Origen e historia del gato | Advance

Origen
e historia del gato

Para comprender el instinto y la relación del gato doméstico con los humanos, es imprescindible conocer de dónde viene, sus antepasados, su origen y su historia. Aquí ofrecemos un recorrido histórico por la vida del gato.

ANTEPASADOS

Desde los antiguos mamíferos depredadores, hasta los felinos actuales, el principal motor evolutivo ha sido la necesidad de alimentarse de otros animales y superar la exigente selección natural. Los antepasados del gato no se diferencian demasiado de los que existieron hace 10.000 años, momento de la historia en que aparece el Felis silvestris o gato montés.

FAMILIARES

Si hacemos un recorrido por los felinos, sus géneros y variedades, podemos encontrar las relaciones genéticas o de parentesco del actual gato doméstico:

  • Grandes felinos: jaguares, leopardos, tigres, leones y panteras; comparten con el gato muchos aspectos de su conducta, aunque la mayor diferencia es el hábitat donde viven.

  • Pequeños felinos: lince, puma, ocelote, gato, o margay pertenecen al género Felis. De hecho, muchos son muy parecidos en aspecto y tienen mucha coincidencia genética, aunque no son similares en carácter.
    Las similitudes entre el gato montés y el gato doméstico son tantas que los expertos debaten si son especies distintas o son variedades del Felis silvestris. De hecho, pueden cruzarse entre sí pero el resultado será difícilmente domesticable.

Desde los antiguos mamíferos depredadores, hasta los felinos actuales, el principal motor evolutivo ha sido la necesidad de alimentarse y superar la exigente selección natural.

HISTORIA

El gato es el único animal que ha elegido domesticarse. Le interesó la comodidad de vivir bajo techo y con comida asegurada, lo que explica su independencia natural. Por eso nunca se sienten subordinados.

DEL GATO MONTÉS AL DOMÉSTICO EN EL ANTIGUO EGIPTO

Las primeras fuentes de que disponemos en las que nos hablan del gato doméstico provienen del antiguo Egipto, pero se sabe que el gato ya vivía junto a los humanos años antes, sobre el 5000 a.C. Es durante la civilización egipcia que se acerca y acostumbra al humano. Los graneros llenos de cereales ofrecían roedores... ¡y comida!. Fueron adaptando su carácter porque solo los ejemplares más mansos podían sobrevivir en ese entorno.

ORIGEN DEL NOMBRE

En egipcio el gato se llamaba curiosamente Mau que quiere decir “ver”. De hecho creían que su mirada buscaba la verdad y que veía más allá de la muerte.

LA DIÁSPORA DEL GATO

En un corto lapso de tiempo el gato domesticado se dispersó desde Egipto a todo el mundo. El gato llegó a India y China de la mano de los comerciantes fenicios sobre el 500 a.C. y no fue hasta el 100 d.C. que se dispersó por toda Europa, alcanzando el norte y Rusia. Su expansión a Norteamérica ocurrió en el siglo XVIII.

Artículos que te
pueden interesar