Fallo renal en gatos: causas y cómo tratarlo - Advance

Fallo renal en gatos: causas y cómo tratarlo

El fallo renal en gatos es uno de los problemas que más afectan a nuestros felinos cuando llegan a una edad avanzada.

En este artículo veremos los síntomas más importantes para poder reconocer este problema lo antes posible, y veremos unas pautas para mejorar la calidad de vida de los gatos que sufren fallo renal.

 

¿QUÉ ES EL FALLO RENAL EN GATOS?

 

El fallo renal en gatos consiste en una pérdida de la función renal. Los riñones actúan como filtros dentro del organismo. Es decir, ayudan a eliminar las sustancias tóxicas de la sangre, que se han producido por el metabolismo y las funciones corporales, y esas sustancias tóxicas se eliminan por la orina. Como estas toxinas no se eliminan, se produce una intoxicación.

Entre estas sustancias se encuentran:

  • La urea, que proviene del metabolismo de las proteínas de la dieta.

  • La creatinina, que proviene de los músculos del cuerpo.

  • El fósforo, que es un mineral que puede resultar dañino en altas concentraciones.

Otro problema que aparece en el fallo renal en gatos es que el riñón deja que escapen proteínas en la orina, que en situaciones normales son demasiado valiosas y se reabsorben. 

 

CAUSAS DEL FALLO RENAL EN GATOS

 

Existen muchas causas que pueden provocar un fallo renal en gatos, como tumores o ingestión de tóxicos, como anticongelantes. Pero la mayoría de las veces no es posible encontrar el motivo. 

El riñón está formado de pequeñas unidades filtradoras, llamadas nefronas. En el fallo renal crónico, estas nefronas van muriendo poco a poco, a lo largo de meses o años, y son sustituidas por tejido fibroso, que es semejante al tejido que se forma en una cicatriz, pero que no tiene capacidad filtradora. Es un proceso irreversible y degenerativo, es decir, empeora con el tiempo.

La mayoría de las veces, cuando se detecta un fallo renal, ya se ha perdido más del 75% de esas nefronas.

 

SÍNTOMAS DEL FALLO RENAL EN GATOS

 

Los síntomas más evidentes es que beben más y orinan más (polidipsia y poliuria, respectivamente). Esto ocurre porque el riñón necesita producir más cantidad de orina para eliminar las toxinas, y a consecuencia de esto, es necesario aumentar la ingesta de agua para evitar la deshidratación. La orina de los gatos con insuficiencia renal es muy abundante y de color muy claro, debido a que apenas lleva toxinas.

En casos avanzados aparece una pérdida de apetito y vómitos, ya que las toxinas provocan gastritis y náuseas, además de úlceras en la lengua debido al exceso de urea que se encuentra en la sangre (uremia). 

 

¿CÓMO PUEDO AYUDAR A UN GATO CON FALLO RENAL?

 

La base para mejorar la calidad de vida, además de tratar los síntomas, se basa en disminuir las toxinas y disminuir la carga de trabajo de los riñones para conservar las nefronas funcionales el mayor tiempo posible. 

  • Las dietas renales, como ADVANCE RENAL FELINO, son uno de los pasos más importantes para cuidar la función renal de nuestros gatos, ya que contienen un nivel moderado de sales, proteínas y fósforo, que ayudan a controlar las toxinas resultantes del metabolismo y de esta forma disminuye la carga de trabajo del riñón. 

  • Otra buena opción es estimular el consumo de líquidos. Existen varias formas que pueden ayudar a conseguirlo:

    • Alimentos húmedos, como patés o mouses.
    • Añadir  caldo de cocer pollo o pescado al alimento, o añadir también un poco de este caldo en el agua de bebida para añadirle sabor.
    • En casos avanzados de fallo renal en gatos se puede administrar fluidoterapia bajo la piel varios días por semana. Lo puede hacer tu veterinario o tú mismo en casa. 
  • La insuficiencia renal puede provocar hipertensión arterial, y se administran tratamientos antihipertensivos que además disminuyen las proteínas que se pierden con la orina (proteinuria).

  • Existen suplementos nutricionales que ayudan a absorber el exceso de fósforo y otras toxinas, y en casos de gastritis los protectores de estómago como la famotidina y el omeprazol pueden ayudar a controlar los vómitos. 

El fallo renal en gatos es una enfermedad crónica y degenerativa que empeora con el tiempo. Un alimento adecuado, con niveles controlados de fósforo, proteínas y sales, además de un aumento de líquidos y medicamentos para controlar la hipertensión y las náuseas puede ayudar a tu gato a disminuir los síntomas y tener una buena calidad de vida durante más tiempo.

Descubre la mejor comida para tu gato

Empezar test

Artículos que te
pueden interesar