Balinés

Peso: de 2,5 a 5 kilogramos.

Color: blanco, solid-points y tabby-points en varias coloraciones sólidas y tortuga; en general, las mismas variedades del siamés.

Pelo: largo, muy fino y sedoso.

Longevidad: de 9 a 15 años.

Características

Se dice de ellos que sus movimientos suntuosos y elegantes asemejan al baile de las bailarinas balinesas, aunque no tienen nada que ver con su origen. La primera cría de esta mezcla de siamés con Angora aparece por primera vez en Estados Unidos. En la década de los 50, fruto de un cruce entre dos siameses nace un gato, similar al siamés en color y estatura, pero con pelo largo a causa de un gen recesivo heredado de algún cruce de siamés con angora.

Una de las primeras criadoras de esta raza fue Helen Smith. Esta amante de los felinos dijo del Balinés que su garbo y su gracia le recordaban a las bailarinas balinesas, probablemente sin pensar que esta afirmación acabaría dándole nombre a esta variedad de siamés. Y es que sus graciosos movimientos y sus saltos son propios de un bailarín.

Por su estatura y complexión se puede creer que estamos ante un siamés, pero a diferencia de este último luce un pelaje largo, suave y brillante. Elegante y majestuoso, el Balinés se contonea luciendo un cuerpo cubierto de pelo pero que, a diferencia de otras razas de pelo largo, se pega a su cuerpo sin ocultar ninguna de sus elegantes líneas. Sus ojos, azules como zafiros, le dan un carácter misterioso y desconfiado que nada tiene que ver con su personalidad. Es un gato muy leal a su dueño. Tanto que incluso puede mostrarse indiferente a los demás miembros de la familia en caso de que tenga un gran afecto a un miembro determinado de la misma, aunque no tiene porqué ser así en todos los casos.

Estándar

Características generales. Se podría decir que el Balinés es un siamés con el pelo largo; es un gato de tamaño medio, de cuerpo esbelto y osamenta fina. El pelaje es fino, sedoso y luce los mismos colores que un siamés, es decir: manchas oscuras en la cara, las orejas, las manos, los pies y la cola. Sus ojos, siempre azules y en forma de almendra muestran su inteligencia y carácter curioso.

Cabeza, cara y cuello. Tiene la cabeza más larga que ancha, y el cráneo plano. Su cara forma un triángulo con líneas rectas que empiezan en la nariz y se va ensanchando gradualmente hacia las orejas. El hocico lo tiene estrecho y las orejas anchas, grandes y terminadas en punta. Sus ojos se rasgan desde la nariz, son de color azul intenso y destacan con la máscara que cubre su curiosa cara.

Cuerpo. El cuerpo del gato Balinés es elegante, además posee unos movimientos muy estilizados, es esbelto y largo. Tiene una complexión mediana, aunque dotado de una buena musculatura, hay que decir que no deja de tener un cuerpo aparentemente ligero y compacto.

Extremidades. Las extremidades son delgadas siendo las posteriores más altas que las anteriores y sus pies son pequeños y ovalados. La cola es muy larga, fina incluso en la base afinándose hacia la punta y presenta abundante cantidad de pelo.

Manto. El pelo del Balinés es fino y sedoso, de un largo mediano en el cuerpo, más largo en el collar, hombros y en la cola y sin subpelo lanoso. La máscara de la cara, puntos en las orejas, patas y cola deben corresponder a puntos del mismo color y conecta con las orejas por medio de trazas de color. Se permiten sombras claras en los flancos, pero debe haber un claro contraste entre los puntos y el color del cuerpo. Los colores que predominan en esta raza son el pointed -manchas oscuras en la cara, las orejas, las manos, los pies y la cola- que pueden ser foca -marrón oscuro-, chocolate -marrón claro o cacao-; blue -gris oscuro azulado-; y lilac -gris rosado-, con la base color rubio claro o crema. Además, en Europa se aceptan las siguientes tonalidades de color, que en Estados Unidos se consideran como Javanés: red point -manto color crema con puntos de color naranja rojizo-, cream point -manto crema con puntos de color marrón-, carey point -manto rubio con puntos oscuros manchados de rojo o crema, que solo se da en hembras-, blue-cream point -manto blanco con puntos azules manchados de crema- y lilac-cream point -manto blanco hielo con puntos gris rosado manchados de crema-. En todos los casos el color de base es más claro que el color de las manchas y tiende a oscurecerse con la edad.

Carácter

Solo tiene ojos para su dueño

Este gato tiene una buena musculatura, pero sus extremidades son delgadas y largas. Siempre intentará llamar la atención de su amo con sus juegos y sus saltos. Allá donde esté su amo estará él y, a diferencia del siamés, aunque también es un gato muy saltarín, nunca lo hará a menos que se lo permitan. Es extremadamente dócil, le encanta estar con la familia y jugar con los niños.

Centro de atención

Siempre se mostrará expresivo y cariñoso. Es muy sociable y simpático, esto lo hace perfecto para la convivencia en familia, además gracias a su inteligencia será muy fácil para su dueño jugar con él y domesticarlo. Le encanta formar parte de la familia, al mismo tiempo que le gusta ser el centro de atención, así que no parará de arrimarse y perseguir hasta que no consiga el minuto de cariño que está pidiendo. Tiene una voz muy dulce y melodiosa que combina perfectamente con su aspecto aristocrático. Siempre contestará cuando se dirijan a él y esto le convierte en un compañero perfecto para su amo, por eso no es recomendable tener un Balinés en una casa si tiene que estar solo la mayor parte del día.

El amigo fiel

El Balinés suele ser muy leal a su dueño, aunque no lo es tanto con el resto de la familia. Es una animal de un solo dueño y normalmente, pero no siempre, suele ignorar al resto de miembros de la misma. Le acompañará allá a donde vaya, correrá a su lado y retozará sobre tus piernas siempre que se lo permita. Le encanta estar donde pasan las cosas, en el lugar de los hechos, ya sea en al ventana donde curiosea discretamente, como en el baño o en el regazo de su amo. Es muy hábil en sus movimientos, lo que lo convierte en un perfecto espía.

Día a día

Necesita aire libre

Le encanta el aire libre, por eso, es mejor que viva en alguna casa con salida a una terraza o jardín aunque puede vivir perfectamente en un apartamento, siempre y cuando no pase demasiado tiempo solo... pues la soledad le hará estar especialmente triste. Este tipo de raza suele ser muy afectivo, sociable, inteligente y bueno para la convivencia en familia. A su vez es un animal muy celoso y egocéntrico, lo que hace difícil, pero no imposible, su convivencia con otros gatos. Es un escalador y trepador fenomenal. Le encanta jugar sin parar, además no hay altura que se le resista. Eso sí, a diferencia de los siameses, en pocas ocasiones se le subirá encima a menos que se lo pida. Es muy respetuoso y obediente, por eso mismo es un compañero de piso excelente.

La dieta

Por lo general el Balinés no es muy exigente con su alimentación. Basta con tratar de proporcionarle una dieta completa, en la que predominen los alimentos secos, y en el caso de que el gato no muestre demasiado entusiasmo con este tipo de comida, se puede hidratar con un poco de agua templada. Como en todos los casos, intente que siempre tenga cerca un buen recipiente con agua fresca.

La cría

Como en la mayoría de razas orientales, las madres de Balinés crían a sus hijos con mucha abnegación. El papá a menudo colabora en el cuidado y la limpieza de los cachorros e incluso juega con ellos, eso es bastante característico de esta variedad. Si dos hembras tienen gatos a la vez, ambas familias se criarán juntas como una perfecta familia unida.

Cuidados

Salud

El Balinés, como pariente del siamés, es probable que padezca de estrabismo, una alteración del nervio óptico producida por el gen CS. Y también, aunque en menos medida, se han dado casos de nistagmo, que se trata de movimientos rápidos del ojo hacia hacia los lados -lateral- o de arriba abajo -vertical-. También tienen cierta predisposición a algunas anomalías cardiovasculares congénitas, como la tetralogía de Fallot que consiste en un orificio que comunica los dos ventrículos del corazón, al glaucoma y a la atrofia progresiva de retina. Si se notara algún tipo de anomalía, debería visitar lo antes posible al veterinario para que le informara de la seriedad del problema y las posibles soluciones.

Higiene básica

Aunque el pelaje del Balinés no tiende a anudarse, es conveniente cepillarlo frecuentemente para evitar la acumulación de pelo, sobre todo en los periodos de muda -primavera y otoño-. Es conveniente administrar aceite de parafina o crema de malta, una vez al mes, para evitar la formación de tricobezoares -bolas de pelo en el aparato digestivo-. Es importante que acostumbremos al cepillo a nuestro gatito desde cachorro porque de lo contrario será difícil que acepte el cepillado con facilidad.

Productos relacionados