Vómitos en gatos: causas y recomendaciones

Vómitos en gatos: causas y recomendaciones

No tener suficiente información sobre cómo actuar ante algunas situaciones con tu gato puede resultar frustrante. Por ejemplo, cuando vomita y no sabes muy bien a qué se debe.

Los vómitos en gatos son frecuentes, por eso vamos a guiarte de manera sencilla en cuanto a los motivos y las soluciones de por qué le pasa esto a tu gato. ¡Así podrás comprenderlo mejor!

 

VÓMITOS EN GATOS: CAUSAS

 

Los vómitos en gatos son un síntoma muy común cuando existe algún problema, por ello es importante conocer las causas. El vómito es la expulsión de material, ya sea alimento o un objeto que se ha ingerido, desde el estómago o el intestino hasta el exterior a través de la cavidad oral. Hay un amplia variedad de enfermedades o situaciones que pueden dar lugar a este síntoma, lo que además es una pista de que algo no va bien. Algunas de las causas por las que tu gato vomita son:

  • Gastritis:

    se trata de una inflamación del estómago que puede estar provocada por la ingesta de comida en mal estado, de algún cuerpo extraño o planta tóxica, de fármacos antiinflamatorios o de productos químicos. Ante estas situaciones, el rechazo y el vómito son evidentes. La frecuencia de los vómitos ante una gastritis variará entre una vez a la semana o varias veces al día dependiendo de si es aguda o crónica. Por ello, para conocer la gravedad del problema es importante acudir al veterinario. 

  • Pancreatitis:

    se trata de una enfermedad en la que el páncreas se inflama. La función de este órgano es la producción de enzimas que ayudan a la digestión, entre otras funciones. En gatos, la más común es la pancreatitis crónica y puede aparecer en cualquier raza y a cualquier edad. En su versión más suave, tu gato presentará síntomas de problemas gastrointestinales como diarrea, dolor abdominal, vómitos recurrentes, apatía y debilidad. Sin embargo, si el problema es severo, los síntomas se agravarán. Para hacer frente a la pancreatitis es imprescindible una dieta baja en grasas. 

  • Bolas de pelo:

    cuando tu gato se lava en exceso, y sobre todo si tiene el pelo largo, es habitual que vomite por una acumulación excedente de pelo, el cual irrita la mucosa estomacal provocando el vómito. Ante este problema, es de suma importancia una alimentación de calidad que favorezca el tránsito intestinal, incluir malta en la dieta y un cepillado diario. 

  • Comer en exceso:

    si tu gato come demasiado en poco tiempo, el vómito puede aparecer de manera inmediata o al cabo de un rato. Esto puede suceder porque tu gato no se está alimentando adecuadamente, es decir, que no se está nutriendo bien y, por lo tanto, demanda más comida para cubrir sus necesidades básicas. Una alimentación de calidad con un alto aporte de proteínas es muy importante para que tu gato esté saludable. Por otra parte, es posible que tu gato presente un desorden emocional o enfermedades que provocan una ingesta excesiva como diabetes o hipertiroidismo.

Pero hay otras enfermedades que pueden provocar vómitos en gato:

 

Hipertiroidismo felino

Virus de la leucemia felina e inmunodeficiencia felina

Enfermedades hepáticas

Parásitos

Neoplasias

 


Ante la aparición de vómitos en tu gato, es importante acudir al veterinario para descartar enfermedades que comprometan su vida. Lo más probable es que le hagan radiografías, analíticas o una ecografía para obtener un diagnóstico seguro. De esta manera podrá recibir el tratamiento o la dieta más adecuados para que esté sano y fuerte.

 

 

¿QUÉ IMPORTANCIA TIENE UNA BUENA DIETA PARA TU GATO?

 

La alimentación, como nos pasa a las personas, es lo que define la salud de tu gato. Y es fácil de observar: luce un pelaje brillante y tiene unos dientes sanos, vitalidad y unas funciones corporales óptimas. Sin embargo, si tu gato no se nutre correctamente, aparecerán problemas como debilidad, pelo mate, exceso de sarro, mal aliento o vómitos.

 

Los vómitos en gatos surgen de una pésima alimentación debido a que el producto usado es de baja calidad, por lo que aparece un rechazo a lo ingerido. Su sistema gastrointestinal no lo tolera y se manifiesta el vómito. Asimismo, cuando tu gato está en contacto con un producto de mala calidad, puede aparecer intolerancia a ciertos alimentos, lo cual supone un grave problema.

 

Sin embargo, una dieta con una correcta formulación hecha con base en un asesoramiento adaptado a las necesidades de tu gato, un alto nivel de proteínas y productos prima de calidad es primordial para que disfrute de todos los ámbitos de su vida. Por ello, para evitar complicaciones, lo más recomendable es darle a tu gato lo mejor cuanto a alimentación y nutrición.

 

En la mayoría de los casos, el vómito en gatos es un síntoma que puede desaparecer con una alimentación de calidad y elaborada con productos frescos y saludables. Y es que una dieta equilibrada basada en las necesidades de tu gato previene este síntoma de un modo fácil y efectivo.

Artículos que te
pueden interesar