Cómo alimentar a un gatito recién destetado | Advance

Cómo alimentar a un gatito recién destetado

Acabas de adoptar un gatito que ha pasado del nido de su madre directamente a tu casa. Entre las muchas dudas que te pueden surgir, está la de la alimentación: ¿cómo afrontar el destete de un gatito con éxito? Te explicamos cómo evoluciona la alimentación del gatito para que puedas comprender mejor este momento.

DEL CALOSTRO
A LA LECHE

Durante el período de lactancia, la leche que la gata suministra a sus pequeños varía en cuanto a su composición. Así, durante las primeras 24 a 72 horas, los gatitos reciben calostro, que les proporciona protección inmunitaria en las primeras horas de vida, mientras que la composición de la leche normal les proporciona todos los nutrientes necesarios para crecer rápidamente.

LA
TRANSICIÓN

El destete es la transición de una alimentación láctea a una alimentación sólida. Así, la lactación comienza a disminuir a partir de la quinta o sexta semana de vida, al tiempo que comienzan a interesarse por el alimento que ingiere su madre. Empiezan por lamer los residuos de alimento que quedan alrededor de su boca; luego husmean en el comedero, hasta que ingieren por sí mismos alimentos sólidos.

EL
DESTETE

Para los gatitos es causa de estrés al cambiar su tipo de alimentación y alejarse del nido materno, por lo que no conviene anticiparlo mientras no sea necesario. Como regla general, el momento adecuado suele ser entre la sexta y séptima semana de vida.

TRAS EL
DESTETE

Es conveniente, dar a la madre durante la lactancia el mismo tipo de alimento que recibirán los gatitos después del destete. Los alimentos especialmente formulados son adecuados para ello, y aportan tanto a madre como a gatitos todos los nutrientes que necesitan. Entre las semanas 6 y 8, los gatitos deben estar totalmente destetados y acostumbrados a una dieta normal, con alimento completo y equilibrado.

DIETA Y
TOMAS

Durante esta etapa, en la que el cachorro crece tan rápido, lo ideal es darle alimento seco (puede ser ablandado con agua tibia) de 2 a 3 veces por día. Debes retirar las porciones que no coma después de una hora de habérselas servido, pues a temperatura ambiente pierden el sabor y pueden incluso descomponerse y perder sus propiedades. Entre los seis meses y el año de vida, reducirás las tomas diarias a dos, de tamaño moderado. Sin embargo, es conveniente que siempre le dejes un plato con una pequeña cantidad de comida a su disposición.

El destete es el paso de una alimentación láctea a una alimentación sólida y no se trata de un momento en la vida de los cachorros, sino de un proceso de transición

Artículos que te
pueden interesar