Cómo desparasitar un gato interna y externamente: la guía definitiva

Cómo desparasitar un gato interna y externamente: la guía definitiva

Es probable que la mayoría de los gatos tengan parásitos a lo largo de su vida. Es importante evitar que el gato se vea afectado de parásitos para prevenir problemas de salud y es por ello que debes saber cómo desparasitar un gato.

En este artículo te presentamos los parásitos que son más habituales y la manera de acabar con ellos tanto interna como externamente.

 

CÓMO DESPARASITAR UN GATO: LA GUÍA DEFINITIVA

 

Para que tu gato esté completamente sano es importante que no tenga parásitos, ni internos ni externos. Los parásitos son pequeños microorganismos que se alimentan de la sangre y los nutrientes de tu gato. Incluso existen algunos tipos de parásitos que también pueden afectar a las personas: la llamada zoonosis puede ser muy grave para todos los miembros de la familia.

 

Por estas razones, es interesante conocer algunos de los tipos de parásitos más comunes que pueden afectar a nuestros gatos durante algún momento de sus vidas. Al ser algo bastante común, es útil que sepamos cómo desparasitar un gato, tanto por posibles parásitos externos como internos.

 

DESPARASITAR GATOS INTERNO

 

Parásitos intestinales

Los parásitos internos más conocidos que podría sufrir tu gato son los intestinales, a los que solemos referimos con el nombre de lombrices intestinales. Estas lombrices se contagian al estar en contacto con otros animales infectados o con sus heces, así como a través de la leche materna de una gata enferma. Es importante conocer cómo desparasitar un gato de parásitos internos intestinales y para ello hay que dejarse aconsejar y guiar por un veterinario.

 

La manera en la que tu gato va a manifestar una infección por lombrices intestinales variará también según su edad: los gatos de edad avanzada y los cachorros son los más vulnerables.

 

Cada gato se verá afectado en un grado determinado al infectarse por parásitos intestinales y es posible que no puedas observar síntomas. Sin embargo, puedes notar que tu gato presenta vómitos, diarrea, cansancio anormal, pocas ganas de comer y de moverse, entre otros síntomas.

 

Gusanos y otras bacterias

Aunque el parásito más común afecta al intestino, existen parásitos internos que pueden afectar a otros órganos. Veamos algunos ejemplos:

  • Gusanos de forma redonda (Toxocara cati o Toxascaris leonina)
  • Gusanos de forma plana (tipo tenias)
  • Gusanos con forma de látigo (Trichuris vulpis)
  • Lombrices con gancho (estróngilos como Ancylostoma)

Asimismo, hay algunas bacterias parasitarias que no son de tipo gusano como las giardias y los coccidios.

 

Otro tipo de parásitos internos: los gusanos del corazón

Este tipo de parásitos podrían desencadenar la muerte de tu gato así que debes estar atento a síntomas como tos gatuna o cansancio anormal. Los parásitos como la filaria se alojan en el corazón y en los vasos sanguíneos que llevan al pulmón y pueden provocar insuficiencia cardíaca y enfermedades asociadas.

 

Antiparasitarios internos

Para luchar contra los parásitos internos, podemos usar pastillas, líquidos e inyectables. Consultaremos en este caso también con nuestro veterinario la mejor opción. El tratamiento dependerá del tipo de parásito y la edad de tu gato. Si, por ejemplo, se trata de gusanos redondos, se considera que se tratará a tu gato desde las seis semanas hasta los 4 meses. Consulta a tu veterinario la regularidad ideal en tu caso.

 

No obstante, las medidas preventivas son esenciales para desparasitar un gato, como por ejemplo llevar un correcto régimen de desparasitación, que puede evitar las consecuencias de los contagios.

 

DESPARASITAR GATOS EXTERNO

 

Entendemos por parásitos externos aquellos que viven en el exterior del animal, en su piel, sus orejas, su pelo. Los más comunes son:

  • Ácaros
  • Garrapatas
  • Pulgas
  • Piojos

Además de los típicos picores, pulgas y garrapatas pueden transmitir otras enfermedades como la micoplasmosis o la ehrlichiosis que pueden ser muy graves para tu gato. Si crees que tu gato puede tener parásitos lo mejor es que acudas al veterinario para que te explique qué puedes hacer y cuáles son las mejores opciones.

Al acudir al veterinario podemos preguntarle cuál es la mejor solución para nuestra mascota, ya que él considerará cuál es mejor método para el gato.


Antiparasitarios externos

Podemos atacar una infestación externa de parásitos con:

  • Pipetas de administración mensual (consultar a veterinario siempre)​

  • Collares antiparasitarios
  • Sprays
  • Jabones y champús
  • Pastillas de administración oral
En el centro veterinario te informarán de cuál debe ser la periodicidad de aplicación del antiparasitario en tu gato, según su estilo de vida o cuál te resulte más fácil de administrar.

 

CÓMO DESPARASITAR UN GATO: IMPORTANCIA DE LA PREVENCIÓN

 

Tanto si se trata de parásitos externos como internos, la medida más efectiva para acabar con ellos es siempre la prevención. Una buena prevención, tanto de infecciones por parásitos internos como de los externos, evitará que se desarrollen problemas más graves. A continuación, algunos consejos para prevenir la infección de parásitos en tu gato:

  • Cuando adoptes un gato nuevo, es fundamental que lo lleves al veterinario y pase la revisión tanto interna como externa.

  • Los gusanos redondos son muy comunes en gatos de corta edad: acude al profesional para que lo desparasiten.

  • Las pulgas y los ácaros son parásitos muy comunes y pueden afectar a tu gato. Si mantienes una desparasitación externa frecuente evitarás daños mayores.

  • Según el tipo de vida de tu gato deberás desparasitarlo con más o menos frecuencia. Por ejemplo, si vives en una casa con jardín deberás desparasitar a tu gato más frecuentemente ya que la proliferación de parásitos es más probable.

  • Puede que tu gato no salga a la calle, pero tú sí: en este caso el vehículo de los parásitos son tus zapatos, tu ropa…

  • Nunca desparasites a tu gato con un producto para perros, los daños pueden ser muy graves.

Como ves, existen varios tipos de parásitos que podrían afectar a tu gato. Pero si eres consciente de ello y te implicas en la prevención mediante revisiones periódicas y la administración regular de antiparasitarios no tienes de qué preocuparte. Esperamos que esta guía sobre cómo desparasitar un gato te haya servido de ayuda, ¿nos cuentas qué te ha parecido?

Artículos que te
pueden interesar