Diabetes en gatos: síntomas y tratamiento - ADVANCE

Diabetes en gatos: síntomas y tratamiento

Una de las enfermedades endocrinas más frecuentes en gatos es la diabetes. Si no sabes si tu gato la padece o crees que podría padecerla pero no dispones de información sobre los síntomas de esta enfermedad, vamos a intentar resolver todas las dudas que surgen a raíz de la diabetes en gatos, tanto síntomas como tratamientos. No obstante, lo más adecuado es que acudas a un veterinario para que le hagan a tu gato las pruebas pertinentes.

¿EN QUÉ CONSISTE LA DIABETES EN GATOS?

 

En condiciones normales, los gatos después de comer tienen un aumento de glucosa en sangre, lo que provoca que el páncreas libere insulina para que los tejidos puedan aprovechar la glucosa como fuente de energía. La diabetes en gatos provoca hiperglucemia, glucosa en sangre alta, ya que los tejidos no son capaces de procesarla. Los motivos por los que el gato no puede procesar la glucosa son dos:

  1. Diabetes tipo 2. La más frecuente, provoca una alteración en las células que producen la insulina haciendo que el organismo no pueda metabolizar el azúcar que hay en sangre.

  2. Diabetes tipo 1. Es muy rara en gatos, la cual las células del páncreas se destruyen y no se produce insulina.


La diabetes en gatos es más frecuente si se cumplen ciertas circunstancias:

  • Gatos macho castrados

  • Gatos mayores de siete años

  • Problemas de sobrepeso. La obesidad da una predisposición a la resistencia de la insulina.

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMSAS DE LA DIABETES EN GATOS?

 

  • Polidipsia. Uno de los síntomas más frecuentes es el aumento de la sed. Notarás que su cuenco de agua se vacía con más rapidez de la habitual o que tu gato va más veces a beber y pasa mucho rato bebiendo.

  • Poliuria. Es una consecuencia de la polidipsia. El gato bebe más agua, por lo que hace sus necesidades con una mayor frecuencia de la habitual. Notarás la bandeja de la arena más mojada y tendrás que cambiarla más a menudo.

  • Polifagia. Al comienzo de la enfermedad, comerá mucho más de lo habitual. Sin tratamiento, poco a poco irá comiendo menos.

  • Pérdida de peso. Aunque tu gato pueda comer más de lo habitual, irá perdiendo peso con el tiempo.

¿CÓMO ES EL TRATAMIENTO DE LA DIABETES EN GATOS? 

 

Alimentación especial para el gato

Tu gato debe llevar una alimentación especialmente creada para gatos diabéticos que debe administrarse un mínimo de dos veces al día para ayudar a mantener los niveles de glucosa estable y mantener un peso adecuado. Esta dieta debe ser:

  • Baja en carbohidratos, para evitar subidas bruscas de glucosa.

  • Alta en proteínas, así pueden utilizar la proteína como fuente de energía.

  • Baja en grasas.

  • El alimento húmedo es útil ya que es una comida baja en hidratos de carbono.

Aumentar el ejercicio

Ayudará en la hiperglucemia, haciendo que no se dispare el nivel de glucosa en sangre. Añade juegos en su espacio, como rascadores o torres por las que tenga que trepar. 

 

Hipoglucemiantes orales

No es muy efectivo, pero es posible administrar algún medicamento mientras los signos de la diabetes son leves. Medicamentos como la glipizida, induce a las células pancreáticas a producir insulina por sí mismas, si todavía existe células funcionales.

 

Insulina

Es el tratamiento más efectivo. Se administra una inyección subcutánea cada 12 horas con insulina para controlar la glucosa en sangre, como hacen quienes tienen diabetes. Puede no gustar aplicar una inyección a tu gato, pero debes saber que la aguja es muy pequeña y el gato no suele apreciarlo.

 

Para hacerlo correctamente, levanta la piel y pon la inyección en el hueco que se forme, variando el lugar de inyección para evitar molestias. Una buena opción es hacerlo mientras el gato está comiendo, ya que estará distraído. Con cualquier duda, consulta con tu veterinario.

 

Con este tratamiento es posible que los síntomas remitan y se pueda estabilizar el nivel de glucosa en sangre. Si ocurre, es posible continuar con un tratamiento de dieta y ejercicio, manteniendo al gato vigilado y con controles veterinarios por si la glucosa se vuelve a disparar.

 

 

La diabetes en gatos es un problema frecuente y con el tratamiento adecuado es posible que incluso remita. Pero para evitarla, es muy importante que tu gato tenga un peso adecuado y que le estimules para que haga ejercicio. Cualquier duda que tengas, consulta con tu veterinario habitual, para que te pueda ayudar con esta enfermedad.

Descubre la mejor comida para tu gato

Empezar test

Artículos que te
pueden interesar