Mi gato está triste, ¿tiene depresión?

Mi gato está triste, ¿tiene depresión?

¿Notas a tu gato triste y decaído? Es normal que te preocupes y pienses que quizás sufra depresión. Por si no lo sabías, los gatos también se deprimen.

En este artículo respondemos a esa pregunta que te ronda la cabeza cuando observas a tu gato decaído: «¿Mi gato está triste?, ¿sufrirá depresión?». Para que tengas toda la información, si notas a tu gato raro, te contamos en qué consiste la depresión en los gatos, cómo lo puedes detectar y qué puedes hacer para mejorar el estado de tu gato. ¡Una de las claves es la actividad física!

 

POR QUÉ MI GATO ESTÁ TRISTE

 

Seguro que si convives con un gato ya sabes que se trata de un animal muy sensible. Por eso, y dado que es territorial, el mínimo cambio en su ambiente o su entorno social puede afectarle. En los casos más extremos este tipo de cambios pueden provocarle a tu gato una depresión. Pero ¿a qué clase de cambios hay que prestar más atención?

 

  • Una mudanza, un cambio en el mobiliario o un nuevo miembro en la familia pueden suponer una pérdida de control en el ambiente del gato y que termine pasando factura.

  • Los gatos acostumbrados a salir de casa pueden sentirse tristes si de repente se les impide hacerlo. También pueden deprimirse gatos que nunca salen pero que en su entorno se sienten frustrados por no tener estímulos o juegos suficientes.

  • Los gatos acostumbrados a salir de casa pueden sentirse tristes si de repente se les impide hacerlo. También pueden deprimirse gatos que nunca salen pero que en su entorno se sienten frustrados por no tener estímulos o juegos suficientes.

  • Una mala relación con otro gato que viva en la misma casa puede provocar situaciones estresantes de las que es imposible escapar. Esto puede generar inseguridad en tu gato y a la larga tristeza.

  • La pérdida de un ser querido, ya sea su dueño u otro gato.

  • La soledad. Un gato que pasa mucho tiempo solo se aburrirá.

  • Maltrato o abandono en un anterior hogar.

  • A veces, la tristeza de tu gato es un síntoma de alguna enfermedad como una infección o anemia.

 

CÓMO SABER SI MI GATO ESTÁ TRISTE

 

Si sospechas que tu gato está triste es importante comprobarlo rápidamente para poder ponerle remedio. Si se te ha pasado por la mente la idea: «mi gato está triste», es probable que muestre alguno de estos síntomas:

  • Apatía: De pronto, tu gato no muestra interés por lo que le rodea, no interactúa contigo ni con su entorno.

  • Huye. Se esconde y deja de jugar.

  • No come ni se lava. En los casos más graves la desidia llega incluso a provocar anorexia.

  • Hace sus necesidades fuera de su arenero.

  • Duerme más, pero su postura no es relajada ni boca arriba.

  • Se vuelve más irritable. Maúlla más de lo normal y puede llegar a arrancarse el pelo.

     

 

QUÉ PUEDO HACER SI MI GATO ESTÁ TRISTE

  • Puedes prestarle más atención, pero no lo agobies. Habla con él, aprovecha para acercarte y acariciarlo o cepillarle el pelo.

  • Juega con él. Un gato activo que realiza ejercicio físico es menos propenso a la depresión. Si lo acostumbras a jugar con sus juguetes mantendrá esta actividad cuando se quede solo y se distraerá.

  • Procúrale un escondite seguro en el que pueda estar cuando quiera estar solo. Puede ser una caja, el fondo de un armario o lugares altos desde los que pueda controlar lo que ocurre en su ambiente.

  • Las feromonas de gatos pueden mejorar el bienestar de tu gato.

  • Trata de que los cambios en el ambiente sean muy graduales. Si sabes que se van a dar cambios procura que las rutinas del gato no se vean afectadas y sigue jugando con él como de costumbre.

  • Si habéis sufrido la pérdida de otro gato que era su compañero, no te apresures a reemplazarlo por otro porque podría rechazarlo.

  • Si observas que a pesar de poner en práctica estas recomendaciones tu gato no mejora, acude al veterinario. En la consulta podréis descartar alguna enfermedad y derivar al gato a un especialista que le ayude a superar su tristeza.

Como habrás comprobado, hay varias situaciones que pueden provocar tristeza en tu gato y con el tiempo, depresión. Si uno de tus pensamientos recurrentes cuando observas a tu felino es: «mi gato está triste», no dejes pasar el tiempo.

Actúa y pon a tu gato en las manos adecuadas para que vuelva a ser el gato alegre que era.

Artículos que te
pueden interesar