Obstrucción intestinal en gatos: causas y tratamiento - ADVANCE

Obstrucción intestinal en gatos: causas y tratamiento

Aunque se trata de un problema poco frecuente, la obstrucción intestinal en gatos es un problema grave que debemos atender cuanto antes. Por eso, es muy recomendable conocer los síntomas que puede tener tu gato si sufre esta afección.

En este artículo te explicamos qué es la obstrucción intestinal en gatos, cómo se manifiesta —síntomas—, las causas más comunes y el tratamiento necesario para que tu gato recobre su bienestar habitual. ¡Sigue leyendo para enterarte de todo!

¿QUÉ ES LA OBSTRUCCIÓN INTESTINAL EN GATOS?

Cuando se obstruye el intestino de tu gato, lo que sucede es que un bloqueo en el sistema digestivo impide que el contenido intestinal continúe su movimiento natural desde el estómago hacia el ano. La obstrucción intestinal en gatos puede manifestarse de dos formas:

 

  • Total

    Es decir, el bloqueo impide el paso total del contenido intestinal por el sistema digestivo.

  • Parcial

    En este caso, una parte del alimento y el líquido que ha ingerido el gato puede continuar su camino. Por eso, los síntomas de la obstrucción son más leves. Pero, ojo, podría evolucionar a una obstrucción total.

¿CUÁLES SON LAS CAUSAS DE UNA OBSTRUCCIÓN INTESTINAL EN GATOS?

Existen diversas causas que producen una obstrucción en los intestinos. Principalmente, podemos distinguir las que ocurren dentro del intestino —en la pared intestinal— y también las que ocurren fuera de él. Estas obstrucciones pueden ocurrir por varios motivos:

  • Cuerpos extraños. A pesar de que los gatos no son animales excesivamente glotones y sí muy selectivos a la hora de comer, también es cierto que son muy curiosos. Esta curiosidad podría llevarlos a jugar y tragar por error objetos pequeños —juguetes, botones, huesos de aceituna…— que pueden quedar atascados en el tracto intestinal. Mucho cuidado también con los hilos, que podrían quedar plegados con forma de acordeón. Además, estos objetos o cuerpos lineales pueden provocar la rotura del intestino y derivar en una peritonitis cuando el contenido intestinal sale a la cavidad abdominal.

  • Estreñimiento que puede derivar en megacolon. El estreñimiento es un problema frecuente en el gato. Cuando las heces se endurecen son más difíciles de expulsar y la defecación podría provocar dolor en tu gato. Si las heces se acumulan se produce una dilatación excesiva del colon. A veces, es tan agresiva que el colon no puede volver a su tamaño natural y se forma el megacolon.

  • Tumores o linfomas intestinales. En el caso de los linfomas, es un problema más frecuente en gatos mayores o que son positivos al virus de la leucemia felina. Cuando aparecen linfomas en el intestino, las paredes intestinales se inflaman lo que provoca que se estreche el conducto intestinal. Este mecanismo impide el paso de sustancias por el tracto intestinal. Los tumores abdominales, por su parte, también podrían presionar el intestino y favorecer la obstrucción.

  • Hernias. También podría ocurrir que en una pared muscular débil se formen huecos en los que se insertan secciones del intestino que quedan estranguladas. De nuevo, el paso de sustancias por el intestino se vería comprometido.

  • Intususcepción. En este caso, una sección del intestino se mete en la siguiente sección del intestino —como si diéramos la vuelta a un calcetín—.

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS?

Es más que probable que las primeras manifestaciones de que algo no va bien sean muy poco específicas. Por eso, será un poco difícil saber qué le pasa a tu gato. Los síntomas más comunes en caso de obstrucción también coinciden con otras enfermedades. Por eso, lo mejor es acudir a la consulta del veterinario se observamos alguno de estos signos:

 

  • Vómitos, arcadas y diarrea.

  • Pérdida del apetito.

  • Decaimiento general. La obstrucción intestinal en gatos puede provocar que el animal permanezca tumbado y dormido la mayor parte del tiempo. Esto se debe a que la obstrucción es un proceso muy doloroso.

  • Deshidratación. Si por lo general a tu gato le cuesta beber agua, si tiene una obstrucción el riesgo de deshidratación es muy alto.

TRATAMIENTO PARA LA OBSTRUCCIÓN INTESTINAL EN GATOS

Debes saber que si tu gato presenta esta patología debes tratarla como una urgencia veterinaria. La parte del intestino afectada por la obstrucción recibe menos sangre y oxígeno por lo que podría desencadenar en una necrosis del tejido afectado. Por lo tanto, ante cualquier sospecha, acude de inmediato al veterinario.

 

Una vez en el centro especializado, el profesional reconocerá al gato. En ocasiones, el veterinario podrá localizar el problema al tocar el abdomen del gato, aunque también podría ser necesario realizar una radiografía o ecografía. En cualquier caso, una vez diagnosticado el problema, se iniciará un tratamiento que será diferente en función de la causa de la obstrucción:

 

  • En el caso de cuerpos extraños: habrá que realizar una cirugía para extraerlos. También en el caso de hernias o intususcepción.

  • Si se trata de tumores: a veces es posible eliminarlos con cirugía, pero también podrían eliminarse con quimioterapia.

  • Si la causa es el estreñimiento y megacolon: la solución pasa por hidratar las heces obstruidas en el intestino para que el gato pueda eliminarlas de su organismo con facilidad. Podría ser necesaria una dieta especial, como ADVANCE GASTROENTERIC SENSITIVE. Además, tu veterinario podría indicar la administración de laxantes o enemas.

Como ves, la obstrucción intestinal en gatos es un problema muy serio que debe ser tratado con urgencia. Dado que hay varias causas que la pueden desencadenar y los tratamientos varían según las causas, te recomendamos que acudas rápidamente a tu centro veterinario de confianza para atajar cuanto antes este problema.

Descubre la mejor comida para tu gato

Empezar test

Artículos que te
pueden interesar