Cómo eliminar las pulgas en gatos pequeños

Cómo eliminar las pulgas en gatos pequeños

Uno de los aspectos a tener en cuenta al cuidar de tu gatito es el problema que pueden ocasionarle las pulgas. Estos parásitos son muy abundantes y transmisores de enfermedades, por lo que es indispensable su erradicación.

Las pulgas en gatos pequeños llegan a ser un riesgo para su salud, así que evitarlas es esencial.

 

 

¿CÓMO DETECTAR LAS PULGAS EN GATOS PEQUEÑOS?

 

Las pulgas en gatos pequeños no son algo raro, ya que estos parásitos se propagan fácilmente en el entorno y entre gatos que tienen contacto directo.

 

Las zonas donde es común ver pulgas en un gato pequeño son el abdomen, el cuello y las orejas, además de en la base de la cola, que es el área donde aparecen con más frecuencia.

 

Cuanto antes actúes para parar la propagación de las pulgas en tu gato, más simple será su eliminación. Por eso la detección temprana del problema es tan importante. Estos son algunos signos que te ayudarán a detectar las pulgas en tu gato pequeño:

  • Cuando un gato pequeño tiene pulgas, su conducta cambia. Así que, si tu mascota las coge, verás que no actúa como siempre, sino que empieza a mostrar un comportamiento más irritable, arisco y antisocial.

  • El picor es otra consecuencia de la aparición de pulgas en tu gato pequeño, por lo que vas a notar que se acicala y rasca en exceso, más de lo habitual. Además, esto hace que su piel se enrojezca, solo tienes que apartar el pelo para verlo.

  • Otro de los signos que notarás es que el pelo de tu gato cambia y se vuelve mucho más mate, sin brillo y áspero. También es posible que pierda el pelo en algunas zonas de su cuerpo, sobretodo en la base de la cola.

  • Si usas una liendrera o cepillo con púas muy finas y tu gato pequeño tiene pulgas, lo más seguro es que encuentres liendres, larvas o incluso alguna pulga adulta. Aunque si no las detectas no significa que tu gato no las tenga. Además, puedes descubrir excrementos de pulgas en el pelaje del animal, que aparecen en forma de pequeños puntos negros.

  • Algunos gatos desarrollan una reacción alérgica a la picadura de pulga, que hacen que se rasquen y laman aún más y les aparezcan costras. Por lo tanto, si encuentras pulgas en tu gato pequeño, es recomendable que acudas a tu veterinario de confianza.

 

¿CÓMO ELIMINAR LAS PULGAS EN TU GATO PEQUEÑO?

 

Las pulgas en gatos pequeños pueden exterminarse de varias maneras. Aquí te mostramos las principales, solo tienes que elegir la que mejor se adapte a ti y a tu compañero.

  • Los collares son una opción muy buena para la eliminación de estos parásitos. Los productos químicos que llevan impregnados ahuyentan a la pulga además de matarla. La duración de este collar suele ser de unos 3 meses.

  • Las pipetas son un producto bastante usado por su eficacia y rapidez. Son inocuas para tu gato y se aplican en el cuello porque es una zona donde el felino no alcanza a acicalarse. La mayoría de pipetas tienen una duración de un mes.

  • Los champús antiparasitarios son otra opción, aunque no tan rápida y efectiva como las anteriores. Aún así, su uso te ayudará a combatir el problema.

 

¿CÓMO EVITAR QUE VUELVAN A APARECER?

 

La prevención, usando los mismos métodos que para eliminarlas, es lo más recomendable ante cualquier problema de este tipo.

 

Si encuentras pulgas en tu gato pequeño, es posible que tu casa también sufra su invasión. Lo más aconsejable es que hagas limpieza general y laves con agua muy caliente y en la lavadora todas las mantas, cojines y otros textiles donde tu gato pase tiempo. Además, debes rociar con spray antipulgas todos los rincones y espacios de la casa como camas, sofá, sillones, sillas o cualquier otro lugar que tu gato utilice.

 

No olvides el tiempo de duración del producto antipulgas que hayas elegido para tu gato, ya que es muy importante que apliques uno nuevo cuando haya pasado su efecto.

 

 

Si no has conseguido prevenirlas, lo más importante es la eliminación de las pulgas en tu gato pequeño tan pronto como aparezcan. Por otro lado, consultar a tu veterinario habitual nunca está de más para recibir todos los consejos que puedas necesitar en tu caso particular.

Artículos que te
pueden interesar