¿Por qué castrar a un gato? - ADVANCE

¿Por qué castrar a un gato?

Los efectos de castrar a un gato están siendo estudiados de forma continua y hay evidencias de sus beneficios en la prevención de ciertas enfermedades y en la reducción de algunas conductas indeseadas.

Castrar a un gato es un opción en la que los beneficios suelen superar a los riegos. De todos modos, es algo que debes valorar junto a tu veterinario, teniendo en cuenta factores como la edad, el estado de salud, las conductas o la forma de vida de tu felino.

 

RAZONES PARA CASTRAR A TU GATO

 

En condiciones normales de salud, castrar a tu gato le aportará un gran número de beneficios: 

Beneficios de castrar a un gato para su comportamiento

Aunque la conducta sexual de los gatos depende de varios factores como los genes, las hormonas, el aprendizaje o el entorno, tras la castración, el nivel de hormonas sexuales producidas por machos y hembras se ve muy reducido, por lo que su influencia sobre su conductas disminuye considerablemente.

En este sentido, los beneficios de castrar a tu gato son los siguientes:

  • El celo. Lo normal es que, una vez castrada, una gata no entre más en celo.

  • La conducta de marcaje con orina. Como esta conducta está relacionada con un efecto hormonal, lo habitual es que tu gato deje de practicarla o lo haga mucho menos una vez esterilizado.

  • La conducta de monta. Aunque esta conducta depende en gran medida de los aprendizajes previos, la mayoría de hembras que han sido castradas la reducen inmediatamente. Por el contrario, en los machos no depende tanto de su nivel hormonal, por lo que sí pueden seguir mostrando interés por las hembras en celo y realizar la conducta de monta de manera habitual. 

  • Los comportamientos de fuga y vagabundeo de los machos. Este impulso que suelen sentir los gatos cuando hay una hembra en celo desaparece con la esterilización. Aunque si tu gato quiere salir por otros motivos (socializar, buscar recursos…), seguirá haciéndolo.

  • La agresividad ligada a los elevados niveles de hormonas sexuales en los machos. Castrar a un gato macho reducirá su agresividad hacia otros machos de su misma especie. Con las hembras ocurre lo contrario, ya que se reducen sus niveles de progesterona, una hormona implicada directamente en el control de la conducta agresiva.

     

Beneficios de castrar a un gato para su salud

  • Pseudogestación de las hembras. El comúnmente llamado “embarazo psicológico” no puede producirse tras la esterilización, ya que se trata de un estado fisiológico totalmente ligado a las hormonas. Con esto, desaparecen también las posibles complicaciones ligadas al “embarazo psicológico”, como las mastitis provocadas por la subida de la leche de forma continuada o algunas alteraciones del comportamiento como la ansiedad o la agresividad maternal.

  • Tumores mamarios. Varios estudios científicos sugieren que castrar a las gatas a edades tempranas ayuda a prevenir el desarrollo de tumores mamarios. En el caso de que ya los tenga, realizar la castración al extirpar los tumores aumenta la supervivencia.

  • Piómetra. Esta infección bacteriana del útero se previene completamente al castrar a la gata y es el tratamiento habitual en los casos en los que el animal la padece.

  • Tumores ováricos, uterinos y testiculares. La castración también es un método efectivo para evitar el desarrollo de este tipo de tumores.

  • Enfermedades infecciosas y muertes prematuras. Castrar a tu gato reduce sus posibilidades de sufrir un accidente mientras vagabundea y de contagiarse de algunas enfermedades que pueden contraer al pelear con otros gatos.

 

Beneficios de castrar a un gato frente a la reproducción no deseada y sus efectos

 

La castración tiene un papel fundamental en el control de la reproducción involuntaria. Al frenarla, se evitan también algunos problemas derivados:

  • El abandono o eutanasia de camadas no deseadas y hembras embarazadas.

  • La superpoblación de gatos callejeros, colonias y centros de protección, con su repercusión sobre la salud de los gatos y las personas.

 

Si estás pensando en castrar a tu gato o gata, no dudes en ponerte en contacto con tu veterinario para que pueda informarte de forma individualizada sobre los métodos de castración, los cuidados postoperatorios y el tipo de alimentación más apropiado para esta nueva fase de la vida de tu felino.

Descubre la mejor comida para tu gato

Empezar test

Artículos que te
pueden interesar