Cómo cortar las uñas a tu gato fácilmente

Cómo cortar las uñas a tu gato fácilmente

Es probable que algún que otro arañazo en tu piel delate que convives con un gato.

Por lo general, algún que otro rasguño provocado por el juego no hace daño a nadie; pero para evitar situaciones algo más desagradables en algún momento te verás en a necesidad de saber cómo cortar las uñas de tu gato.

En este artículo te explicamos la importancia que las uñas tienen para tu gato, cómo le ayudan a explorar el entorno, desplegar sus habilidades naturales para la caza y comunicarse. Por ello, es necesario que aprendas cómo cortar las uñas de un gato sin perjudicar estas funciones.

 

LAS UÑAS DEL GATO Y POR QUÉ CORTARLAS

 

Puede haber varios motivos por los cuales cortar las uñas de tu gato. Para empezar, si te gusta jugar con él, en más de una ocasión terminarás con marcas de arañazos en tu piel. Si tu gato no tiene superficies con las que desgastar sus uñas, también te tocará a ti ayudarle en esta tarea. Por otro lado, si tu gato tiene las uñas largas y es muy dado a marcar su territorio, tus muebles o el parqué pueden sufrir las consecuencias.

 

El estilo de vida de tu gato va a determinar también la necesidad de realizar un corte de uñas de forma periódica. Por ejemplo, si tu gato suele salir a la calle es más que probable que no necesite una manicura periódica, sus uñas se desgastarán de forma natural.

 

En el caso de los gatos jóvenes y cachorros sí puede ser una buena idea mantener las uñas sanas. También en el caso de gatos más mayores que ya no tengan tanta actividad, o si tu gato lleva una vida más sedentaria.

 

Si te propones averiguar cómo cortar las uñas del gato, para ponerlo en práctica, debes saber un par de cosas:

  • Las uñas de tu gato se componen principalmente de una proteína fibrosa llamada queratina. Las uñas crecen de forma permanente y tienen la curiosa característica de ser retráctiles. Así, cuando están en reposo, se esconden en las almohadillas de las patas de tu gato.

  • Las uñas de los gatos tienen un área muy sensible, formada por terminaciones nerviosas y vasos sanguíneos, que se conoce como pulpa. Debes ser capaz de reconocerla para evitar provocar cortes que causen un gran dolor a tu gato. No te preocupes, con la práctica será cada vez más sencillo. Solo debes actuar con suma cautela las primeras veces.

PASOS PARA CORTAR LAS UÑAS DE TU GATO

 

Como sabrás, puedes optar por buscar ayuda profesional especializada en cómo cortar las uñas del gato. En tu propio centro veterinario puedes solicitar más información. Si te decides a hacerlo en casa, te recomendamos seguir las siguientes pautas:

  • Elige la herramienta adecuada:

    Lo mejor es contar con un cortauñas para gatos. Están diseñados para esta tarea concreta, por lo que te facilitará mucho las cosas.

  • Plantea un sistema con recompensa para tu gato:

    Ponerlo en práctica desde una edad temprana es la clave para cortar las uñas de tu gato con mayor comodidad en el futuro.

  • Elige un lugar y momento tranquilo para que todo le indique a tu gato paz y sosiego:

    Debes asegurarte que lo  sujetas con firmeza y de forma segura.

  • Sujeta cada uno de los dedos del tu gato entre tus dedos índice y pulgar para poder presionar la almohadilla:

    Así obligarás a la uña a salir.

  • Antes de cortar, asegúrate de que diferencias totalmente la zona rosácea en la que está la pulpa que no debes cortar:

    Solo debes cortar la zona transparente. Si cortas en la zona de pulpa tu gato sentirá dolor y asociará el ritual con ello, por lo que te costará mucho más volverlo a intentar en el futuro. Si esto llegara a pasar, y cortas por la zona de la pulpa, no te alarmes, usa un antiséptico y aplica un medicamento coagulante para detener la hemorragia.

     

 

Además del ritual de cortar las uñas, es conveniente que el ambiente del gato cuente con espacios y objetos que puedan ayudarle a desgastar sus uñas de forma natural. Por ello, es una buena idea colocar por la casa rascadores de distintos materiales. Por otro lado, para evitar que tu gato rasque en lugares donde no quieres que lo haga, puedes dirigir el comportamiento a otras zonas que sí están preparadas para el rascado recurriendo al uso de feromonas sintéticas.

 

Para terminar, debes saber que existe una intervención quirúrgica que consiste en extraer las uñas de tu gato. Es totalmente desaconsejable hacerlo, pues implica amputar la tercera falange de cada dedo y la recuperación es muy dolorosa. Además, una vez curado, tu gato se sentiría completamente indefenso y desamparado.

 

Como venimos constatando con cada nuevo artículo, cuanto más sepas sobre tu gato, mejor cubrirás sus necesidades.

Aprender cómo cortar las uñas de tu gato es muy útil y necesario en determinadas situaciones. Si decides hacerlo tú mismo, aplícate a fondo y, ante cualquier duda, acude a tu veterinario.

Artículos que te
pueden interesar