Insuficiencia renal en gatos: causas y síntomas

Insuficiencia renal en gatos: causas y síntomas

La insuficiencia renal se produce cuando los riñones empiezan a fallar y no pueden filtrar sustancias tóxicas de la sangre de manera adecuada. En tu gato, la insuficiencia renal puede ser aguda (de aparición rápida en horas o días) o crónica (de aparición lenta a lo largo de meses o años).

En este artículo encontrarás las principales causas de insuficiencia renal en gatos, los síntomas, cómo se diagnostica y qué tratamientos existen para tratarla.

 

INSUFICIENCIA RENAL EN GATOS: ¿QUÉ FUNCIONES TIENE LOS RIÑONES?

 

Los riñones son órganos que cumplen con funciones tan variadas e importantes como la eliminación de productos tóxicos a través de la orina, el control de la tensión arterial, la regulación de minerales (fósforo, sodio, potasio)  o la estimulación de la médula ósea para que se produzcan glóbulos rojos.

 

¿QUÉ ES LA INSUFICIENCIA RENAL?

 

La insuficiencia renal en gatos se produce cuando los riñones empiezan a fallar y no pueden desempeñar sus funciones de manera adecuada. Algunas de las alteraciones que se producirán son:

  • Aumento de productos tóxicos en sangre, incluyendo aumentos de creatinina y urea, que son dos de las sustancias más importantes que los riñones filtran y eliminan. 

  • Aumento de la tensión arterial, es decir, hipertensión. 
     

  • Alteraciones en los niveles de minerales (electrolitos) en sangre como el fósforo o el potasio.

  • En caso de insuficiencia renal crónica, anemia, es decir, niveles bajos de glóbulos rojos en sangre. 
     

TIPOS DE INSUFICIENCIA RENAL EN GATOS

 

Tu gato puede presentar dos tipos de insuficiencia renal:

  • Insuficiencia renal aguda: el fallo renal se produce de forma muy rápida (en horas o días).

  • Insuficiencia renal crónica: el fallo renal se produce de manera lenta a lo largo de meses o incluso años.

La insuficiencia renal crónica es la más frecuente en gatos, sobre todo en los de avanzada edad (a partir de los 8 años). La aguda, en caso de presentarse, afecta a gatos de cualquier edad. Es muy importante llevar una dieta adecuada con ADVANCE renal, indicada para apoyar el funcionamiento del sistema renal de tu gato, en caso de insuficiencia renal crónica. Además, ayuda a evitar la formación de cálculos de oxalato y a mantener la musculatura de tu gato.

 

PRINCIPALES CAUSAS

 

Causas de la insuficiencia renal aguda

  • Intoxicaciones: muchos productos químicos y medicaciones pueden producir un fallo renal agudo en tu gato. Por ejemplo: pesticidas, insecticidas, líquidos limpiadores, líquido anticongelante, toxinas de plantas como los lirios y algunos antibióticos. También ciertos medicamentos que tenemos en casa, como el ibuprofeno, pueden ser tóxicos para tu gato. Por lo que si ingiere alguna de estas sustancias por accidente, ¡¡es muy importante que lo lleves inmediatamente al veterinario!! Y que le lleves una foto o una muestra de la sustancia para que pueda evaluarlo mejor.

  • Traumatismos o caídas: los atropellos y las caídas desde grandes alturas pueden causarle a tu gato insuficiencia renal, sobre todo si sufre una fractura de cadera o se daña la vejiga.

  • Infecciones y otros procesos inflamatorios que afecten a los riñones.

  • Piedras en el riñón o en las vías urinarias que bloquean la salida de la orina.

  • Deshidratación severa, golpe de calor e insuficiencia cardiaca: pueden provocar que no llegue suficiente sangre a los riñones y, por tanto, que haya un fallo renal agudo.

 

Causas de la insuficiencia renal crónica

  • Fallo del funcionamiento del riñón asociado a la edad: es la causa más frecuente de insuficiencia renal en gatos. Cuando tu gato va envejeciendo,es habitual que su riñón no funcione tan bien.

  • Algunas razas de gatos como las razas abisinia y persa tienen problemas genéticos que les hace sufrir de insuficiencia renal crónica cuando aún son jóvenes.

  • Tumores: linfoma, cáncer de riñón.

  • Infecciones: peritonitis infecciosa felina, infección de orina crónica.

  • Inflamación crónica del riñón.

  • Piedras en el riñón u obstrucción urinaria.

SÍNTOMAS

 

Si tu gato tiene insuficiencia renal aguda, los síntomas aparecen de forma rápida y son: vómitos, pérdida de apetito, letargo, apatía, diarrea, halitosis, disminución o ausencia de orina, incoordinación y convulsiones. Con la insuficiencia renal crónica, es frecuente notar que tu gato bebe más cantidad de agua. Como consecuencia, orina más. Los síntomas aparecen a lo largo de meses o años y son: delgadez, menos apetito, vómitos, pelaje seco y sin brillo, estreñimiento, disminución de la actividad, debilidad muscular e incluso ceguera.

 

TRATAMIENTO

 

El tratamiento variará dependiendo de si la insuficiencia renal es aguda o crónica. La aguda suele requerir hospitalización para recibir fluidoterapia intravenosa y los medicamentos y cuidados adecuados. Si existen piedras en las vías urinarias, es posible que tu gato necesite cirugía.

Para la insuficiencia renal crónica, el veterinario le recomendará a tu gato una dieta especial baja en fósforo y proteínas y rica en ácidos grasos omega 3. Además, necesitará agua fresca para beber siempre que quiera. También es posible que necesite medicación.

La insuficiencia renal en gatos es un problema bastante común. La aguda es menos frecuente, pero puede ser muy grave, por lo que necesita atención veterinaria inmediata. La crónica es frecuente en gatos de más de 8 años, pero pueden vivir cómodamente si recibe los cuidados necesarios.

Artículos que te
pueden interesar