¿Por qué motivos puedes ver a tu gato erizado?

¿Por qué motivos puedes ver a tu gato erizado?

Seguro que has visto a tu gato erizado en diferentes situaciones que no tenían relación entre sí. La mayoría de las veces, se trata de un mecanismo de defensa ante un peligro potencial, aunque también existen otras posibles razones. En este artículo te contamos los motivos más comunes por los que un gato está erizado y algunas curiosidades más.

¿POR QUÉ MI GATO ESTÁ ERIZADO?

 

Como avanzábamos, existen distintas razones por las que es posible que veas a tu gato erizado. Las más habituales son las siguientes:

 

POR MIEDO O INSEGURIDAD

 

Esta es la causa más común por la que puedes ver a tu gato erizado. A menudo es a causa de un ruido repentino, como el timbre de casa, un objeto metálico que cae al suelo o la llegada de un desconocido.

 

En estas situaciones, es normal que tu gato se levante sobresaltado, se erice (sobre todo en la zona de la cola) y se mantenga así hasta que vea que todo va bien y se tranquilice. 

 

 

COMO MECANISMO DE DEFENSA ANTE UN PELIGRO

 

Si tu felino tiene un encontronazo con otro gato o animal al que considera una amenaza, erizará el pelo de la cola y el lomo, arqueará el cuerpo y empinará las patas, sobre todo las traseras, para aparentar que su tamaño es mayor.

 

También es probable que aplane las orejas hacia atrás como signo de sumisión o para evitar heridas si llega al contacto. Si el otro animal se le acerca, puede que tu felino empiece a caminar de lado, dando pequeños saltos para aparentar que es más peligroso y así asustar a su oponente y evitar un enfrentamiento.  

 

 

POR FRÍO

 

Puedes ver a tu gato erizado si tiene frío. Los mamíferos recubiertos de pelo, y también las aves cuando ahuecan las plumas ante las bajas temperaturas, lo hacen como mecanismo para mantener el calor corporal. Esto se debe a que, al erizar el pelo (o levantar las plumas), se crea una capa de aire entre el pelo y la piel que actúa como aislante térmico. 

 

 

POR ENFERMEDAD

  • El dolor y malestar producidos por alguna enfermedad también pueden hacer que encuentres a tu gato erizado, debido a la falta de acicalamiento y al estrés.

  • En las primeras fases de la fiebre, la subida de temperatura puede estar acompañada de otros signos como pelo erizado o temblores.

Ten en cuenta que, si tu gato está erizado porque no se encuentra bien, notarás otros síntomas, como que tiene menos apetito, apenas se mueve y no quiere jugar. En tal caso, es recomendable que acudas al veterinario lo antes posible.

 

 

ALGUNAS CURIOSIDADES

  • Tu gato se eriza de forma involuntaria.

  • Ante un posible peligro o cuando siente miedo, tu gato sufre una descarga de adrenalina para poner el cuerpo en estado de alerta y, como consecuencia, su pelo se eriza.

  • Los gatos tienen un músculo llamado músculo erector del pelo. Este es el encargado de levantar el pelo cuando recibe un estímulo nervioso.

  • En los gatos y otros animales este mecanismo provoca que el pelo se erice o se ahuequen las plumas y en personas provoca la piel de gallina.

 

Como acabas de ver, puedes ver a tu gato erizado por muchos motivos. La mayoría de las veces ocurrirá porque está asustado o como mecanismo de defensa. Si en cambio, a parte de notar a tu gato erizado, observas otros signos, como apatía o falta de apetito, no dudes en consultar con tu veterinario por si fuese un síntoma de que tu compañero no se encuentra bien.

Descubre la mejor comida para tu gato

Empezar test

Artículos que te
pueden interesar