Paracetamol para gatos ¿puedo darle paracetamol a mi gato? - ADVANCE

Paracetamol para gatos ¿puedo darle paracetamol a mi gato?

El paracetamol para gatos es una de las dudas más recurrentes con respecto a su salud y su medicación.

Y es que algunas personas deciden medicar a su gato cuando observa que está decaído, presenta algún dolor o fiebre… El problema es cuando esta administración se hace con medicamentos para humanos y, además, sin consultar al veterinario.

 

Estas acciones causadas por desconocimiento pueden ser muy perjudiciales para la salud del gato, de hecho, incluso le podría provocar la muerte. Desde ADVANCE, en este post vamos a resolver algunas dudas sobre este tema, así como explicarte todo lo que debes saber sobre el paracetamol para gatos.

 

¿PUEDO DAR PARACETAMOL A MI GATO?

 

Para empezar, nos gustaría aclarar qué es este fármaco tan conocido: el paracetamol es un antiinflamatorio no esteroideo que se usa principalmente para la analgesia en personas, es decir, para aliviar el dolor leve o para bajar la fiebre. El paracetamol también está escondido bajo el nombre de productos comerciales como Gelocatil.

 

Superar la dosis recomendada resulta tóxico también para los humanos, perjudicando a tu hígado y provocando daños en muchos casos irreversibles, ya que este órgano es el encargado de neutralizar la sustancias tóxicas para luego expulsarlas.

 

¿QUÉ RELACIÓN EXISTE ENTRE EL PARACETAMOL PARA HUMANOS Y SU ADMINISTRACIÓN EN GATOS?

 

Está muy relacionado, porque si el paracetamol es capaz de dañar nuestro cuerpo, imagina el daño que puede causar a tu gato. Medicando a tu gato con paracetamol, aunque sea en dosis pequeñas, le estás provocando una intoxicación y, como consecuencia, estás arriesgando su vida.

 

El paracetamol se metaboliza en el hígado de tu gato, pero se acumula en éste impidiéndole al órgano realizar su función. Además, también provoca procesos oxidativos en todo el cuerpo e impide a los glóbulos rojos distribuir el oxígeno por los tejidos del resto de organismo.

 

Por estas razones, debes evitar darle a tu gato una medicación que no sea supervisada por el veterinario, ya que es él quien te guiará para que tu gato no esté en peligro.

 

¿QUÉ SÍNTOMAS PUEDE PRESENTAR MI GATO SI HA SIDO INTOXICADO CON PARACETAMOL?

  • Cambio de color de las mucosas (de rosadas a azuladas) por la falta de oxigenación.

  • Estado débil o decaído

  • Dificultades respiratorias

  • Exceso de salivación

  • Vómitos

  • Taquicardia

  • Convulsiones

Si no acudes de manera rápida al veterinario, tu gato podría morir.

 

En el caso de que hayas dado paracetamol a tu gato o que creas que lo ha podido tomar por accidente, no dudes en llamar rápidamente al veterinario: la vida de tu gato corre peligro y la forma de salvarlo es tratándolo antes de que el fármaco le dañe más.

 

En el caso de que la ingestión de paracetamol sea reciente:

  • se intentará que el gato vomite para expulsar el tóxico

  • se usará carbón activo para que lo expulse

  • Además el gato necesitará el antídoto apropiado contra la intoxicación: oxígeno extra y transfusión sanguínea, en algunos casos.

Como has podido ver, el paracetamol para gatos no es ni bueno ni seguro, ya que es altamente mortal para ellos. Evita contratiempos que puedan resultar fatales para tu gato, y sobre todo no administres medicamentos a tu gato sin consultar a tu veterinario antes.

Descubre la mejor comida para tu gato

Empezar test

Artículos que te
pueden interesar