Lombrices en gatos: causas y tratamiento

Lombrices en gatos: causas y tratamiento

Las lombrices en gatos son una parásito muy común que puede afectar su salud a diferentes niveles. Para evitar que tu gato se infecte, lo más importante es la prevención a través de una desparasitación regular y periódica

¿Sabes cómo debes actuar ante la presencia de parásitos intestinales en tu gato? En este artículo te explicamos diferentes tipos de lombrices en gatos y cómo puedes actuar en cada caso.

 

¿QUÉ SON LAS LOMBRICES EN GATOS?

 

Es posible que las lombrices en gatos se presenten al menos una vez en su vida, con bastante seguridad. Es un problema que se puede considerar menor, pero hay que estar alerta y tratarlo a tiempo porque puede provocar que tu gato no goce de una salud digestiva adecuada, impidiendo de esta manera la absorción de los nutrientes que necesita.

  • Las lombrices en gatos suelen afectar a los cachorros que provienen de la calle o de refugio.
  • Pueden afectar también a gatos en contacto con otros animales o con acceso al exterior.

¿CUALES SON LAS LOMBRICES MÁS EXTENDIDAS?

 

Si hablamos de nombres técnicos de las lombrices en gatos, podemos destacar las que más se encuentran en estos animales:

  • Gusanos de forma redonda (Toxocara cati o Toxascaris leonina)
  • Gusanos de forma plana (tipo tenias)
  • Gusanos con forma de látigo (Trichuris vulpis)
  • Lombrices con gancho (estróngilos como Ancylostoma)

     

     

 

PARÁSITOS INTESTINALES GATOS: ¿ESTÁ TU GATO AFECTADO?

 

Los síntomas visibles de las lombrices en gatos son de diferente tipo y con distinto nivel de virulencia dependiendo de diversos agentes en juego. La edad de tu gato es uno de los factores que determina el grado en que puede verse afectado. La cantidad de parásitos así como el tipo de gusano que viva en tu gato también hará que veamos unos u otros síntomas.

 

Entre los síntomas que nos indican que estamos ante un caso de lombrices en gatos podremos observar diarrea, vómitos, falta de ganas de comer, barriga con hinchazón y estado físico poco enérgico y apático. Los cuadros más agudos se dan en gatos muy jóvenes o gatos muy mayores.

 

Por qué es importante que tu gato no tenga parásitos en el intestino

Los parásitos que se alojan en el intestino de los animales son ladrones de nutrientes que hacen que el proceso de digestión no cumpla su función. Si tu gato no absorbe las sustancias que necesita, su salud se ve afectada y aparecen anemias y otras afectaciones más graves. No pases por alto el hecho de que tu gato tenga gusanos y trata las infestaciones como conviene, acudiendo a tu centro veterinario.

 

CÓMO PREVENIR LAS LOMBRICES EN GATOS

 

La mejor manera de evitar las lombrices en gatos es la prevención. Para ello, consulta con el veterinario acerca de qué antiparasitario interno es el más adecuado y cada cuánto se lo tenemos que suministrar. Normalmente los antiparásitos internos tienen forma de comprimido, así que si ves difícil darle una pastilla a tu gato, puedes consultar con el veterinario otras formas de suministro.

 

En el caso de que detectes o creas que tu gato tiene lombrices, acude al veterinario para su valoración. Y si otros animales conviven con tu gato, piensa que aunque sean de especies diferentes, es igual de importante que también estén desparasitados.

 

La prevención es la clave y el mejor consejo cuando hablamos de evitar y controlar las lombrices en gatos. Si sospechas que tu gato puede tener gusanos intestinales o cualquier otro parásito, acude al veterinario para que le haga una revisión. Los parásitos pueden ser el desencadenante de graves problemas de salud: es tu responsabilidad evitarlos.

Artículos que te
pueden interesar