El síndrome del gato paracaidista | Advance

EL SÍNDROME DEL gato PARACAIDISTA

Que tienen 7 vidas, que son equilibristas, que siempre caen de pie... Varios mitos que se derrumban en un segundo, en el mismísimo instante en que tu gato perdió el equilibrio, cayó desde las alturas y, cual paracaidista, voló varios metros, hasta encontrarse con el suelo.

Se trata de una causa de atención veterinaria frecuente: traumatismos en gatos por el llamado síndrome del gato paracaidista.

Es cierto que ellos tienen una capacidad instintiva de caer sobre sus cuatro patas sea cual sea su posición antes de precipitarse; esto sucede porque el peso de su cuerpo está distribuido de forma simétrica y armónica de tal manera que el centro de gravedad coincide con el centro geométrico de su cuerpo. Eso les permite restituir su posición fisiológica durante el proceso de caída… pero no siempre lo consiguen. Puede fallar.

Se llama ‘síndrome del gato paracaidista’ cuando el felino sufre lesiones por haberse precipitado al vacío desde un balcón o ventana. No ocurre porque ellos se tiren, sino porque resbalan o algo les hace perder pie (una ráfaga de aire, algo que les asusta, un despiste…). Cuando el gato se precipita al vacío y no puede corregir en el aire su postura, la altura es demasiado alta o bien se encuentra con objetos como tendederos o salientes contra los que se golpea, puede sufrir lesiones de diversa gravedad.

El solo hecho de caer por una ventana, aún si saliera ileso, resulta una experiencia que los asusta bastante. No te extrañes si después de una “aventura” así, tu gato pasa 2 ó 3 días escondido.

LESIONES EN EL GATO PARACAIDISTA

Los traumatismos o lesiones causados por este tipo de caídas afectan principalmente a la cabeza, la columna vertebral, el tórax y el abdomen.
Aunque resulte sorprendente, son más graves los casos de gatos que se han precipitado desde una altura de menos de dos pisos, porque tiene menos tiempo para colocar su cuerpo y estirarse para reducir la velocidad de caída y rebajar, así, el impacto al dar con el suelo. Sin embargo, su capacidad de supervivencia a una caída de altura tiene un límite: alturas equivalentes a un piso 5 ó 6 terminan siendo mortales.

PREFIL DEL GATO PARACAIDISTA

El gato más susceptible a sufrir síndrome del gato paracaidista cumple dos características:

  • Es menor de 2 años: es menos frecuente que caigan gatos mayores.

  • No está esterilizado: las conductas de celo pueden favorecer que acaben cayendo de una ventana o balcón.

Sin embargo, ningún gato está totalmente a salvo de caer desde las alturas: ¡la prevención en casa será la mejor solución!

QUÉ HACER SI TU GATO SE CAE DESDE TU BALCÓN O VENTANA

Si tu gato cae desde una altura importante, recógelo con cuidado en una manta o una toalla y llévalo rápidamente a un hospital veterinario donde puedan atender casos de trauma.
El solo hecho de haber caído por una ventana, aún si saliera ileso, resulta una experiencia que los asusta bastante. No te extrañes si después de una “aventura” así, tu gato pasa 2 ó 3 días escondido. Dale tiempo para recuperarse, no lo fuerces, y poco a poco él solo recobrará su conducta habitual.

Artículos que te
pueden interesar