Gastritis en gatos: todo lo que debes saber - ADVANCE

Gastritis en gatos: todo lo que debes saber

Si tu gato vomita varias veces en un espacio corto de tiempo, podría estar sufriendo una gastritis. Esta enfermedad puede tener diferentes causas. A continuación te contamos las más importantes, los síntomas de las gastritis en gatos y su tratamiento.

CAUSAS DE LA GASTRITIS EN GATOS

 

La gastritis en gatos es una inflamación de la mucosa del estómago. Esta capa reviste el interior del estómago y, en condiciones normales, produce una sustancia que la protege de la acidez de los jugos gástricos. Cuando esta sustancia se destruye, la mucosa queda expuesta a los ácidos del estómago y se inflama.

 

La gastritis en gatos más común es la gastritis aguda, que suele estar causada por algo que tu felino ha ingerido, por ejemplo:

  • Un alimento que le produce intolerancia.

  • Demasiada cantidad para su pequeño estómago en un corto periodo de tiempo.

  • Ciertos fármacos, cortisona o productos tóxicos.

  • Algo inadecuado o en mal estado (aunque esto último es menos frecuente, ya que los gatos son animales muy selectivos con lo que comen).

  • Alguna planta tóxica para él. Muchas plantas, sobre todo ornamentales, tienen componentes en sus hojas o flores que pueden irritar la boca, el esófago y el estómago de tu gato.

  • Un cuerpo extraño, como un hilo o un pequeño juguete.

También existen otros tipos de gastritis en gatos que pueden estar provocadas por parásitos, estrés, insuficiencia renal, la bacteria estomacal helicobacter o algunos virus.

 

Por último, si tu felino está expuesto de forma repetida a algún alimento que le produce intolerancia o si sufre inflamaciones crónicas, puede desarrollar una gastritis crónica.

 

 

¿QUÉ SÍNTOMAS PROVOCA LA GASTRITIS EN LOS GATOS?

 

El síntoma más importante en una gastritis en gatos es el vómito del alimento o del agua después de comer o beber. Además, cuando su estómago esté vacío, tu compañero puede vomitar líquido transparente, moco o una espuma blanca, que son las secreciones y el moco del estómago, o bilis, que verás de color amarillo.

 

Otros síntomas frecuentes son la hipersalivación, las arcadas o las náuseas. Podrás notar estos síntomas en que tu gato se lama los labios o trague continuamente.

 

Si el ácido ha dañado mucho la mucosa de su estómago, es posible que vomite un poco de sangre. En ese caso, verás manchas rojizas en el vómito o como pequeños posos de café, si la sangre ha sido digerida.

 

También es probable que tenga dolor en el abdomen, falta de apetito y deshidratación, cosa que puede hacer que tu gato beba más.

Si los vómitos no remiten en 24 horas o si tu compañero tiene otros síntomas, como diarrea, apatía o fiebre, es recomendable acudir al veterinario.

TRATAMIENTO DE LA GASTRITIS EN GATOS

 

Lo más importante en una gastritis aguda en gatos es dejar que el estómago descanse para que baje la inflamación y la capa protectora pueda repararse.

 

Así, en la mayoría de casos, un ayuno de entre 12 y 24 horas será suficiente para resolver el problema. Si pasado este tiempo los vómitos quedan controlados, puedes empezar a darle un poco de agua cada 2 o 3 horas y, si la tolera, pequeñas cantidades de una dieta blanda cada 4 o 6 horas.

 

La dieta blanda consiste en alimento que ser muy fácil de digerir, para que el estómago de tu felino no tenga que trabajar demasiado. Además, debe contener una cantidad de fibra y grasa moderada para que el estómago se vacíe con rapidez. Un producto ideal es el alimento ADVANCE GASTROENTERIC SENSITIVE para gatos, que cuenta también con proteínas de pavo e hidratos de carbono especialmente seleccionados para disminuir el riesgo de reacciones adversas al alimento. 

 

Si los vómitos no remiten en 24 horas o si tu compañero tiene otros síntomas, como diarrea, apatía o fiebre, es recomendable acudir al veterinario para que pueda examinarlo.

 

 

En resumen, la gastritis en gatos es un problema frecuente que, en muchas ocasiones, puede resolverse con ayuno y una dieta específica. Eso sí, si los vómitos son muy fuertes, no se resuelven con el ayuno o si tu felino muestra otros síntomas, lo más recomendable es visitar a tu veterinario lo antes posible para que pueda ofrecerle el tratamiento necesario.

Descubre la mejor comida para tu gato

Empezar test

Artículos que te
pueden interesar