Técnicas para detectar si un gato es sordo

Técnicas para detectar si un gato es sordo

Resulta complicado detectar si tu gato es sordo, sobre todo por la increíble adaptación al medio que son capaces de realizar los mininos. Pero quizás tienes la sospecha de que tu gato es sordo y te gustaría comprobarlo.

Para ayudarte a detectar la sordera en tu gato hemos preparado este artículo. Lo primero que debes saber es que la sordera en los gatos es más frecuente de lo que podría parecer. Esta condición puede ser congénita; es decir, que ya esté presente antes del nacimiento. Esto puede deberse a malformaciones u otras causas genéticas. Pero también puede ser adquirida, y tu gato podría desarrollarla en diferentes momentos de su vida debido a múltiples causas.

 

TIPOS DE SORDERA Y CAUSAS

 

Si tu gato sufre sordera —hipoacusia en el lenguaje científico— habrá perdido la capacidad de oír, o presentará dificultades para oír de manera normal. La pérdida de la capacidad auditiva puede afectar a uno o ambos oídos y puede ser total o parcial, progresiva o repentina y temporal o permanente. 

 

Existen diferentes tipo de sordera en los gatos:

  • Sordera de transmisión: Se relacionan con enfermedades del oído o las obstrucciones en el oído externo o medio causadas por tumores, infecciones, acumulación de cerumen o ácaros, etc. en estas condiciones, las ondas sonoras no pueden llegar al oído interno y la consecuencia es que tu gato es sordo. Para revertirlo existen tratamientos médicos o quirúrgicos que suelen tener buena respuesta.

     

  • Sordera de percepción: En este caso, el daño se encuentra en el oído interno o, incluso, en el nervio auditivo. Estos daños pueden deberse a alteraciones genéticas —como el gen W de los gatos blancos que además tengan ojos azules—, las infecciones del oído interno, toxicidad de algunos fármacos, traumatismos o la degeneración propia de la edad de un gato muy mayor.

     

  • Sordera mixta: Pueden darse casos en los que coexisten factores de transmisión y de percepción.

TÉCNICAS PARA COMPROBAR SI TU GATO ES SORDO

 

No te vamos a engañar, esta tarea puede ser muy compleja, especialmente si tu gato fuese sordo desde su nacimiento y haya logrado adaptarse a esta condición agudizando sus otros sentidos.

 

Sin embargo, si te fijas bien, podrías detectar indicios de que tu gato presenta una sordera, o al menos una lesión en el oído que esté mermando su capacidad de oír. Son los siguientes:

  • No acude cuando lo llamas, ni presta atención a sonidos fuertes que solían provocar en él una respuesta. Puedes probar a dar una palmada, un portazo o encender un secador cerca de él —los gatos suelen percibirlo como un sonido desagradable y si lo puede oír saldrá corriendo—.

     

  • Se asusta si te ve de repente o lo tocas, incluso si está acostumbrado a ello.

     

  • A veces parece desorientado y sacude a menudo la cabeza. Incluso puede que observes secreciones que provengan del oído.

     

  • Muestra un maullido mucho más alto, ya que no puede oírlo.

     

  • Se altera y estresa con asiduidad, su comportamiento empieza a ser sospechoso.

Estos indicios y signos no te permiten hacer un diagnóstico por tu cuenta y riesgo. Si quieres estar seguro deberás acudir a tu veterinario de confianza para que someta a tu gato a una evaluación clínica.

PASOS PARA EL ESTUDIO DE LA CAPACIDAD AUDITIVA, EN EL VETERINARIO

 

  1. Tu veterinario debe empezar por explorar el canal auditivo de tu gato. De este modo, se cerciorará de que esté despejado e intacto. No suele requerir de sedación, aunque es posible si tu gato se pone especialmente nervioso en la consulta de veterinario.

 

  1. Para detectar si tu gato es sordo o no, se pueden realizar pruebas sonoras simples: bastaría con provocar un sonido fuerte cerca del gato pero fuera de su campo visual. Se busca una respuesta concreta por parte del gato como el movimiento de las orejas hacia la fuente del sonido. Es importante asegurarse de que no se moverá el aire al provocar el sonido, porque también podría llamar la atención del gato. Sin embargo, esta prueba no sirve para hacer un diagnóstico definitivo.

 

  1. Para que tu veterinario te dé un diagnóstico certero y fiable es necesario acudir al electrodiagnóstico. Es la forma definitiva de saber si tu gato es sordo. Estas pruebas están indicadas a partir de la sexta semana de vida de los cachorros, cuando el sistema auditivo está más maduro. Puede practicarse bajo sedación sin que por ello los resultados se alteren significativamente. Las pruebas de electrodiagnóstico se basan en detectar actividad eléctrica generada por el sistema nervioso del gato, ya sea espontánea o por estimulación auditiva. Además, dado que la piel del gato no es buena conductora de la electricidad —pues posee muchos pelos— esta prueba requiere el uso de electrodos de aguja.

 

Como has podido comprobar, es muy importante obtener un diagnóstico correcto para determinar si tu gato es sordo. A pesar de que puedes observar ciertos indicios en tu gato, solo podrás estar 100% seguro de su sordera si tu veterinario realiza una valoración apropiada con técnicas objetivas. En el caso de que tu gato sea sordo, debes considerar muy bien si deberías dejar que se reprodujese, sobre todo si su sordera está asociada con factores genéticos. En este caso, prevenir la cría de animales con sordera está en nuestras manos, y solo bastaría con esterilizar a tu gatito.

Artículos que te
pueden interesar