Mi gato tiene caspa, ¿cómo la trato?

Mi gato tiene caspa, ¿cómo la trato?

Si acariciando a tu gato te da la sensación de que su piel parece desprenderse en pequeñas partículas similares a la caspa, es probable que te preguntes: «¿mi gato tiene caspa, es posible?».

La respuesta es sí. Los gatos pueden tener caspa. Si quieres saber por qué aparecen esas escamas blancas en la piel de tu gato y qué puedes hacer para que desaparezcan, estás en el lugar indicado. Sigue leyendo para saber más.

 

POR QUÉ MI GATO TIENE CASPA

 

La caspa no es más que piel muerta de color blanquecino que se desprende de la piel de tu gato y se queda pegada al pelo. Cuando la piel se renueva más rápido aumenta la cantidad de piel muerta y la caspa se convierte en seborrea. 

 

¿Sabes cuáles son las causas más frecuentes por las que aparece la caspa en gatos? Las enumeramos a continuación:

  • Clima seco y árido: Las circunstancias ambientales pueden favorecer que la piel se reseque y aparezca la caspa. Esto es más probable en gatos de pelo y piel claros o con poco pelo.

  • Obesidad: Un gato obeso es también menos flexible y eso hace que el acicalado diario sea un poco más difícil para tu gato. En aquellas zonas a las que un felino obeso no llega se suele acumular la piel muerta; por ejemplo, el dorso de su lomo. Por si fuera poco, los gatos obesos pueden tener también diabetes o hígado graso, lo que hace que la seborrea en esta zona empeore.

  • Algunas patologías pueden provocar en tu gato dolores crónicos que le impidan llevar a cabo su ritual de acicalado con normalidad:

    • La artrosis, especialmente en gatos de más edad. 
    • Determinadas enfermedades dentales, como la gingivitis y la placa bacteriana.
  • Un comportamiento alterado por estrés o la depresión pueden provocar un exceso de acicalamiento o bien todo lo contrario, de forma que se desencadene una seborrea.

  • Una alimentación de mala calidad que no tenga los ácidos grasos necesarios puede afectar a la piel de tu gato. No rechaces una dieta completa y de calidad que prevenga este tipo de situaciones.

  • Algunas enfermedades de la piel causan descamación y otros síntomas como picor, piel enrojecida o alopecia. Algunas de estas patologías son la tiña, hongos, infecciones por bacterias o la sarna provocada por un parásito conocido como la caspa andante.

  • Algunas razas, como es el caso de los gatos persas, son propensas a una seborrea específica que provoca que la piel tenga un aspecto grasiento y aparezcan escamas amarillentas.

QUÉ PUEDO HACER PARA ELIMINARLA SI MI GATO TIENE CASPA

 

Una vez que observes los primeros síntomas puedes tratar de modificar algunos hábitos y cuidados de tu gato para tratar de mejorar la caspa. Aun así, lo más recomendable es asegurarte que estos hábitos forman parte de la vida normal de tu gato.

  • Cuida la alimentación de tu gato: Asegúrate de que su dieta cubre las necesidades de grasos omega 3 y 6, lo deje saciado y contenga la fibra necesaria para que no suba de peso. La gama ADVANCE para gatos está especialmente diseñada para cubrir estas necesidades nutricionales.

  • No descartes suplementar la dieta con cápsulas de omega 3 y 6 o pipetas con ácidos grasos que puedes aplicar directamente sobre la piel de tu gato. Estos suplementos hidratan la piel y evitan la pérdida de agua y están especialmente indicados en épocas de muda de pelo.

  • Juega con tu gato para que haga ejercicio de forma habitual y no gane peso.

  • Cepíllalo a menudo para favorecer la eliminación de la caspa y el pelo muerto.

  • Aplica en el baño del gato un champú específico para seborrea. Si tu gato no está habituado al gato, puedes elegir productos en seco.

  • Visita a tu veterinario para resolver todas tus dudas y determinar el mejor tratamiento.

A modo de resumen, hemos visto que la caspa y la seborrea pueden aparecer en aquellos gatos que tengan problemas para acicalarse. Dos de las principales causas son la obesidad y el dolor.

Por eso, una dieta adecuada es la clave para mejorar la salud de tu gato y que su piel y pelaje brille con luz propia.

Artículos que te
pueden interesar