¿Por qué mi gato respira muy rápido en ocasiones? - ADVANCE

¿Por qué mi gato respira muy rápido en ocasiones?

¿Tu gato respira muy rápido en ciertos momentos? Es probable que te hayas asustado…

Hoy en ADVANCE nuestro propósito es darte los mejores consejos para que no dudes ni un minuto en cómo actuar en una situación así, ya que existen algunas causas emocionales, pero también se puede dar por patologías graves, y queremos que sepas todos los cuidados esenciales de tu compañero gatuno.

Si alguna vez has pensado: “¡mi gato respira muy rápido!” y quieres descubrir qué hay detrás de ese comportamiento, además de qué hacer en dicha situación, quédate en este post.

MI GATO RESPIRA RÁPIDO: 5 POSIBLES RAZONES

Es normal que te preocupes cuando acaricias a tu gato y sientes que respira muy rápido. Existen variadas situaciones en las que puedes percatarte de este tipo de respiración. Entre las más frecuentes se encuentran las siguientes:

1 “MI GATO RESPIRA MUY RÁPIDO MIENTRAS DUERME”

Que tu gato respire rápido no siempre es signo de un problema de salud. Antes de empezar a analizar los problemas patológicos, queremos mostrarte una situación que no está relacionada con ninguna enfermedad cuando tu gato respira muy rápido. 

Se trata del sueño en fase REM donde predominan los movimientos oculares rápidos. En este periodo del descanso tu felino empieza a soñar. Además, se une con una respiración muy acelerada. Esta situación es completamente normal y no es preocupante porque no enmascara ninguna afección. 

Sin embargo, los siguientes momentos donde tu gato respira muy rápido sí implican una dificultad de salud en tu minino. 

2 “MI GATO RESPIRA MUY RÁPIDO Y ESTÁ INMÓVIL”

Esta situación podría ser una causa grave, porque podría indicar una caída fuerte desde una altura considerable, un atropello o un accidente con otro gato o perro. Tras el traumatismo o contratiempo tu gato respira muy rápido y no se puede mover porque podría haber lesiones internas preocupantes como un neumotórax, hemorragia interna en la que se podría expulsar vómito sanguinolento, dolor intenso o una fractura en las extremidades u otro lugar de su cuerpo. 

Ante todo, debes saber que es una emergencia veterinaria y que tienes que acudir a tu centro veterinario más cercano de forma inmediata para que el experto pueda valorar el acontecimiento y el estado interno del animal.

3 “MI GATO RESPIRA MUY RÁPIDO Y, ADEMÁS, BABEA”

Uno de los síntomas principales tras una intoxicación es la aparición de una respiración muy agitada y un constante babeo en tu gato más querido. 

Si tu gato respira muy rápido y además tiene otros signos clínicos, característicos en un envenenamiento debes buscar ayuda profesional si sufre de:

  • Jadeo constante.

  • Náuseas.

  • Signos neurológicos, como la desorientación.

  • Mala coordinación al caminar.

Esta es una situación de emergencia con un riesgo elevado. Tienes que correr lo más rápido posible a la clínica veterinaria más cercana para que atiendan con urgencia a tu mascota.

4 “MI GATO RESPIRA MUY RÁPIDO A LA VEZ QUE JADEA”

Los gatos suelen sufrir de periodos de estrés. El estrés en tu gato es una situación en la que se muestra signos como el jadeo constante y también, momentos en los que tu gato respira muy rápido. Los animales que sufren estrés:

  • Se muestran en alerta.

  • En continuo movimiento.

  • Babeando.

  • Con las pupilas dilatadas.

Es importante que dejes a tu gato a su aire para no provocarle mayor estrés. Después de hacer esto, te aconsejamos que llames a tu veterinario habitual para que pueda explicarte y darte los mejores consejos, así actuarás lo mejor posible para recuperar el bienestar de tu mejor amigo.

5 “MI GATA RESPIRA MUY RÁPIDO TRAS EL PARTO”

Es natural que tu gata esté acelerada en su respiración durante el parto. Sin embargo, una vez finalizado el proceso, tu gata debería volver a su estado normal de reposo. Es decir, sin jadeos y con un ritmo de respiración normal.

Lo ideal es que vigiles a tu mascota y si tu gata respira muy rápido después del parto y, además, tiene signos clínicos tales como:

  • Nerviosismo

  • Se desploma al caminar o está descoordinada

  • Salivación excesiva

  • Tiene fiebre y las mucosas pálidas

Son señales de urgencia porque podría estar padeciendo eclampsia. La eclampsia es una enfermedad asociada al parto, cuando comienza el periodo de lactancia, en la que los niveles de calcio en sangre descienden drásticamente provocando dichos síntomas. 

El papel del veterinario es fundamental ya que tu gata necesitará un tratamiento de fluidoterapia y otros medicamentos por vía intravenosa.

Otras causas asociadas a una respiración agitada son:

  • Asma felina.

  • Anemia severa.

  • Golpe de calor.

  • Hipoglucemia o hipertiroidismo.

  • Cuerpo extraño que imposibilita la respiración.

  • Cáncer o masas.

Como ya hemos mencionado durante todo el artículo, cada una de las situaciones en las cuales tu gato respira muy rápido, excepto donde tu felino está durmiendo plácidamente, necesitan asistencia veterinaria. Es importante saber enfrentarse a las diferentes situaciones que se pueden presentar en la vida de tu gato para que puedas ayudarlo de manera inmediata y eficaz. 

Los consejos que te mostramos en ADVANCE son solo informativos, y aunque siempre tienes que ponerte en contacto con tu veterinario de confianza para decidir la mejor solución. Nosotros te acercamos un poco al mundo de los gatos para que disfrutes y aprendas de tu mascota preferida.

No olvides que el bienestar de tu pequeño compañero depende de ti.

Descubre la mejor comida para tu gato

Empezar test

Artículos que te
pueden interesar