Temperatura normal de un gato: ¿Cuál es? - ADVANCE

Temperatura normal de un gato: ¿Cuál es?

El verano ha llegado y con él las altas temperaturas. Probablemente sea la época del año en la que más te preocupas por tu gato y te preguntas cuál es la temperatura normal de un gato para asegurarte de que no vaya a sufrir un golpe de calor.

¿Se adapta bien al calor tu gato? ¿Un calor excesivamente agobiante también es estresante para él? Son preocupaciones lógicas. Puede parecer que con tanto calor y tanto pelo, la temperatura normal de un gato se altere durante la época estival. Y, por si fuera poco, a tu gato no le gusta nada el agua. ¿Cómo aliviarle el calor? Espera, espera… antes de nada, ¿sabes cuál es la temperatura normal de tu gato? Este es un dato que te interesa conocer para realmente saber cuando un exceso de calor puede ser peligroso para él. Te lo explicamos todo en este artículo.

 

¿CUÁL ES LA TEMPERATURA NORMAL DE UN GATO?


Estamos convencidos de que cuanta más información tengas sobre la anatomía y fisiología de tu gato, mejor que mejor. Si estás seguro de qué es lo normal, detectarás antes los posible problemas. Y, lo más importante, estarás tranquilo y disfrutarás más de la compañía de tu gato.

 
En cuanto a la temperatura se refiere, lo normal es que las personas tengamos una temperatura que oscile entre los 36,1 grados y los 37,2. Si crees que es igual en los gatos, te equivocas.

 
La temperatura normal de un gato puede oscilar entre los 38 y los 39,5 grados. Como ves, tiene una temperatura corporal más elevada que la tuya y puede que, incluso se eleve un poco cuando atraviese un episodio estresante para él. Por ejemplo, una visita al veterinario.

 

POR QUÉ SE INCREMENTA LA TEMPERATURA NORMAL DE UN GATO


Llamamos hipertermia a un aumento de la temperatura normal de un gato. No debe confundirse con la fiebre. ¿Cuál es la diferencia?

  • Cuando se produce una hipertermia el organismo del gato falla, es decir el mecanismo que controla la temperatura corporal no funciona ya que el calor es mayor del que el cuerpo es capaz de eliminar.

  • En la fiebre, por el contrario, el fallo se produce en el hipotálamo, que no puede ajustar la temperatura interna. El origen de la fiebre está en infecciones por bacterias, virus, hongos, tumores o traumatismos.

Por lo tanto, la hipertermia es un desequilibrio en la temperatura corporal del gato. Esto puede ocurrir en verano, con los temidos golpes de calor. En este caso, se produce una elevación brusca de la temperatura del gato, llegando a superar los 40 grados.
 

¿CÓMO CONTROLAR LA TEMPERATURA DEL GATO?
 

Para controlar la temperatura de tu gato e identificar síntomas de alguna enfermedad, lo mejor es usar un termómetro. ¿Sabes cómo tomar la temperatura a tu gato? Sigue estos pasos:

  • Elige un termómetro adaptado para tu gato.

  • Coloca a tu gato sobre una superficie que te permita manipularlo cómodamente.

  • Con una mano, sujétalo por el vientre para evitar que se siente.

  • Con la otra, retira la cola e introduce el termómetro por el ano. Ayúdate con un poco de lubricante.

  • Asegúrate de que la punta de metal está completamente en el interior del ano para que no haya mucho margen de error en el resultado.

  • Al cabo de un minuto el termómetro pitará, es el momento de retirarlo.

  • Comprueba la temperatura y luego limpia el termómetro con una gasa empapada en alcohol.

Cómo interpretar el resultado:

Como hemos visto, la temperatura normal de un gato oscila entre los 38 y 39,5 grados.
 

Si la temperatura es mayor de 39,5 se considera que existe un desequilibrio, por lo que lo más recomendable es acudir al veterinario.

 

CONSEJOS PARA SOBRELLEVAR EL CALOR DEL VERANO


Es lógico que te preocupen las altas temperaturas del verano. Por norma general, debes saber que la sensación que tendrá tu gato con respecto al calor será muy similar a la tuya. Así que no te preocupes, si toleras el calor, lo más probable es que tu gato también. Ahora bien, no está de más seguir algunas recomendaciones:

  • Mantén la casa ventilada y fresca. Procura que haya muchos espacios con sombra, especialmente en las horas centrales del día.

  • Cuida especialmente su alimentación. Con una dieta completa y equilibrada tu gato estará más preparado para afrontar los retos del día a día. Por ejemplo, elige la calidad de la alimentación de gama alta de ADVANCE, elaborada con ingredientes de calidad que te aseguran una excelente nutrición.

  • Es necesario que tu gato tenga a su alcance agua limpia y fresca. Anímalo a beber para que la temperatura normal del gato se mantenga estable y no tenga riesgo de deshidratarse.

  • Recuerda que tu gato ajusta su temperatura a través de las glándulas sudoríparas que solo tiene en las almohadillas de sus patas. La boca es otro de los recursos que tiene para eliminar el calor, por lo que no debe extrañarte ver que se acicala más de lo normal. Gracias al lamido continuo se refresca.

Ahora que sabes cuál es la temperatura normal de un gato y cómo puedes controlarla, seguro que sientes más tranquilidad. Recuerda, la información es poder. Con estos nuevos conocimientos, seguro que pasas un verano muy agradable, a pesar de las altas temperaturas. Y, recuerda, ante cualquier síntoma extraño de tu gato, consulta con tu veterinario. Prevenir también es de sabios.

Descubre la mejor comida para tu gato

Empezar test

Artículos que te
pueden interesar