¿Los gatos pueden tener piojos? | Advance

¿Los gatos pueden tener piojos?

Quizás alguna vez te ha asaltado la duda y te preguntas si, como las personas, los gatos pueden tener piojos. La respuesta es que sí, también ellos pueden sufrir una infestación por piojos.

En este artículo te contamos todo lo que debes saber sobre este tema para que puedas prevenir la presencia de este incómodo parásito en el pelo de tu gato. Pero, también te contaremos cómo puedes tratarlo.

 

LOS PIOJOS EN LOS GATOS

Existen dos tipos de piojos, los masticadores y los picadores. Los primeros se alimentan de los restos orgánicos que encuentran en la piel, como escamas cutáneas, secreciones, restos de piel… Los piojos picadores, se alimentan de sangre que obtienen gracias a un aparato bucal especializado.

 

En los gatos, solo podemos encontrar los piojos masticadores, concretamente los de la especie Felicola subrostratus. Podrían afectar a cualquier gato, pero especialmente a los que tienen el pelo largo. Sin embargo, son más frecuentes en gatos descuidados, abandonados, y en especial gatitos jóvenes o muy viejos e inmunodeprimidos.

 

CUÁL ES EL CICLO BIOLÓGICO DE LOS PIOJOS

Para poder deshacerte de ellos y prevenirlos, es importante saber cuál es su ciclo vital. Son más numerosos en las épocas frías del año —otoño e invierno—. Además, al contrario que las pulgas, que pasan gran parte de su ciclo vital en el suelo, los piojos pasan toda su vida sobre el gato.

 

El ciclo vital al completo, desde que nace hasta que cubre todas las fases y transformaciones para producir la siguiente generación, dura entre 4 y 6 semanas. Durante este tiempo, las hembras son las encargadas de depositar los huevos llamados liendres sobre el gato. Las liendres quedan fuertemente adheridos al pelo.

 

En dos semanas las liendres se convierten en ninfas, que mudarán de estadio 5 veces más hasta convertirse en piojos adultos.

 

SIGNOS DE QUE TU GATO TIENE PIOJOS

Los gatos pueden tener piojos y los signos que los delatan son los siguientes:

 

  • Tu gato tendrá un picor intenso, causado por el movimiento incesante de los parásitos sobre su piel. Esto podría causar irritación, nerviosismo y alteraciones de conducta. Incluso tu gato podría llegar a dejar de comer.

  • Aparecen lesiones dermatológicas con caspa, costras, calvas causadas por el rascado y mordisqueo intenso. Incluso, tu gato podría llegar a automutilarse para aliviar el picor.

  • Transmisión de piojos a otros gatos, si tienes varios gatos y uno tiene piojos, empezarás a ver los mismos signos en todos ellos, signo inequívoco de que se han transmitido los piojos.

CÓMO SE DIAGNOSTICA LA INFESTACIÓN POR PIOJOS

Si llevas a tu gato al veterinario porque sospechas de que tenga piojos, se podrá determinar que tiene piojos después de inspeccionarlo. Los piojos se pueden ver fácilmente sobre la piel del gato, así como las liendres adheridas al pelo.

 

Otra forma de diagnóstico es tomar una muestra de pelo o realizar raspados cutáneos para ser observados al microscopio.

 

¿SE PUEDEN PASAR LOS PIOJOS DE TU GATO A TI Y VICEVERSA?

Por suerte, como los piojos de los gatos son específicos y están adaptados a su tipo de piel y pelo, no se pueden transmitir a las personas ni a otras especies animales. Sin embargo, sí se transmiten a otros gatos o felinos.

 

 

CUÁL ES EL TRATAMIENTO Y CÓMO PREVENIRLOS

Dado que los gatos pueden tener piojos, es necesario saber cómo se pueden tratar y evitar. En este caso, las recomendaciones de tratamiento y prevención coinciden: aplicar antiparasitarios. Puedes optar por collares, pipetas, champús especiales, sprays…

 

Lo mejor es que todos los gatos que vivan juntos reciban el tratamiento, solo de esta forma te aseguras de acabar con todas las fases de los piojos. Sigue siempre la pauta marcada por el veterinario y el producto utilizado.

 

A pesar de que los piojos no son tan resistentes a las condiciones ambientales como las pulgas, conviene hacer un manejo eficiente del entorno. Lava la ropa de cama, aspira colchones, alfombras, mantas y zonas de contacto que pueden estar infestadas. No te olvides de los juguetes, cepillos y, en general, todo lo que tenga contacto con tu gato.

 

Como ves, los gatos pueden tener piojos, así que si ves signos de su presencia, actúa rápido para tratarlos y erradicarlos cuanto antes. No dudes en ponerte en contacto con tu veterinario para que te guíe acerca de la mejor estrategia.

 

Descubre la mejor comida para tu gato

Empezar test

Artículos que te
pueden interesar