¿Cómo hacer que mi gato no maúlle por la noche? - ADVANCE

¿Cómo hacer que mi gato no maúlle por la noche?

Algo te despierta en mitad de la noche. Cuando logras identificar qué es, después del consabido momento de confusión nocturna, te viene una pregunta a la cabeza: «¿cómo hacer que mi gato no maúlle por la noche?». ¿Te suena?

Como sabes tu gato maúlla para comunicarse contigo. Es su forma de intentar hacerte llegar sus mensajes. Sin embargo, puede que a veces elija horarios poco convenientes para comunicarse contigo. Si te preguntas «cómo hacer que mi gato no maúlle por la noche» sigue leyendo. En este artículo queremos resolver esta duda y entender por qué los gatos tienen este comportamiento de maullar de noche.

 

POR QUÉ MI GATO MAÚLLA POR LA NOCHE

Antes de averiguar cómo hacer que mi gato no maúlle por la noche, conviene saber por qué lo hace. Explorar las causas del comportamiento nos facilitará encontrar la solución. Ante todo, debemos tener siempre presente que los gatos maúllan porque quieren comunicarse con nosotros. Así, si te despiertas por la noche y tu gato está maullando podría tener alguna de estas necesidades:

 

  • Tiene hambre.

    Por lo general, tu gato prefiere comer muchas veces al día en pequeñas cantidades. Los gatos en estados salvajes pueden comer hasta 15 presas pequeñas al día. Por este motivo, a tu gato podría resultarle difícil estar toda la noche sin comer.

  • Se aburre.

    Por eso intenta llamar tu atención mediante el maullido para captar tu atención y lograr que juegues con él.

  • Está en celo.

    Especialmente las hembras que no han sido esterilizadas suelen maullar a cualquier hora del día para llamar la atención de los machos. Es un maullido agudo muy molesto. Los machos, si sienten la presencia de una hembra en celo cerca, también pueden maullar.

  • Tiene dolor o se encuentra mal.

    En este caso, el maullido sería alto y desesperado. También podría emitir este tipo de maullido lastimero si se ha quedado encerrado en algún lugar del que no pueda salir.

  • Está enfermo.

    Tiene alguna de estas enfermedades que hacen que los maullidos se incrementen:

    • Hipertiroidismo. se trata de una enfermedad hormonal, más frecuente en gatos mayores, causada por un exceso de hormonas tiroideas. En estos casos, además de maullidos, se puede observar un aumento del apetito del gato, pérdida de peso y un estado general nervioso e irritable.
    • Estrés. Los gatos son especialmente sensibles a los cambios. Una mudanza, la llegada o la pérdida de un miembro de la familia con la que convive, o el más mínimo cambio en el mobiliario podría desencadenar un episodio de estrés.
    • Disfunción cognitiva. Esta enfermedad ocurre en gatos ancianos. Podríamos equipararlo a la demencia senil de las personas mayores. Los gatos mayores de 10 años podrían sufrir esta enfermedad y ver alterados sus ciclos de sueño-vigilia, desorientarse y sentirse perdidos.

CÓMO HACER QUE MI GATO NO MAÚLLE POR LA NOCHE: ESTRATEGIAS

Una vez vistas las causas, podemos establecer qué tipo de acciones podemos llevar a cabo para resolver tu duda sobre «cómo hacer que mi gato no maúlle por la noche». ¡Toma nota!

 

  • Si oyes a tu gato maullar durante la noche y no es algo propio de él, lo primero que debes hacer es cerciorarte de que no le ocurre nada. Podría estar encerrado en alguna habitación, atrapado en algún sitio en el que se ha metido buscando un escondite, herido por una caída, etc.

  • Plantéate la esterilización. Así evitas que maúlle cuando se pone en celo. Además de eludir los maullidos nocturnos,  también te librarías de las escapadas y de las camadas de gatitos no deseadas.

  • Dale de comer antes de acostarte. Si detectas que la causa de sus maullidos es el hambre, el remedio es sencillo: dale de comer antes de irte a dormir. Puedes dejarle un plato de comida que le dure toda la noche, o bien decantarte por los comederos automáticos o interactivos. Si tu gato es especialmente glotón, esta es una buena solución. Algunos comederos inteligentes pueden programarse para que se abran a determinadas horas.

  • Incrementa las sesiones de juego diurnas. Así tu gato estará más cansado al llegar la noche, se relajará y no maullará.

  • Establece rutinas. Jugar y comer a las mismas horas hará que tu gato aprenda que puede esperar en cada momento y no exigirá atención durante la noche.

  • Visita al veterinario. Si los maullidos de tu gato están acompañados de otros síntomas, lo mejor es consultar con el experto. De esta forma, podrías descartar cualquier indicio de enfermedad.

QUÉ NO DEBO HACER SI MI GATO MAÚLLA POR LA NOCHE

Una vez resuelta tu duda sobre «¿cómo hacer que mi gato no maúlle por la noche?» solo queda una tarea pendiente. Es importante señalar qué acciones o decisiones están totalmente desaconsejadas si el gato emite molestos maullidos nocturnos.

 

  • No le castigues ni grites. Es del todo contraproducente, no sirve para nada. Lo único que podrías lograr es que se estrese y se vuelva desconfiado.

  • No te levantes para jugar con él o alimentarlo. Si lo haces, estarás reforzando su conducta y entenderá que los maullidos funcionan. Por tanto, si tu gato maúlla por la noche para llamar tu atención, ignóralo.

Como ves, existen varias estrategias que responden a tu pregunta sobre «¿cómo hacer que mi gato no maúlle por la noche?». Eso sí, antes de seguir estos consejos, te recomendamos que te asegures de que tu gato no tiene una enfermedad o se siente mal por algún golpe o caída. En ese caso, debes visitar cuanto antes a tu veterinario de confianza. 

 

Descartado cualquier problema de salud, recuerda que podrías resolver los maullidos nocturnos con la esterilización, poner a su alcance comida por la noche o jugar con él antes de irte a dormir para que esté más relajado y cansado por la noche.

 

Descubre la mejor comida para tu gato

Empezar test

Artículos que te
pueden interesar