¿Por qué mi gato maúlla raro?

¿Por qué mi gato maúlla raro?

Los gatos usan el maullido para relacionarse y transmitir información. Seguro que estás acostumbrado al maullido de tu gato y, si se produce un cambio, puede que te preocupes por si le ocurre algo. Si alguna vez te has preguntado “por qué mi gato maúlla raro”, en este artículo encontrarás la respuesta.

MI GATO MAÚLLA RARO PERO ESTÁ SANO

 

Los gatos sanos maúllan entre ellos o porque buscan una reacción en las personas. Puede ser que quiera tu atención, jugar, comida o que le abras la puerta para que pueda salir. También hay razas de gatos, como la siamesa, que vocalizan más y otras, como los azul ruso, que menos.

 

Si tu felino está sano, hay dos grandes razones por las que puedes encontrarte diciendo “mi gato maúlla raro”:

  • Un exceso de refuerzo positivo

    Si siempre que maúlla le das lo que pide, tu gato aprenderá que así consigue lo que quiere y eso hará que lo haga mucho más. Si crees que tu gato maúlla por este motivo, es recomendable que lo ignores para que aprenda que esa no es una forma de conseguirlo todo y que le hagas caso cuando esté tranquilo para reforzar esa conducta.

  • Tu gata está en celo

    Las gatas en celo suelen tener un maullido agudo y estridente, semejante a un lamento. Puede que a ti te moleste y te haga decir “mi gata maúlla raro”, pero para un macho sin castrar es un sonido muy atractivo, que lo hará maullar casi a gritos para intentar llamar a la hembra o conseguir salir de casa.

     

 

MI GATO MAÚLLA RARO Y CREO QUE LE SUCEDE ALGO

 

Hay situaciones que pueden hacer que tu gato maúlle de forma insistente e incluso cambie el tono, y que son un aviso de que le ocurre algo. Si notas que el maullido de tu compañero ha cambiado y no encuentras el motivo, lo mejor es consultar a tu veterinario para que te ayude a responder al “¿por qué mi gato maúlla raro?”.

 

Las posibles causas patológicas de un cambio en el maullido de tu felino son estas:

  • El estrés

    Los maullidos asociados al estrés suelen ser guturales, largos e intensos. Es un estado muy común después de una mudanza, cuando el gato se encuentra en un territorio desconocido, en un viaje en coche si no está habituado e incluso en una visita al veterinario. O también si echa de menos a algún miembro de la familia.

    Si se acerca un momento de este tipo, es recomendable que lo vayas preparando para minimizar el estrés o que uses feromonas felinas para tranquilizarlo.

  • Un problema urinario 

    Los problemas urinarios son muy frecuentes en los gatos. Si tu felino siente dolor al orinar, seguramente maúlle mientras está en la bandeja de arena. Además de decir “mi gato maúlla raro”, verás que el animal pasa más tiempo en la bandeja o acude a ella más a menudo.

  • Una enfermedad en la laringe

    Esta es la parte del cuerpo donde se origina el maullido, así que una inflamación o infección en la zona puede provocar que tu gato pierda la voz, se quede afónico o que su tono cambie y se vuelva más ronco.

  • Problemas de la edad

    A partir de los 8 años, tu gato puede desarrollar hipertiroidismo, cosa que hará que esté más nervioso y maúlle más. Otro síntoma que puedes notar es que coma más de lo normal pero pierda peso. Por otro lado, los gatos mayores pueden tener problemas parecidos a la demencia senil en las personas. En tal caso, verás que se desorienta y maúlla sin razón aparente, sobre todo por la noche. También puede ser que maúlle más alto porque ha perdido audición con la edad.

 

Si te preguntabas “por qué mi gato maúlla raro”, esperamos que hayas encontrado respuesta en este artículo. Si has notado un cambio en el tono o la frecuencia del maullido de tu compañero y no sabes la razón, no dudes en consultar a tu veterinario para que te ayude a encontrar la causa y a solucionarla si es necesario.

Descubre la mejor comida para tu gato

Empezar test

Artículos que te
pueden interesar