¿Es bueno bañar a los gatos?

¿Es bueno bañar a los gatos?

Teniendo en cuenta que estos felinos son conocidos por acostumbrar a mantenerse impecables, ¿es bueno bañar a los gatos? A continuación respondemos a esta pregunta y te contamos el porqué del acicalamiento continuo de tu compañero y otra información que te resultará muy útil.

¿ES BUENO BAÑAR A TU GATO, O NO?

 

Los felinos tienen fama de odiar el agua. Aunque eso no es así en todos los casos, uno de los motivos de esta reacción generalizada es que su piel se caracteriza por ser muy sensible. Por eso, el contacto con agua que esté a una temperatura elevada puede dañar su dermis. Así que, si tienes que bañar a tu gato, debes utilizar agua tibia

 

Todavía no hemos aclarado si es bueno bañar a los gatos o no, pero ya puedes intuir que, al menos, es posible.

 

Ahora sí: los expertos veterinarios no aconsejan bañarlos con frecuencia. Por un lado, porque no es necesario, ya que estos animales pasan gran parte de su tiempo acicalándose con muy buenos resultados. Por el otro, porque su dermis contiene aceites esenciales, naturales y propios que desaparecen al bañarlo (y, con ellos, la protección que le brindan).

 

Dicho esto, cada gato y cada situación es un mundo y, aunque no es adecuado lavarlos de forma habitual, es bueno bañar a tu gato cuando lo necesite. Por ejemplo, si desaparece unos días y, cuando vuelve a casa, está en unas condiciones pésimas en cuanto a higiene, será conveniente que le des un baño.

 

No obstante, te aconsejamos que, siempre que te surjan dudas sobre si a tu compañero algo puede irle bien o no, contactes con tu veterinario para que te asesore en ese caso concreto.

 

 

¿CUÁNDO ES BUENO BAÑAR A LOS GATOS?

 

Estas son las circunstancias en las que normalmente es bueno bañar a los gatos:

  • Cuando sufren una invasión de pulgas.

  • Si tienen una patología dérmica que requiere un lavado completo con champú especial para su eliminación, por ejemplo, la tiña.

  • En caso de golpe de calor.

  • Cuando están demasiado sucios, bien porque se han metido en algún sitio donde había productos químicos, como debajo de un coche, bien porque han dejado de acicalarse.

 

¿CÓMO BAÑAR A UN GATO?

  • Debes estar calmado y no transmitirle miedo ni estrés. Evita los ruidos fuertes o los golpes bruscos.

  • Siempre que sea posible, hazlo con ayuda. Mientras una persona aplica el champú especial para gatos, la otra puede sujetarlo con cuidado. Así tu felino se sentirá más calmado y no intentará huir constantemente.

  • Deja preparada la bañera antes de que él llegue. De esta forma evitas que se asuste con el ruido del grifo. ¡Y no olvides usar siempre agua tibia!

  • Evita sumergirlo o mojarle la cabeza. Esto los agobia mucho y los estresa, pudiendo incluso causarles un trauma. Sencillamente, mójale el cuerpo, enjabónalo con movimientos suaves y, después, retira el champú tranquilamente con agua.

  • Finalmente, sécalo con una toalla limpia y seca, y no se te ocurra utilizar el secador.

Como ves, de vez en cuando, en caso de que sea necesario, es bueno bañar a tu gato.

 

Sin embargo, lo normal es que él se mantenga limpio por sí mismo mediante el acicalamiento. Este comportamiento es indispensable para él, ya que no solo le sirve para estar impecable, sino que es una forma que tiene de regular su temperatura corporal. Al no tener glándulas sudoríparas por todo el cuerpo, tu felino usa el acicalamiento para transpirar, a través de la evaporación de la saliva.

 

 

Siempre es buena idea que busques información (profesional y fiable) sobre el comportamiento normal y las necesidades de tu compañero, así podrás proporcionarle los mejores cuidados en cada momento. Ahora ya sabes cuándo es bueno bañar a los gatos y cómo debes hacerlo para que la experiencia vaya lo mejor posible tanto para ellos como para ti.  

Descubre la mejor comida para tu gato

Empezar test

Artículos que te
pueden interesar