Cómo limpiar las orejas de tu gato

Cómo limpiar las orejas de tu gato

Limpiarle las orejas a tu gato puede ser necesario en muchas ocasiones. Sin embargo, se trata de un procedimiento que puede resultarle molesto, por lo que es de esperar que no siempre sea sencillo. Estamos aquí para ayudarte.

CUÁNDO LIMPIAR LAS OREJAS DE TU GATO

 

Los gatos suelen acicalarse muy a menudo y cuidar ellos mismos de su higiene personal. Por eso, generalmente, sus oídos se mantienen sanos y limpios y no es necesario limpiar las orejas de los gatos con frecuencia.

 

En la mayoría de ocasiones, la presencia de suciedad en las orejas de un gato, acompañada o no de otros síntomas como costras, olor intenso, dolor o picores, se debe a la presencia de alguna patología del oído. Entre estas enfermedades, las más frecuentes son las otitis, que pueden estar producidas, entre otras cosas, por ácaros en las orejas del gato.

 

En otras ocasiones, tanto los gatitos pequeños que todavía no son autosuficientes, como los adultos que pasan mucho tiempo en la calle, los gatos muy mayores o aquellos que sufren alguna patología, pueden descuidar su higiene.

 

En cualquiera de estos casos, si encuentras suciedad en las orejas de tu felino, lo recomendable es que, antes de limpiar las orejas del gato, lo lleves al veterinario. Por un lado, porque el tipo de secreción determinará el producto más adecuado para limpiar las orejas de tu gato y, por el otro, porque puede darle información al veterinario sobre alguna enfermedad que debería tratarse para no causarle mayores complicaciones.

 

 

CÓMO LIMPIARLE LAS OREJAS A TU GATO

 

Ten en cuenta que, al igual que con cualquier otro procedimiento que vayas a realizar con tu felino, lo ideal es realizar una habituación progresiva desde una edad temprana, con la ayuda de premios y tratando al gato suavemente y con cuidado.

 

Para limpiarle las orejas a tu gato, te recomendamos utilizar un limpiador de oídos específico para felinos. Existen múltiples opciones a la venta en tiendas especializadas o clínicas veterinarias. Escoge el producto que mejor se adecúe a las necesidades de tu gato siguiendo las recomendaciones de tu veterinario.

 

Pasos a seguir para limpiarle las orejas a tu gato:

  • Busca un lugar tranquilo y sujeta a tu gato de forma segura, pero sin forzar demasiado. Tal vez necesites la colaboración de otra persona o el uso de una toalla para inmovilizarlo ligeramente. Si tu gato se pone muy nervioso o se resiste mucho, es preferible parar y realizar aproximaciones progresivas para que la experiencia sea menos desagradable y el felino se vaya habituando.

  • Aplica unas gotas en cada oreja siguiendo la pauta del veterinario o las indicaciones del producto, preferiblemente a temperatura ambiente.

  • Masajea suavemente cada oreja durante unos 15-20 segundos para que el líquido penetre adecuadamente. Si lo haces de manera correcta, escucharás un sonido “de chasquido” característico mientras realizas el masaje.

  • Inmediatamente después del masaje, deja que tu gato sacuda la cabeza unas cuantas veces. Se sentirá más aliviado y contribuirá a que las secreciones salgan del conducto auditivo.

  • Posteriormente, introduce suavemente una gasa limpia hasta donde alcance tu dedo y realiza movimientos rotatorios para impedir que los residuos puedan quedar acumulados en el interior.

  • No te recomendamos usar bastoncillos para limpiar las orejas de tu gato, debido a que, además de empujar las secreciones, el interior del oído podría dañarse, provocando serios problemas a tu gato.

  • Si fuera necesario aplicar otro tipo de tratamiento tras el limpiador, es recomendable dejar secar el conducto auditivo durante unos minutos.

  • Una vez finalizado el procedimiento, no olvides premiar a tu gato (chuches, caricias, juegos, etc.) para que la experiencia sea más positiva.

La frecuencia de las limpiezas depende de múltiples factores, como la frecuencia con que se acumulan las secreciones, las causas que lo provocan y el tipo de producto que vayas a usar. Por lo que es recomendable seguir las indicaciones del veterinario para tu caso concreto.

 

Si observas que tu felino acumula secreciones en el interior del canal auditivo, no dudes en acudir al veterinario antes de limpiarle las orejas al gato. Un profesional debe realizar una exploración del estado del oído y valorar las posibles causas para poder establecer un tratamiento si fuese necesario.

Artículos que te
pueden interesar