Algunas de las causas de la aparición de calvas en los gatos se pueden prevenir desparasitando y vacunando a tu felino con regularidad. Además, darle una alimentación equilibrada y cubrir sus necesidades también contribuirá a su buena salud y a su bienestar.

 

 

Con todo y teniendo en cuenta la cantidad de motivos que pueden provocar la aparición de calvas en tu gato, ante cualquier duda, es importante que acudas a tu veterinario para que pueda examinar a tu compañero y os ayude a tratar el problema de la mejor manera.

Artículos que te
pueden interesar