¿Los gatos lloran?

¿Los gatos lloran?

Seguro que más de una vez has tenido la sensación de que tu gato, al maullar, parece que está llorando.

¿Te parece como si vieras que los maullidos no son los de siempre, sino con una parte de queja? Los felinos son encantadores y su manera de comunicarse contigo es increíble o, como mínimo, curiosa. En este post intentaremos contarte si los gatos lloran: cómo es esta manera de “hablar” que tienen los gatos y qué relación guardan los lloros con su comunicación.

 

¿LOS GATOS LLORAN COMO LOS HUMANOS?

 

La respuesta es sí. Las personas, cuando sentimos algo de dolor, ya sea físico o emocional, segregamos lágrimas. Es un proceso del cuerpo que se produce para limpiar, proteger y lubricar el globo ocular. Eso sí, todavía no hemos descubierto cuál es la razón por la que nuestro cuerpo activa estas lágrimas. Lo que sí está claro es que en momentos de mucha alegría y felicidad, o por lo contrario, en momentos de tristeza, enfado o rabia nuestro cuerpo reacciona llorando: es la forma de expresar estas emociones.

Los gatos también tienen esta capacidad: se emocionan, ya sea por felicidad o por tristeza, y su cuerpo activa ciertos mecanismos, al igual que los humanos. Asimismo, también tienen maneras de expresarlo, aunque no mediante lágrimas. Los gatos lloran de otra manera, transmitiendo quejas y llantos a través de sus maullidos. Esa es su manera de expresarse y comunicarse contigo de forma sencilla y directa.

 

¿POR QUÉ LLORA MI GATO?

 

Existen muchas causas por las que tu gato llora demandando atención:
 

  • Cuando son pequeños pueden maullar o quejarse para llamar a su madre porque les falte alimento, cobijo o se sientan solos. 

  • Al llegar a un nuevo hogar, tienen que aclimatarse a la nueva casa, a su nuevo espacio y a su nueva familia. No debe ser un tiempo muy largo, una semana aproximadamente. Tu gato puede llorar por sentirse extraño en su nuevo hogar, desprotegido o porque tiene miedo. Cuando ya se sienta agusto y todo el calor del hogar, su comportamiento cambiará.

  • Tu gato puede emitir sonidos de llanto o maullidos al comenzar el día. O cuando llegas a casa. Puede ser que te esté deseando unos buenos días o simplemente te esté saludando. ¿Te has fijado alguna vez si en estos momentos los maullidos son diferentes a los habituales?

  • Una de las grandes razones por la que pueda parecer que tu gato esté llorando es por la comida. Si tiene hambre o quiere más, seguramente empiece a maullar cerca de su bol.

  • Los gatos también lloran por una posible falta de nutrientes. Es importante que tu gato lleve una alimentación sana y equilibrada para evitar enfermedades relacionadas con la falta de nutrientes.

  • Los gatos que ya son un poco mayores, pueden quejarse por algún dolor o alguna enfermedad. Enfermedades no visibles, como la artritis, artrosis o insuficiencia renal pueden ser muy habituales en tu gato mayor. Debes acudir a tu veterinario lo antes posible para que le haga un chequeo exhaustivo.

  • El celo puede ser otro motivo por lo que tu gato pueda llorar. En estas temporadas, que suelen coincidir con épocas de mucha luz, tu gato estará más hiperactivo, irritable y querrá escaparse de casa por cualquier medio para reunirse con otros gatos. Si tu gato no está esterilizado consulta a tu veterinario de confianza, él te aconsejara lo mejor que puedes hacer según tu situación.

Los gatos lloran, aunque de una manera distinta a como lo hacemos los humanos. Permanece atento a su comportamiento y no dudes en consultar con tu veterinario si observas alguna conducta fuera de lo habitual.

Artículos que te
pueden interesar