Mi gato vomita bolas de pelo

Mi gato vomita bolas de pelo

Como bien sabes, tu gato destina mucho tiempo y energía al peinado, limpieza y eliminación de pelo a través del lamido. Se llama conducta de acicalamiento y es fundamental para el mantenimiento de su salud e higiene.

Sin embargo, la ingestión de pelo durante estos continuos rituales de aseo es común, aunque no conlleva ningún problema porque el pelo ingerido se elimina a través de las deposiciones. Sin embargo, a veces acaba en el interior del estómago y se va acumulando formando bolas de pelo o tricobezoares. ¿Y es cuando mi gato vomita? Sí, pues le permite expulsar las bolas de pelo.

 

¿POR QUÉ MI GATO VOMITA BOLAS DE PELO?

 

Algunos estudios afirman que el vómito de bolas de pelo, pese a ser relativamente común, no debe ser considerado normal. La mayoría de gatos sanos de pelo corto, y algunos de pelo largo, nunca vomita bolas de pelo. Además, no existe un parámetro estándar sobre la cantidad o la frecuencia por la que un gato lo haga por esta causa. Por tanto, si tu gato vomita por este motivo de forma continua, es importante prestar atención, pues puede existir una enfermedad subyacente, un aumento de la ingesta de pelo o una disminución de la motilidad gastrointestinal.

 

CAUSAS COMUNES POR LAS QUE SE FORMAN BOLAS DE PELO

 

Los motivos más habituales por los que se forman bolas de pelo en el estómago de tu gato son:

  • Épocas de muda: el cambio de pelaje se produce en primavera y en otoño, aunque es más intenso en primavera. Esta causa es por la que se puede considerar relativamente normal que tu gato vomite bolas de pelo más a menudo debido al acúmulo excesivo.

  • Alimentación deficiente: las dietas de baja calidad a base de ingredientes inadecuados o deficientes en nutrientes esenciales como algunos aminoácidos, ácidos grasos y vitaminas influyen en que tu gato tenga un pelaje débil y, por lo tanto, lo pierda con facilidad. Por lo tanto, durante sus rituales de aseo acaba siendo ingerido en exceso.

  • Problemas dermatológicos: enfermedades cutáneas pruriginosas, la infestación por pulgas o las patologías inflamatorias pueden contribuir tanto a la caída de pelo como al aumento de frecuencia del acicalamiento.

  • Situaciones estresantes: cualquier circunstancia que le cause estrés a tu gato de manera prolongada puede provocar alteraciones en su comportamiento que desencadenen conductas de aseo compulsivas: Por ejemplo: cambios de residencia, introducción de otros animales en el hogar, deficiente enriquecimiento ambiental, etc.

  • Patologías intestinales: algunas enfermedades inflamatorias intestinales pueden alterar la motilidad gástrica y dificultar el avance normal del pelo a través del tracto gastrointestinal.

Asimismo, si los vómitos van acompañados de otros síntomas, puede que exista una enfermedad subyacente. Estos síntomas pueden ser:

  • Alteraciones gastrointestinales como diarrea o estreñimiento.
  • Alteraciones en las conductas de eliminación, de aseo, de actividad, social, etc.
  • Afecciones en la piel y el pelo.
  • Falta de apetito.
  • Apatía.
  • Pérdida de peso
  • Fiebre

 

CÓMO PREVENIR LAS BOLAS DE PELO

 

Para prevenir las bolas de pelo en tu gato es recomendable

  • Cepillado del pelo: es importante establecer una rutina de cepillado frecuente, sobre todo si tu gato tiene el pelo largo. El cepillado elimina el exceso de pelo muerto, lo cual evita la formación de bolas de pelo en el estómago. Una o dos veces a la semana es suficiente si tu gato tiene el pelo corto, y puede ser diario si tiene el pelo largo o durante las épocas de muda.

  • Alimentación adecuada: una dieta equilibrada con ingredientes de alta calidad y que cumpla con los requerimientos nutricionales de tu gato es importante para su salud y bienestar.

  • Hierba para gatos: existe una hierba comestible que ayuda a inducir el vómito a tu gato cuando tiene malestar gastrointestinal. Además, evita que coma plantas ornamentales tóxicas. No hay que confundir esta hierba con la nébeda, el catnip, la menta para gatos o la hierba gatera, que tienen otras funciones.

  • Productos a base de malta: contribuyen a la eliminación de bolas de pelo mediante las deposiciones.

  • Ante el estrés: es importante conocer las necesidades físicas y psicológicas de tu gato. Los periodos de adaptación a nuevas situaciones y el enriquecimiento ambiental son claves que mantener a tu gato equilibrado.

Cada gato es diferente, pero el vómito de bolas de pelo no es tan normal como se presupone. Por ello, ante un aumento de los vómitos, es recomendable acudir al veterinario. La prevención también ayuda a mantener la salud y el bienestar de tu gato.

Artículos que te
pueden interesar