Feromonas gato: ¿Cómo utilizarlas? - ADVANCE

Feromonas gato: ¿Cómo utilizarlas?

Los gatos son animales territoriales y solitarios: ¿por qué es importante este dato?

Pues porque a menudo hay gente que obliga a su gato a compartir espacio con otros animales sin pensar en si a él le gusta la idea. Y, a veces, sin siquiera pensar cuál sería la mejor manera de introducir los nuevos miembros. Normalmente los gatos se habitúan bien a la nueva situación, pero en algunas circunstancias puede que aparezcan comportamientos no deseados que deriven en problemas de convivencia. En estas ocasiones, las feromonas para gatos pueden ser una elección muy buena.

 

FEROMONAS PARA GATOS

 

Las feromonas felinas son sustancias químicas naturales que segregan los gatos para transmitir mensajes y así comunicarse con individuos de su especie. Por su parte, el gato que recibe esa información la procesa mediante un órgano específico llamada órgano de Jacobson, que está situado a nivel del hueso vómer, a la altura de la nariz.

Existen una amplia gama de feromonas para tu gato, pero las que se usan en la práctica y que se fabrican sintéticamente son las que propician el cariño y la calma.

 

¿POR QUÉ ESTAS SON LAS FEROMONAS MÁS EMPLEADAS?
 

El hecho de que estas feromonas para gatos produzcan relajación se explica con el gran beneficio que tienen en distintos niveles de su comportamiento, ya que les ayudan a eliminar el estrés.

Otra gran ventaja de las feromonas es que ayudan a controlar los trastornos de comportamiento del gato, sobre todo cuando el estrés es el mayor problema.

 

BENEFICIOS DE LAS FEROMONAS PARA GATOS

 

A continuación encontrarás algunos beneficios que tiene el uso de las feromonas para tu gato:

  • Son sustancias artificiales que hacen la comunicación entre felinos más fácil y relajada, de manera que ayudan a que haya un ambiente de paz entre ellos.

  • Ayudan a mitigar el miedo que padecen los gatos a causa de distintos traumas.

  • Hacen que el gato se sienta seguro en situaciones de nerviosismo. Y es que los gatos sufren angustia por diferentes situaciones del día a día:

    • por ejemplo, una mudanza, la llegada de un bebé…: pueden resolver momentos de estrés
    • situaciones más corrientes que mantengan intranquilo a tu gato, como los ruidos de las obras o de la calle
    • viajes o desplazamientos en el transportín: las feromonas son muy útiles para que no llegue a destino nervioso
    • después de una operación: las feromonas ayudarán a mantenerlo tranquilo, confiado y también controlan los miedos o traumas que le pueda ocasionar el proceso postquirúrgico.

Como ya has visto, las feromonas para gatos ayudan a controlar los problemas de comportamiento, así que si ya has percibido algunos y no sabes cómo solucionarlos, no dudes en consultar a tu veterinario habitual y exponerle la situación en la que te encuentras.

El objetivo ideal de las feromonas para gatos es lograr un ambiente de paz en el hogar, que hará que la familia viva en una situación de tranquilidad.

Y para terminar, no olvides que prevenir es la mejor forma de actuar: antes de usar feromonas, o de forma simultánea, intenta apaciguarle evitando al máximo situaciones de estrés.

Descubre la mejor comida para tu gato

Empezar test

Artículos que te
pueden interesar