Mi gato me ataca, ¿cómo debo actuar?

Mi gato me ataca, ¿cómo debo actuar?

Una situación problemática y desagradable que puedes vivir con tu felino es que te ataque. Y si no entiendes el por qué, es muy difícil que sepas solucionar el problema. Pero no te preocupes, vamos a darte la información y los consejos que necesitas para no volver a decir “mi gato me ataca”.

Los gatos son animales de costumbres, con carácter y bastante independientes. Si tu gato te ataca, debes entender el motivo para saber qué hacer en cada situación. Escuchar la frase “mi gato me ataca” es muy común en las consultas veterinarias, veamos qué debes hacer para no pronunciarla nunca más.

 

MI GATO ME ATACA, ¿POR QUÉ?

 

Las agresiones de los gatos a sus dueños tienen diferentes causas:

  • La enfermedad. Si el motivo es que siente dolor cuando lo coges o acaricias, su reacción será la de atacarte repentinamente. Es algo común cuando los felinos padecen artrosis o incontinencia urinaria.

  • El estrés. Este provoca una gran frustración en tu gato y es posible que la manifieste siendo agresivo contigo.

  • El miedo. Que un gato ataque por miedo es algo frecuente. Tu felino, al no poder escapar de una situación incómoda para él, se defiende.

  • También existen causas como el ataque territorial o por dominancia.

     

 

¿QUÉ PUEDO HACER SI MI GATO ME ATACA? 

 

Ante todo, mantén la calma y ten paciencia. Tu felino tiene instinto depredador, pero con el adiestramiento adecuado se acabará eso de “mi gato me ataca”. Solo tienes que conseguir que entienda que sus agresiones tienen consecuencias desagradables para él.

  • Mantén una rutina de juego. Si tu gato te ataca, este es el primer paso a seguir. Debes evitar interaccionar con él con las manos o los pies. En su lugar, hazlo con algún juguete con el que tú no expongas tu cuerpo, por ejemplo un muñeco o una cuerda. Si el juego se convierte en agresividad dirigida a ti, aléjate y sal de la habitación para cortar la diversión de raíz.

  • Ofrécele estimulación ambiental. Tu gato no solo la disfruta, la necesita, y es un buen método cuando tu gato te ataca porque le ayuda a mantener el equilibrio emocional. Puedes colocar juguetes por diferentes zonas de la casa e ir cambiándolos de lugar. También le encantará que le dejes cajas vacías, bolsas de papel que produzcan ruido o tener a mano trepadores o juguetes interactivos en los que se introduzca un snack dentro para que él intente cazarlo.

  • Respeta su descanso. Para evitar que tu gato te ataque, es importante que le dejes pasar tiempo reposando sin molestias externas. Descansar es indispensable para su desarrollo y se enfadará si no se lo permites.

  • Evita los castigos. Tu gato no aprenderá de los castigos. Estos pueden confundirle y empeorar la situación, haciendo que se vuelva miedoso. En cambio, una educación basada en el refuerzo positivo (premiarle cuando se porte correctamente) es la mejor herramienta para evitar que tu gato te ataque.

  • Dale una alimentación de calidad. Una dieta correcta y con todos los nutrientes necesarios hace que tu gato se sienta sano y fuerte. Si tu felino está débil, no solo lo notarás en su estado físico, sino que también desarrollará un carácter irascible y violento.

Además de seguir estos consejos, puedes acudir a tu veterinario de confianza para que te guíe y te dé su opinión como profesional. Él conoce a tu felino y puede que tenga alguna sugerencia especial para tu caso concreto.

 

Como ves, el problema de “mi gato me ataca” tiene diferentes soluciones. Cuando tu felino es agresivo contigo no debes pasarlo por alto, ya que este comportamiento esconde una causa que necesita ser resuelta. Solucionar el problema no es solo bueno para ti, también es necesario para tu compañero.

Artículos que te
pueden interesar