Qué comen los gatos pequeños: 3 recomendaciones

Qué comen los gatos pequeños: 3 recomendaciones

Parece que fue ayer cuando llegó a casa y, de repente, tu gatito se ha hecho mayor. Con el destete finaliza la etapa de lactancia y es hora de pensar y planificar de la mejor manera posible su alimentación.

La nutrición es básica para cualquier ser vivo. Una alimentación nutritiva y equilibrada es la clave para una buena salud en el presente y en el futuro. Por eso, si quieres saber qué comen los gatos pequeños, ¡sigue leyendo!

 

PAUTAS NUTRICIONALES PARA GATOS PEQUEÑOS

 

Consideramos que un gato es pequeño durante su primer año de vida. Durante las primeras cuatro semanas, los gatitos deben tomar leche materna. Esto es fundamental en la primera etapa del cachorro, pues de este modo adquiere inmunidad y todos los nutrientes necesarios para el desarrollo de sus defensas.

 

Si por algún motivo, la madre no ha podido amamantar al gatito, habrá que recurrir a leches maternizadas y administrársela con biberón o jeringa.

 

En cualquiera de los dos casos, hacia la cuarta semana, el gato estará listo para el destete y podrá empezar a comer sólidos. Te darás cuenta porque ya le habrán salido los dientes y empezará a morder todo con fuerza. Llegados a este punto, te preguntarás: ¿qué comen los gatos pequeños? ¿Cuál es el mejor alimento para esta etapa de su vida?

 

En el mercado, encontraremos infinidad de propuestas, por lo que te recomendamos informarte de cuáles son las necesidades nutricionales de cada etapa y elegir la mejor opción para cubrirlas. ¡Para que tenga una salud de hierro en el futuro! Por eso, te recomendamos tener en cuenta estas tres pautas.

 

 

Del destete hasta los 6 meses: nutrición seca para tu gatito

 

Cuando tu gato está listo para el destete llega el momento de tomar una buena decisión nutricional. La etapa de la vida del gato que comienza ahora es la base para su futuro desarrollo. Con la leche materna nos hemos asegurado de aportarle defensas. Ahora necesita desarrollar huesos y músculos sanos y fuertes; madurar su sistema urinario y digestivo; agudizar la visión y el cerebro, y activar todas las defensas naturales. Para crecer sano y fuerte, necesita muchas proteínas.

 

En esta fase de su vida tu gatito experimentará el mayor pico de crecimiento y se volverá muy sensible a las infecciones. Por eso, es necesario seguir aportándole defensas para ayudar sus sistema inmunitario. Otro requisito es procurarle un alimento de fácil digestión, así combatirás las diarreas.

 

Para afrontar todos los retos de esta nueva etapa, ponemos a tu disposición la dieta ADVANCE Kitten. Se trata de un alimento de amplia gama, de una calidad excepcional e inmejorable a partir de ingredientes seleccionados. Aporta a tu gato todos los nutrientes necesarios para su crecimiento, 28% de proteínas provenientes del pollo y 16% de hidratos de carbono del arroz. Estos dos ingredientes son de fácil digestión y se complementan con proteínas deshidratadas de salmón y ave, pulpa de remolacha, aceite de pescado, huevo deshidratado, fructoolisacáridos e inmunoglobulinas. Además, para garantizar un adecuado crecimiento del gatito, se suplementa con vitaminas A, E, D y C.

 

A partir de 6 meses: nutrición seca para gatos junior

 

A partir de los 6 meses tu gatito todavía es un cachorro, pero estará listo para cambiar de alimentación. Su crecimiento es algo más lento y el aporte de grasa y proteína de su alimento debe adaptarse a su nueva situación. Sobre todo, si has tomado decisiones importantes para su futuro; como, por ejemplo, esterilizarlo.

 

Esterilizar a un gato antes de que cumpla un año te asegura una mejor calidad de vida para él. Además de otros beneficios, como reducir la población de gatos callejeros y la propagación de enfermedades. Sin embargo, si hay beneficios también hay inconvenientes. Uno de ellos es la tendencia a engordar.

 

Para evitarlo puedes seguir la dieta ADVANCE Sterilized Junior, que se adapta a las nuevas necesidades de tu gato y se enfoca en la prevención del sobrepeso, diabetes y problemas urinarios.

 

En definitiva, procura elegir una dieta que aporte una proporción suficiente de proteína y fibra como para que el gatito se sienta saciado. El aporte de grasa debe ser moderado, pero los nutrientes, vitaminas y minerales siguen siendo necesarios porque tu gatito sigue creciendo. ¡Combina la dieta con un estilo de vida activo y muchos mimos!

 

Otra opción para gatitos: nutrición húmeda

 

Elegir una dieta húmeda para tu gatito es totalmente válido. Este tipo de alimentación proporciona los mismos beneficios que la dieta seca, con la ventaja de aportar más agua. Una mayor hidratación es siempre bueno para el gatito. Sin embargo, la nutrición húmeda tiene un inconveniente: es más perecedera y no durará tanto como el pienso en el comedero de tu gato. Además, siempre podemos mantener el bebedero del gato con agua limpia y fresca para fomentar la ingesta del alimento seco.

 

Como ves, lo que comen los gatos pequeños debe variar según las necesidades de cada una de las etapas de crecimiento. El alimento adecuado y de calidad durante los primeros meses garantiza una vida saludable. Lo más importante es estar informado y elegir la mejor opción en cada caso. Así te aseguras una vida placentera y feliz para tu minino.

Artículos que te
pueden interesar