Cómo detectar y tratar la gripe en gatos

Cómo detectar y tratar la gripe en gatos

¿Tu felino ha empezado a tener mocos, tos u otros síntomas? Te contamos cómo detectar la gripe en gatos y te damos algunos consejos sobre cómo debe tratarse esta enfermedad para evitar complicaciones.

¿QUÉ ES LA GRIPE EN GATOS?

 

La gripe felina es una enfermedad contagiosa (¡entre gatos!) de las vías respiratorias altas, que puede estar producida por varios microorganismos. Los más frecuentes son el herpesvirus felino de tipo I (FHV) y el calicivirus felino (FCV), que suelen combinarse con otros agentes infecciosos.

 

Ambos virus afectan al aparato respiratorio, pero sus síntomas presentan diferencias que pueden ayudarte a detectarlos y diferenciarlos. El contagio se produce por contacto con las secreciones de un gato infectado (ya presente síntomas o no).

 

La gripe en gatos afecta sobre todo, aunque no exclusivamente, a los felinos que viven en colonias, a los gatitos que no están vacunados, a gatos de edad avanzada y a adultos enfermos o con un sistema inmunológico deficiente, para quienes la enfermedad puede ser grave.

 

 

¿CÓMO DETECTAR LA GRIPE EN GATOS?

 

La manera más sencilla de detectar la gripe en gatos es observando los signos y síntomas que provoca. Además, el veterinario puede realizar varias pruebas de laboratorio para confirmar el diagnóstico.  

 

Como decíamos, los signos y síntomas de la gripe felina variarán en función del virus que la provoque.

 

SÍNTOMAS DE LA GRIPE EN GATOS PROVOCADA POR EL HERPESVIRUS FELINO TIPO I

 

Los síntomas de este tipo de gripe en gatos pueden durar hasta 4 semanas e incluyen, mayormente, alteraciones respiratorias y oculares como estas:

  • Rinitis con estornudos y secreción nasal

  • Tos

  • Conjuntivitis con secreciones oculares, hinchazón de la conjuntiva y espasmos involuntarios del párpado

  • Lesiones en la córnea

  • Fiebre, apatía e incluso anorexia

  • Si tienes gatitos recién nacidos que aún no han abierto los ojos, puede ser que se les acumule secreción bajo los párpados.

En algunos casos, la gripe en gatos puede dejar signos crónicos en los ojos del animal (secuestro corneal) o en sus vías respiratorias (rinosinusitis crónica).

 

 

SÍNTOMAS DE LA GRIPE EN GATOS PROVOCADA POR EL CALICIVIRUS FELINO

 

En este tipo de gripe en gatos, el virus se replica también en la mucosa oral y en el pulmón, además de en ojos, nariz y tráquea. Por eso, algunos síntomas son similares a los anteriores y otros muy distintos. Estos suelen durar entre 1 y 2 semanas y son los siguientes:

  • Rinitis con estornudos y secreción nasal

  • Conjuntivitis con espasmos del párpado

  • Gingivitis crónica (inflamación de las encías)

  • Úlceras en la lengua y el paladar

  • Periodontitis

  • Hipersalivación

  • Neumonía

  • Fiebre

  • Anorexia por dolor en la boca

  • En el caso de los gatitos, también pueden experimentar cojera

La mayoría de los gatos que sufren la gripe felina quedan como portadores latentes. Esto significa que el virus queda “oculto” en su organismo y, bajo determinadas situaciones que bajan sus defensas (el estrés, el embarazo, la lactancia, cirugías, etc.) puede volver a activarse.

 

 

¿QUÉ HACER SI TU GATO TIENE LA GRIPE FELINA?

 

No existe un tratamiento curativo de la gripe en gatos, pero sí unas medidas recomendadas si tu compañero padece esta enfermedad:

  • Acudir al veterinario.

  • Tratar los síntomas como la inflamación, el dolor, la anorexia, etc.

  • Controlar las infecciones secundarias siguiendo las instrucciones de tu veterinario.

  • Darle un tratamiento de soporte si fuera necesario, administrándole fluidos y una alimentación especial.

  • Reforzar el sistema inmunológico de tu gato.

Pero, como siempre, es mejor prevenir que curar. En este sentido, promover que tu felino tenga unas defensas fuertes es fundamental para evitar la gripe de los gatos y, en general, mantener su salud en condiciones óptimas.

 

Para ello, ofrécele una alimentación adecuada y equilibrada, suprime los factores que le provoquen estrés, adapta el entorno a sus necesidades instintivas y sigue los protocolos de vacunación recomendados por tu veterinario.

 

Por otro lado, teniendo en cuenta lo contagiosa que es la gripe en gatos, si adoptas un nuevo gatito que aún no está vacunado y tienes otros felinos en casa, debes mantenerlo separado y extremar la higiene para evitar sustos.

 

 

Si observas que tu compañero muestra síntomas de gripe, no dudes en contactar rápidamente al veterinario para que pueda darle un tratamiento temprano y ayudarlo a recuperarse cuanto antes.

Descubre la mejor comida para tu gato

Empezar test

Artículos que te
pueden interesar