¿Qué tipos de heces de gatos existen?

¿Qué tipos de heces de gatos existen?

Dependiendo de su color, forma y textura, se pueden distinguir diferentes tipos de heces de gatos. Algunos son típicos de un animal sano, mientras que otros pueden indicarte que tu compañero padece algún problema de salud. Te contamos más…

LAS HECES DE LOS GATOS Y SU SALUD

 

Los hábitos alimentarios de tu gato, como el tipo de alimento que consume (una dieta casera, cruda, húmeda o seca…), las raciones diarias o la frecuencia con la que bebe agua, así como su estilo de vida (su nivel de actividad, los premios o suplementos que recibe, su nivel de estrés, etc.) son factores que pueden variar las características de sus heces.  

 

Así, existen diferentes tipos de heces de gatos con formas, consistencias y colores distintos que se consideran normales y propias de un felino sano. Lo importante es que estas características permanezcan más o menos constantes.

 

Sin embargo, cambios repentinos o prolongados en el tipo de heces de tu gato pueden deberse a ciertos problemas, como inflamaciones o infecciones gastrointestinales, intolerancias alimentarias, intoxicaciones, parásitos y un largo etcétera. Por eso, la observación y descripción de los excrementos y del patrón habitual de defecación de tu compañero puede proporcionar mucha información sobre su salud.

 

 

LOS DIFERENTES TIPOS DE HECES DE LOS GATOS

 

Para ayudar a clasificar los distintos tipos de heces de los gatos, existen ciertas tablas de puntuación que proporcionan una descripción objetiva de las deposiciones en cuanto a su forma y consistencia. Según estas tablas, la definición del estado óptimo de las deposiciones de los gatos es la siguiente: excrementos de forma bien definida, con grietas visibles y que dejan escasos residuos (o ninguno) al ser recogidos del suelo.

 

Como te decíamos, observar los hábitos y el tipo de heces de tu gato puede ofrecerte información muy útil en cuanto a su estado de salud. Es posible que en algún momento, por ejemplo cuando tu felino tenga algún problema intestinal, tengas que describírselas a tu veterinario.

 

Para hacerlo, debes fijarte sobre todo en su consistencia y en su color. A continuación, te contamos los tipos de heces de gatos que no encajan con el estado óptimo que hemos descrito.

 

TIPOS DE HECES DE LOS GATOS SEGÚN LA CONSISTENCIA

  • Heces secas y duras. Cuando las heces de tu gato son de este tipo, suele deberse a un tránsito intestinal lento, durante el cual el agua es reabsorbida en el intestino y los excrementos se deshidratan. Este puede ser el inicio de un estreñimiento, y su causa pueden ser los cambios en la dieta o el nivel de actividad, que el animal no esté consumiendo el agua suficiente o se encuentre deshidratado o que esté tomando algún medicamento con este efecto secundario.

  • Heces finas. Los tipos de heces de gatos finas o en forma de cinta acostumbran a estar asociadas a estrechamientos u obstrucciones en el colon, el recto o el ano. También pueden acabar causándole estreñimiento a tu felino o provocándole dificultades a la hora de defecar.

  • Diarrea. Cuando las heces tienen una consistencia blanda o líquida es debido a que contienen más agua de lo normal. Las diarreas pueden ser agudas o crónicas, de intestino delgado o grueso y pueden producirse por multitud de causas.

Si tu gato es adulto y tiene una diarrea esporádica y de corta duración, es posible que carezca de importancia. Sin embargo, si sus diarreas son prolongadas, van acompañadas de cambios en la coloración o si tu gato es joven, es recomendable que acudas pronto al veterinario.

 

 

TIPOS DE HECES DE LOS GATOS SEGÚN EL COLOR

  • Heces con sangre roja. Este tipo de heces de los gatos contienen sangre fresca, generalmente por un sangrado en el intestino grueso, el recto o el ano; y a veces también moco. Las causas son muy diversas y pueden ser más o menos graves: alteraciones en la dieta, intolerancias alimentarias, heridas o fístulas anales, parásitos, intoxicaciones, la ingestión de cuerpos extraños, etc. 

  • Heces negras o rojo oscuro. Estos excrementos también son propios de un sangrado, pero en este caso de la parte alta del sistema digestivo, ya que la sangre presente en ellas ha sido digerida en el estómago. Esto le da un aspecto “alquitranado“ y un olor fétido a este tipo de heces de los gatos.

    En la mayoría de las ocasiones, sus causas son alteraciones del tubo digestivo como hemorragias en boca, el esófago o el estómago, úlceras gástricas, trastornos de la coagulación, tumores o lesiones en el sistema respiratorio, por poner algunos ejemplos.  

    También debes tener en cuenta que algunos alimentos y suplementos como el hierro y ciertos medicamentos, como el metronidazol, pueden hacer que los excrementos de tu compañero sean negros.

  • Heces verde oscuro. En este caso, el problema suele ser que el tránsito intestinal del animal es demasiado rápido y la bilis no puede descomponerse adecuadamente. Aunque este tipo de heces de los gatos también son frecuentes justo después de su nacimiento o debido a algunos parásitos y bacterias, enfermedades inflamatorias intestinales, intoxicaciones y la ingesta de alimentos de color verde.

  • Heces amarillentas. Las deposiciones amarillas y blandas suelen indicar que hay algún problema pancreático o a la hora de absorber las grasas.

  • Heces blancas. Estas suelen aparecer en los gatitos que solo se alimentan a base de leche, y también pueden presentarse si tu compañero toma demasiados suplementos con calcio o ciertos medicamentos.

  • Heces acólicas. Estos tipos de heces de los gatos tienen un aspecto blanquecino-grisáceo. Acostumbran a estar causadas por alteraciones hepáticas, como la hepatitis, y de las vías biliares.

Como ves, observar los hábitos y el aspecto de las heces de tu gato puede ayudarte a detectar algunos trastornos. Sin embargo, para que esta información sea realmente útil, debes fijarte también en otros aspectos generales de su estado de salud, como otros síntomas que pueda mostrar, su edad, historia clínica, planes de vacunación y desparasitación, su tipo de alimentación, etc.

 

Dicho esto, si el tipo de heces de tu gato no parece saludable o cambia repentinamente, es conveniente que se lo comentes a tu veterinario.

Descubre la mejor comida para tu gato

Empezar test

Artículos que te
pueden interesar