Acupuntura y homeopatía

Introducción

Cada vez son más los dueños que deciden sanar las dolencias de sus mascotas mediante la acupuntura o la homeopatía.

Se ha demostrado a través de estudios científicos que la acupuntura tiene efectos analgésicos por lo que se emplea para paliar ciertos dolores físicos mediante la inserción y la manipulación de agujas. En el caso de la homeopatía, las dolencias se tratan con medicamentos alternativos de carácter natural.

¿Qué es la homeopatía?

La homeopatía es una ciencia y arte de curar basada en el principio hipocrático de la similitud. El médico homeópata prescribe medicamentos que en su experimentación provocaron síntomas similares a los que presenta actualmente el paciente. Gracias a esa similitud, el medicamento homeopático intenta estimular un mecanismo natural de curación que todos los seres vivos poseen. Además, los medicamentos homeopáticos se extraen de grandes reinos naturales, como son el mineral, vegetal y animal. Si bien, aproximadamente el 60% de los medicamentos son de origen vegetal.

¿Qué puede curar?

Hoy en día, son muchos los dueños de gatos que acuden con sus mascotas a los consultorios de los médicos veterinarios homeópatas. Esta medicina ofrece la posibilidad de erradicar desde su origen las más diversas afecciones, trata de no dejar secuelas, efectos secundarios o convertir al paciente en un enfermo crónico. Los expertos apuntan a que la medicina homeopática trata afecciones físicas, como de la piel, o aquellas relativas al comportamiento, como ansiedad por separación, destructividad o agresividad. La homeopatía ofrece tratamientos incluso para enfermedades graves tales como las convulsiones epileptiformes, las parálisis, y algunos tipos de cáncer.

La acupuntura

La acupuntura

Por su parte, la acupuntura es un tratamiento exclusivamente físico. Su terapia de origen chino consiste en utilizar agujas muy delgadas para estimular puntos del cuerpo. Este método puede llegar a curar dolores de espalda crónicos. Algunos veterinarios han adoptado esta práctica que procede de la medicina tradicional china y la aplican en algunos tratamientos. El especialista necesita formación específica y, en estos procedimientos de 20 minutos, el gato tendrá diez pequeñas agujas clavadas en diferentes puntos del cuerpo que le ayudarán a liberar endorfinas, propiciando que el dolor desaparezca. El objetivo es mejorar la calidad de vida del felino.

¿Cuándo aplicarla?

Actualmente, los gatos tienen múltiples enfermedades que podrían ser curadas mediante esta técnica. No obstante, solo son unas pocas las que tienen mayor difusión y éxito. Especialmente, están aquellas dolencias crónicas que, tras recibir varias sesiones de acupuntura, han descubierto buenos resultados en el animal. En este listado de patologías a tratar aparecen las que son de dolor agudo o crónico y hacen mención a una dolencia física. Si bien, existen otro tipo de enfermedades que los iniciados en la materia sostienen que pueden recibir acupuntura:

-Alergias.
-Dermatitis.
-Granulomas por lamido.
-Insuficiencia renal.
-Insuficiencia hepática.
-Desórdenes del Sistema Nervioso Central tales como ataxia o epilepsia.
-Enfermedad respiratoria crónica.
-Problemas digestivos y malasimilativos.
-Estimulación durante el trabajo del parto.

Éxito en Estados Unidos

Éxito en Estados Unidos

La utilización de la acupuntura es una técnica muy extendida principalmente en Estados Unidos. Jordan Kocen, un afamado veterinario de este país, ofrece tratamientos alternativos de acupuntura para mascotas, y entre ellos, a los gatos. El mercado de productos e innovaciones en este campo para los animales de compañía vive en constante evolución y crecimiento. Según un estudio reciente, entre 900 y 2.000 veterinarios en todo el mundo practican esta técnica.